Translate

Cargando...

sábado, 14 de febrero de 2015

domingo, 8 de febrero de 2015

Una breve historia de amor




Aquella mañana Jacinta se levantó distinta. Se miró al espejo y sintió pena por ella misma. Se sentía cansada, vieja. No quería salir de su cuarto; necesitaba estar sola. Trataba de aferrarse a la idea de que esta vez Dios escucharía sus ruegos, y no la dejaría desamparada a su suerte.
La noticia había recorrido todos los caminos para colarse en su casa bien temprano en la mañana. Detrás de la puerta de su habitación, escondida de todos, pero alerta, como siempre, pudo escuchar los gritos desesperados, confundidos en la algarabía matinal. Nadie se preocupó por avisarle. Para "los otros", ella era algo irreal, inexistente. Era la sombra que se desliza por la vieja casa sin que nadie la vea.
Nadie sabía de sus secretos en las largas noches de luna, de sus miedos, de sus recuerdos... 
Recuerdos buenos y malos que llenaban su vida y tenían el poder de cambiarle la expresión de su rostro, de su cuerpo, de sus manos y hasta de sus pasos al caminar cerca de las paredes o de los árboles del patio.

El recuerdo de José muchas veces iluminaba su cara volviéndola niña... Con él se "sentaba" en el patio, buscando la sombra, debajo de la mata de mango, y de su mano se dejaba llevar por los hilos del tiempo...Su corazón latía con la misma intensidad de antaño, como si reviviera al recuerdo de la plenitud de sus quince años cuando se entregaba libremente al amor.
José era lo más hermoso que le había sucedido en la vida. Se enamoró de él desde muy pequeña. Era su héroe, su estrella, el galán de su novela adolescente. Juntos iban a la escuela, compartían los mismos amigos, los mismos libros de versos y las mismas canciones. Sus recuerdos se remontaban a las tardes de mayo, cuando apenas eran dos niños traviesos jugando, cómplices autores de locas travesuras, en el patio de la abuela. Allí pasaban horas persiguiendo mariposas, tomeguines, lagartijas, hormigas y hasta a los perros del barrio que, extraviados o por equivocación, cruzaban la verja abierta por el descuido de los mayores. 

Lo mejor de aquellos encuentros infantiles sucedía al anochecer, cuando casi todo estaba en penumbras y la luna no alumbraba las matas de mangos ni de aguacates, ni siquiera uno de sus rayos alcanzaba al alto mamoncillo. Los cocuyos, asustados, huían para no caer en las manos de aquellos niños traviesos. Conocían muy bien aquellas extrañas diversiones en las que terminaban enterrados en las pequeñas montañas fabricadas con aquellas manitas arrogantes, siempre afanadas en construir “una ciudad” en una “montaña” hecha con la tierra recogida debajo del cocotero. Ciudad a la que ellos, los cocuyos, a medio enterrar, debían alumbrar hasta altas horas de la noche. Aquellas fiestas de verano en las noches sin luna, también eran terribles para las pobres luciérnagas que quedaban atrapadas entre las piedrecillas a las que le trasmitían sus destellos...

Los años de la infancia volaron como lo hacen las aves cuando emprenden el largo viaje sin retorno al nido que las vio salir del cascarón. Jacinta y José, como todos, también crecieron. 

Entre estudios, dichas, alegrías, travesuras y fiestas un día los sorprendió la adolescencia y comenzaron a sentir una fuerza interior que los llevaba a buscar los momentos propicios y los lugares más apartados, donde no llegaran las miradas indiscretas de los chismosos del barrio.

Jacinta recordaba las siluetas de ambos abrazadas, tratando de alcanzar lo inaccesible; el lugar perfecto donde no llegan los miedos impuestos por las costumbres y creencias de los viejos. Sola, a la sombra de los árboles del patio, día a día revivía su infancia... Las imágenes desfilaban recurrentes, en armonía, coherentes.

Entre suspiros y alguna que otra lágrima, se "repetían" aquellos días en el bosque, en que, entre mimos, canciones, juegos y retozos, terminaban haciendo el amor sobre las flores silvestres del monte. Las aguas del río, las nubes, el cielo y alguna que otra paloma torcaza que por allí pasaba, fueron los únicos testigos de sus impulsos y de sus hormonas revueltas, pero ninguno de ellos podría decir de qué manera aquellos adolescentes comprometían sus vidas al compartir las divinas experiencias del primer amor que sentían y disfrutaban a sus anchas.

