Translate

lunes, 30 de julio de 2012

Los dos sobrevivientes niegan que un auto los persiguiera y golpeara.

  • 'Le pido a la comunidad internacional que, por favor, se centre en sacarme de aquí', dice Carromero.
  • Modig afirma que viajó a la Isla a entregar dinero a Payá y ayudar a crear un ala juvenil del MCL. 'Desearía disculparme por haber venido a realizar actividades ilícitas', añade.

El sueco Jens Aron Modig, durante la rueda de prensa en La Habana. 30 de julio de 2012. (EFE)
Los dos políticos europeos que sobrevivieron al accidente en el que murieron el líder opositor Oswaldo Payá y el activista Harold Cepero, negaron este lunes que otro vehículo los persiguiera y golpeara.
"A nosotros no nos dio ningún vehículo por la parte trasera", dijo el conductor del auto, el español de 27 años Ángel Carromero, en un vídeo mostrado por las autoridades cubanas a la prensa, reporta la AFP.
"Simplemente yo iba conduciendo, me percaté de un bache y tomé las precauciones de cualquier automovilista que es accionar el freno levemente. El coche perdió el control, no recuerdo señales", explicó, según citó EFE.
En tanto, el sueco Jens Aron Modig, también de 27 años y presidente de la Liga Juvenil Cristianodemócrata (KDU), dijo en una comparecencia ante los periodistas organizada por el Gobierno cubano: "No tengo recuerdo que haya habido algún otro auto involucrado en este accidente".
La familia de Payá afirma que los extranjeros enviaron mensajes desde sus celulares a sus países el día del accidente, asegurando que un vehículo los había perseguido y embestido varias veces.
Modig y Carromero continúan detenidos en la Isla.
Un informe del Ministerio del Interior culpó el viernes al español del accidente. Indicó que conducía a exceso de velocidad, sin respetar las señales ni atender al control del vehículo.
Según las leyes cubanas, Carromero podría enfrentar una pena de hasta 10 años de cárcel.
"En cuanto a las noticias que me han dejado leer, le pido a la comunidad internacional que por favor se centre en sacarme de aquí y no en utilizar un accidente de tránsito, que podría haberle pasado a cualquier persona, con fines políticos", dijo Carromero, dirigente de Nuevas Generaciones del Partido Popular español.
Modig, líder de la juventud Demócrata Cristiana de Suecia, negó haber enviado mensajes desde su teléfono móvil.
"No recuerdo. Yo sencillamente estaba informando que me encontraba bien después del accidente", dijo Modig al responder una pregunta de un periodista.
"Actividades ilícitas"
Modig dijo a la prensa que viajó a la Isla para reunirse con Oswaldo Payá y miembros de la organización que lideraba, el Movimiento Cristiano Liberación, y entregarles 4.000 euros, reportó EFE.
Añadió que también tenía instrucciones de su partido para "ayudar y acompañar" al opositor si este deseaba "viajar hacia algún lugar".
El político sueco afirmó que este fue su segundo viaje a Cuba, después de uno efectuado en diciembre de 2009 en el que se reunió con periodistas "que no trabajan para el Gobierno" y a los que entregó "equipos y algún dinero".
"Tengo entendido que estas actividades no son legales en Cuba y desearía disculparme por haber venido a realizar actividades ilícitas", dijo Modig.
En uno de los vídeos mostrados a la prensa, el político sueco dijo que también tenía intención de reunirse con una hija de Payá para conversar sobre la posibilidad de crear en Cuba una organización política integrada por jóvenes.
Según dijo en su blog Iroel Sánchez, uno de los habituales voceros del régimen, antes de viajar a la Isla Modig se reunió en Georgia, Estados Unidos, con representantes del Instituto Republicano Internacional (IRI) y el Instituto Nacional Demócrata (NDI), a los que La Habana acusa de participar activamente en proyectos para derrocar al gobierno de los Castro
Al iniciarse el encuentro con los periodistas este lunes, un funcionario de la cancillería afirmó que Carromero y Modig pretendían "contactar con grupúsculos de la contrarrevolución interna en la provincia de Santiago de Cuba para proporcionarles financiamiento" y "crear una organización juvenil" del Movimiento Cristiano de Liberación.
"Esta operación estuvo organizada por el señor Modig, presidente de la KDU y miembro del Partido Demócrata Cristiano Sueco que reclama ser el equivalente del 'Tea Party' norteamericano, con la participación y apoyo del señor Ángel Carromero", señaló Gustavo Machín, director del Centro de Prensa Internacional (CPI) de La Habana, que depende del Ministerio de Relaciones Exteriores.
Los elementos mencionados por Modig y Machín podrían servir al régimen para retener al político sueco en la Isla y acusarle subversión, como ocurrió con el contratista estadounidense Alan Gross, condenado a 15 años por distribuir equipos prohibidos de comunicación.
Tanto Modig como Carromero viajaron a Cuba con visados de turista.
Las autoridades cubanas no dieron a la prensa detalles de la situación en la que se encuentran los extranjeros.

2 comentarios:

  1. Ninguno de estos dos pendejos quieren asumir su responsabilidad , negarian hasta su madre si la habana se lo pidiera por tal de salir de alli, creo que pactaron con el diablo y tendran su merecido los dejaran presos en cuba por algunos anos mas , cosa que lo de la muerte de paya se enfrie , creo que lo merecen , ahora piden clemencia para que lo saquen de alli , miren que nadie los sacara de alli estan presos en la isla de los castros , y nadie saldre a dar la cara por ustedes los europeos son tremendos alcahuetes de la dictadura y los americanso tienen allan gross abandonado asi que ustedes se jodieron bien jodidos par de sirvenguenzas

    ResponderEliminar
  2. Lamentablemente, estos dos jóvenes pensaron que enfrentarse al aparato castrista es como en las novelitas policiales. Algo parecido a las películas de guerra de John Wayne filmadas en Hollywood mientras los verdaderos combatientes se comían un cable sin siquiera quitarle el óxido.
    Ahora pagarán la novatada y la falta de sentido común.
    La única defensa efectiva que tenían a su favor era negarse a hablar si no era en presencia de un abogado y un diplomático de su país.
    Les pidieeron que "cooperaran" y, si así lo hacían, que se irían pronto para su casa porque serían condenados a poco tiempo de prision y no la cumplirian.
    Pero se han hecho reos de un delito confesado y la tiranía los usará para que todos los extranjeros sepan lo que les espera si se atreven a visitar Cuba con la intención de ayudar a los disidentes, bien sea llevándoles dinero o moviéndose con ellos por la isla.
    Ahora lo mas probable es que sean condenados a varios y largos años de prisión y que no dispongan de ninguna ayuda efectiva, pues son convictos y confesos de delitos sancionados, por un lado, en las leyes castristas y, por el otro lado, le conviene sobremanera a la tiranía mantenerlos tras la reja por lo antes expuesto y para garantizar que la única versión válida, sobre este trágico suceso, sea la versión oficial.
    No le auguro ni siquiera una tranquila estadía en "el tanque".
    De todo corazón, les deseo suerte.
    Simón José Martí Bolívar.

    ResponderEliminar