Cuando aquello su familia no sabía todavía por qué a ella le gustaba perderse con su bicicleta calle abajo camino del embarcadero. Todas las tardes de aquel verano inolvidable, cuando sus padres estaban ocupados en otras cosas, José la esperaba y juntos rodaban por las calles del puerto hasta perderse tras los árboles del monte, lejos de los caseríos de la zona. 

 Juntos habían descubierto los parajes del río debajo de las grandes arboledas; los campos de flores silvestres, las piedras y la quietud del atardecer en esa zona no visitada por nadie gracias a las creencias y tradiciones del pueblo. Pueblo supersticioso que creía las historias trasmitidas de generación en generación, inherentes a la idiosincrasia de  la comunidad.

La leyenda se remontaba a muchos años atrás, tan remotos que nadie podía precisar la fecha exacta de lo que por allí ocurrió. Todos hablaban de lo mismo cada vez que había una oportunidad para ello. Decían que "de las ramas del viejo algarrobo se había ahorcado el Indio Julián una noche de lluvia cuando descubrió que su esposa se había ido con el otro..."
Los vecinos decían que "ese monte estaba embrujado con el ánima del indio vagando en pena por los alrededores, y que sus gemidos lastimeros se escuchaban más allá de la loma. Que en las noches de lluvia o en los días de mucho sol, a cualquier hora, incluso en las hermosas mañanas, podía escucharse el lamento de su alma atormentada por los crueles castigos del infierno. Castigos que el indio tenía muy bien merecidos por haberse privado de lo que Dios le dio: ¡La vida! El indio Julián, actuando ciego y sordo por el dolor de la doble traición, se olvidó por completo que la vida es lo más sagrado que nos entregan al nacer y que debemos cuidarla por encima de todo y protegerla como el más preciado de todos los tesoros.
Julián, pobre indio enamorado, no supo escoger, no supo cuidar su vida y fue débil entregándole su alma al demonio al colgarse de un palo del monte. No merece perdón de Dios quien atenta contra su vida . Es débil quien no sabe enfrentar con valentía las ingratitudes que la vida nos presenta como pruebas. Julian fue un cobarde; se quitó la vida porque su morena se fue con un indio mal nacido que no supo respetar la amistad y la hospitalidad que él le ofreció cuando lo trajo a vivir a su casa el día que lo encontró herido, casi muerto a la orilla del río. Ese indio, del que nadie recordaba el nombre, cuando él lo recogió tenía quemado todo el pecho y andaba con el corazón destrozado porque un rayo acabó con su casa, matando a su esposa y a sus dos hijitos. Julián, buen cristiano, lleno de generosidad, se apiadó de él, lo recogió , le brindó alimentos y lo acogió como a un hermano por largo tiempo en su propia casa, permitiendo que Zulema, su esposa, lo cuidara con esmero todo el tiempo que estuvo enfermo...

Como todos los adolescentes Jacinta y José no creían en esos cuentos escuchados hasta el cansancio desde que tenían uso de razón. Se reían de los viejos y cada tarde se aprovechaban de los mitos y prohibiciones, para divertirse ampliamente sin pensar en los indios...ni en los rumores, ni en las maldiciones que la india María había sembrado al pie del algarrobo la tarde aquella en que vino, acompañada por los vecinos del lugar, a recoger el cuerpo de su hijo Julián, totalmente descompuesto por el calor y casi despedazado por los picazos de las aves de rapiña que merodeaban por el lugar.

Jacinta y José nunca se preocuparon por saber cuándo y cómo sucedieron los hechos que los viejos contaban, con lujos de detalles, sobre "los algarrobos, las muñecas de trapos, las ceibas marcadas y las tantas historias de jóvenes que no obedecieron las órdenes de los padres ni escucharon los consejos de los viejos y al final terminaron atrapados por el alma del indio y junto a ella ahora se pasean como malos espíritus en pena condenados a vagar por la zona. 

Los viejos ponían un énfasis especial cuando aseguraban que ya había un coro de almas dolientes, dueñas de aquellos parajes cautivadores por su belleza, como todas las cosas que el innombrable pone ante nuestra vista para seducirnos, y bien que les advertían a la muchachada del barrio que los escuchaba embobecida, que el que se dejara llevar por las falsas apariencias de la armonía y la quietud del lugar, caería en las redes de los malos espíritus y terminarían como ellos condenados en las llamas del infierno"

Jacinta y José, intrépidos como todos los jóvenes de su edad, saludables y  con las hormonas bien revueltas, solamente deseaban estar juntos, sin testigos inoportunos, la mayor parte del tiempo posible. Pasaron meses, desde la primavera, correteando por las orillas del río, debajo de los algarrobos, cerca de las ceibas, sobre las flores silvestres, sin que nadie los viera y sin temor a ser sorprendidos por los indiscretos buscadores de noticias aplastadoras. Ellos se dejaban arrastrar por los instintos y por esas fuerzas internas propias de la adolescencia que nos dominan llevándonos a incursionar en todas direcciones en busca de lo nuevo, sedientos de dichas y de placeres hasta entonces desconocidos.

Cada tarde los jóvenes enamorados llegaban más lejos y más cerca en sus juegos. Un día descubrieron "la gran maravilla", seductora y divina, que significa la entrega total. Ocurrió espontáneamente, sin premeditación ni maldad, por instinto y por amor, fundieron sus cuerpos y sus corazones tierna y apasionadamente. Ambos conocieron ese día los placeres que brinda el sexo por amor. Desenfrenados y enamorados se convirtieron en esclavos de aquel sentimiento que les regalaba la imperiosa necesidad vital de estar juntos todo el tiempo. Fue como un vicio compartido con alegría, sin culpas ni miedos. Fueron meses de total felicidad, de crecimiento espiritual interior.

Vivían consumidos por la fiebre del amor y la ansiedad que éste genera. Apenas dormían en las noches devorados por el deseo de volver a estar juntos a la orilla del río. En sus ojos la ansiedad, el enamoramiento, el deseo y las hormonas, pusieron un brillo, un sello especial, pero los tontos que los rodeaban no se percataron de eso. No es raro, casi siempre las cosas hermosas no son captadas por quienes debieran hacerlo. Son como los mensajes divinos que se pierden por falta de fe. Para Jacinta y José el hecho de que los demás no se percataran de su felicidad, no era un problema. Cómplices de la dicha de estar juntos en aquellos parajes solitarios, se sentían muy seguros. 

Una noche, ya bien entrado el otoño, los despertó el alboroto de la vecindad. Después de haber hecho el amor por largas horas, extenuados, sin darse cuenta, se habían quedado dormidos. Desde lejos, y cada vez más cerca, se escuchaban los ruidos y los gritos de los vecinos que, organizados en brigadas, andaban buscándolos, totalmente desorientados y angustiados por el terror que les inspiraba aquel lugar, los llamaban por sus nombres:

_ ¡ Jacintaaaaaaaaaaa! .... 
  Josééééééééééééééééé!

Algunos caminaban rezando, con una cruz en la mano y en la otra una gran vela o un farol, otros iban gritando los nombres de los perdidos a la vez que avanzaban por la vereda repartiendo golpes con un palo a diestra y siniestra, mientras los más austeros se dedicaban a tirar piedras por doquier para ahuyentar los malos espíritus...

La vieja Pancha les había dicho a todos en el barrio que ella vio a la pareja entrar al bosque temprano y que no se había preocupado de avisarles antes porque todas las tardes los veía pasar y regresar sin ningún problema, además de que, como siempre, les había advertido, cuando la saludaron, que no se adentraran en el monte, que huyeran de los algarrobos, de las ceibas, de los pitirres y de las flores. Como no los vio regresar y ya era tan tarde, -pasaban las ocho -, decidió avisarles a todos porque se asustó al ver que caía la noche.

Pancha lloraba desesperada mientras se pasaba la mano por la cabeza. Se sentía responsable porque su casa estaba ubicada en las afueras del pueblo, casi a la entrada del sendero que conduce a esa parte del río, y ella, como persona mayor, debía estar al tanto de los muchachos del barrio por si alguno se escapaba y se colaba por esos lugares malditos. Pancha tenía miedo. Temblaba de pensar que algo malo les hubiera sucedido. Al hablar, a la anciana le temblaban las manos. Un fuerte escalofrío recorría toda su columna vertebral....

Al cabo de los años Jacinta todavía recordaba aquella noche que cambió su vida para siempre. Recordaba aquella fatídica madrugada que la sorprendió pensando por primera vez, en el indio Julián y en todas las cosas que se decían de aquel lugar. Fue también la primera vez que tuvo miedo de los augurios, de las amenazas, de las almas en penas, de las murmuraciones y de las reacciones de sus padres...

Pero este día de hoy, es diferente. Diferente, aunque seguía atada...
Quería huir del pasado. Jacinta se negaba a recordar, no deseaba salir al patio a caminar por las rutas de lo tantas veces transitado...

Paró de dar vueltas por la estrecha habitación. Se dejó caer en la cama. En contra de su voluntad, una angustia solidaria la llevó de nuevo a los inicios. Otra vez vivía los sinsabores de aquel día en que amaneció cargada de miedos. Recordó las veces que le lloró y le imploró a su madre para que le quitaran el castigo, para que no la enviaran a casa de su tía Susana. 

Su madre se negaba pensando que ella suplicaba porque no quería alejarse de José. La familia reunida la noche anterior había acordado mandarla para la casa de los tíos , bien lejos del lugar, en otra provincia, en una ciudad donde no hay ríos, ni montes, ni flores seductoras, ni jóvenes atrevidos como ese chiquillo irresponsable, que no levanta una cuarta y ya anda buscando problemas de hombres...

Por más que Jacinta lloraba, su madre no la escuchaba. La muchacha no tenía valor para explicarle que el problema mayor no era la separación de José, en aquel entonces estaba segura que él la buscaría donde quiera que ella estuviera. El problema no era su novio, sino el viejo Gregorio. Sentía miedo de su tío. El la miraba de una forma que le sacaba los colores a la cara. Sabía que detrás de aquellos ojos arrugados y brillantes se escondía un deseo reprimido. Lo intuía cada vez que lo sentía cerca, con su respiración entrecortada y su mirada perdida en sus senos adolescentes. Cuando sus manos frías y babosas la tocaban, o cuando apretándola contra el pecho la besaba por la fuerza, ella sentía una sensación desagradable, semejante a la que se siente cuando tocamos uno de esos sapos feos, verdosos y húmedos que nos parecen pequeños monstruos salidos de un pantano cercano.

La familia, nunca supo de sus angustias en casa de la tía Susana. Tampoco sabía de sus lágrimas amargas detrás de una ventana, ni de sus días cargados de ansiedad suplicándole a Dios para que ayudara a su tío a encontrar una amante que le calmara su salvaje y asqueroso apetito sexual.

Siempre tuvo miedo de decirle a sus padres el infierno que estaba viviendo en aquella casa lejana, llena de perros y gatos ladrando y maullando a una luna que nunca pasaba, mientras la tía dormía plácidamente, abrazada a su almohada, disfrutando el sueño profundo que producen las pastillas para dormir cuando se mezclan con el te de tila, naranja, manzanilla y menta que el tío Gregorio todas las noches, como un ritual, le servía a la esposa, con la mejor sonrisa dibujada en su cara y que ella, la tía Susana, muy agradecida, inocentemente, consideraba ese gesto como un profundo y delicado acto amoroso de su querido esposo, quien, preocupado por su salud, la ayudaba a combatir sus largos insomnios ofreciéndole aquel te de maravillas...

No. Nadie sospechaba de sus noches de sufrimientos y de sus miedos de niña ultrajada, injustamente castigada por quienes debieron protegerla. Estaba segura de que los viejos del barrio se equivocaban con sus augurios y que por eso sus advertencias son en vano. El infierno, al menos el suyo, no estaba en el bosque ni en los algarrobos, ni en el río, ni en las flores, ni tampoco era cierto que el alma del indio solamente vagaba por aquellos lugares... No, nada de lo que le dijeron los viejos del barrio era cierto. Estaba segura que de que los vecinos se equivocaban en sus relatos al decir que los condenados se quedaban en las márgenes del río o en los montes...

Ella había sentido al indio Julian y a todo su séquito de almas en penas durante todo el tiempo que vivió en aquella maldita casa. Los sentía cada noche cuando escuchaba los pasos de su tío Gregorio subiendo las escaleras después de dejar a la tía Susana dormida en el cuarto matrimonial ubicado en la planta baja.

Por aquellas horas de inocentes entregas amorosas a José cayó sobre ella la pena, la deshonra de la familia y los castigos...Tres años de castigos nocturnos por haber tenido la osadía de entregar su cuerpo virgen al amor de su vida. Fueron tres largos años viviendo la condena de sentirse abusada, despreciada, mancillada, constantemente violada. 

Tres años en los que cada noche debía soportar aquel monstruo que no respetaba ni los días de recogimiento natural. Ni los dolores de ella, ni los flujos sanguíneos lo detenían; al contrario, parecía que en días como esos disfrutaba más, se volvía más fiero, más salvaje, buscándola a todas horas, sin importarle si la tía dormía o no. 

Aquel sapo verde se pegaba a su cuerpo en contra de su voluntad, venciéndola por la fuerza tras  largos forcejeos, para penetrarla, hiriéndola, marcándola cruelmente con sus zarpazos de macho alborotado. 

Cuando quedaba libre del morboso, ya en la ducha, debajo del agua por horas, Jacinta no podía evitar las nauseas, los mareos y los vómitos. Al recordar la crónica halitosis del viejo y la baba que le dejaba por todas partes, la muchacha se alteraba, temblando de pies a cabeza y hasta se le salía el orine, sin poder contenerse por mucho que tratara de evitarlo.

Tres años viviendo en aquella casona y no fueron suficientes para liberarla del infierno.Un día se miró al espejo: estaba mustia, como una rosa arrancada antes de tiempo: marchita en su capullo. Estaba débil. Dejó de forcejear, abandonándose a los caprichos del viejo, tratando de pensar en otra cosa mientras él la poseía. Esa noche descubrió que, si no ofrecía resistencias, el calvario de tenerlo sobre ella duraba menos tiempo, aunque adolorida y sintiéndose sucia a todas horas, comenzó a percibir que por lo menos su mayor agonía comenzaba a disminuir.

Cuando ya nada quedaba de su cuerpo de niña, cuando las ojeras se apoderaron de todo su rostro, cuando su piel andaba tan pegada a sus huesos que daba lástima mirarla y cuando ya no servía ni para lavar los trastos de la cocina, su tía reparó en ella y decidió llamar a su hermana para que viniera a buscarla por temor a que su "adorada "sobrinita se muriera allí, de tanta pena por el amor que había dejado en el pueblo. Ya la "niña" tenía 18 años y era el momento preciso para que ellos, sus padres, decidieran si le permitían o no que José la visitara."

Jacinta regresó a su casa convertida en una sombra. Tenía 18 años y era toda una desgraciada silueta de  mujer enloquecida y triste vagando por los rincones. 

Sus tíos se mostraban  satisfechos como si en realidad hubieran cumplido con el sagrado deber de proteger a la muchacha de las maledicencias del vecindario. Hipocresía total. Para ese entonces  ya los vecinos se habían olvidado de la tragedia, quizás hasta habían perdonado o tal vez comprendido mejor los descalabros de la chiquilla que, sin haberse casado, se entregó a un desconocido mocoso, a un don nadie, mancillando la honra y el buen nombre de toda la familia.

Otra vez Jacinta se levantó de la cama dispuesta a todo. Se miró al espejo y se preguntó si valía la pena fingir un dolor que no sentía, si valía o no la pena acudir a la capilla donde estaba toda la familia reunida llorando sin consuelo.

Habían pasado trece años. Durante todo ese tiempo, ella era el fantasma que recorría las habitaciones de la vieja casa, matando el tiempo mientras hacía los cotidianos quehaceres domésticos para ayudar a su madre, quien se decía muy enferma por los achaques propios de la edad, reclamando descanso para el cuerpo y para el espíritu. 

Al terminar las faenas del día, casi siempre en horas de la tarde, cuando sus padres dormían la siesta, Jacinta se iba al patio a sentarse a caminar en el tiempo, rodeada por las gallinas, los conejos, los gansos y las matas de rosas; embriagada muchas veces por la brisa o por el olor de los mangos maduros o de los naranjos en flor, se dejaba llevar por los hilos que tejen los recuerdos... Lentamente su mente luchaba por liberarse para siempre.

Jacinta, refugiada en la costumbre de inventarse historias peregrinas para combatir sus miedos en las noches, habitaba otros planetas . Cerraba la puerta de su cuarto con tres cerrojos y al menor ruido su cuerpo se tensaba en acecho, buscando en la oscuridad de su habitación los monstruos que llegaban a montones a saciarse en sus carnes famélicas, desnudas de cobijas y de caricias. Eran pesadillas que la atormentaban y no la dejaban dormir. Era el sapo verde que siempre estaba allí, persiguiéndola, atormentándola, buscándola como un salvaje en celo, forcejeando con ella irresistiblemente para violarla una vez más.

Muchas veces quiso huir de sí misma, inventándose otro nombre, otra personalidad, otra historia...Riendo a carcajadas trataba de ahuyentar a los monstruos que la acechaban a todas horas. 

Otras veces, mientras peinaba su larga cabellera, tarareaba una canción de cuna y hablaba con la almohada transformada en el niño, fruto de sus amores con aquel joven apuesto que una vez la amó y le bajó la luna y las estrellas del cielo para que ella se construyera la mágica carroza que la llevaría por el mundo protegida, bañada con los rayos de las luces siderales.

No obstante, por más que se esmeraba en creerse otra, siempre venían los malos pensamientos trayéndole de vueltas los monstruos y los sapos verdes y los te de tilo, naranja, manzanilla y menta y los paquetes de pastilla sobre la mesita de noche y los ruidos en la escalera, todo eso a veces se mezclaba con la imagen de la tía rendida en la hamaca del patio en las tardes de estío, rodeada de gatos y los perros aullando en el granero donde tantas veces su pudor de niña quedó destrozado por la desmesurada libido de su tío, quien le mostraba sus partes privadas exaltadas, desnudas a plena luz del día, mientras se acercaba para decirle al oído que lo esperara por la noche y le tomaba la mano obligándola a tocarle aquella cosa fea que parecía sacada de un libro de horror, como una larga y gorda morcilla cubierta de pellejos blancos y apestosos que de solo verla le daban deseos de vomitar.

 Cada vez que esos olores y esas imágenes llegaban así, de improviso sacándola de su mundo mágico, un alarido se escapaba de sus labios. Trataba, a través de ese grito, huir de esas visiones, se tapaba la nariz y corría para el baño a vomitar, cuidando de no ensuciar las paredes y el piso que con tanto esmero limpiaba cada día, como todas las cosas de la casa. 

Sucio. Todo estaba sucio para ella. A pesar de sus esfuerzos y sus constantes tiraderas de aguas olorosas por todos los rincones, estaba segura de que algo fallaba, porque mientras más limpiaba, y más se bañaba, más sucia se sentía y todo alrededor de ella le parecía necesitado de una limpieza más profunda. En días así, a cualquier hora, impetuosamente, tiraba agua por todas partes; agua con detergente, jabón y colonia de violeta, agua que llegaba también a las cortinas, a los adornos, a las lámparas y a los cuadros colgados en las paredes, los cuales, de tanta limpieza ya habían perdido todos los colores.

Esta mañana, Jacinta se comportaba diferente: estaba calmada, actuaba fríamente, estudiando cada movimiento, cada gesto...Iba de la cama al espejo y del espejo a la cama, debatiéndose entre el ir o no ir, calculando los pro y los contra entre el deber familiar y el deber personal, entre "el qué dirá mamá, qué dirá papá, qué diran las hermanas, qué dirán las tías, que dirá el Santo Padre que dará la misa, qué dirá la tía Susana, ...y qué realmente debo hacer"

Al fin tomó una decisión. Se bañó otra vez. Se vistió con sus mejores galas: su suave y "elegante" vestido de terciopelo rojo y sus zapatos de charol; se puso un poco de colores en el rostro. Luego de acicalarse como nunca antes , salió directo para la capilla de la vieja Iglesia del pueblo donde estaba tendido el ilustre muerto.

Allí estaba toda la familia reunida, conmovida y triste llorando sin consuelo. Nadie se explicaba qué había pasado, si solo hacía dos días el ahora difunto, parecía tan alegre, tan optimista... Había estado en la casa por largas horas, como siempre hacía cada vez que venían al pueblo de vacaciones, en aquellos meses de verano que les daba por descansar en el rancho de la finca de los abuelos. Esta vez andaba sin prisas y estuvo en el patio con Jacinta mirando las rosas y celebrando el buen tiempo, con sus bromas de siempre.. Nadie entendía por qué ahora estaba ahí tendido, si lucía tan rozagante y fuerte como todo un hombre saludable, como el guajiro campechano que siempre fue aunque viviera en la ciudad, en su casona de grandes patios coloniales donde los animales andaban a gusto.

_¡Pobre Don Gregorio! y otra vez al decir o escuchar esta frase todas las mujeres de la familia, llorando al unísono, se acercaban para abrazar a la desconsolada viuda. Mientras los hombres salían al portal a fumar sus largos tabacos o sus cigarrillos para matar el tiempo esperando por la misa. 

El forense que le hizo la autopsia buscando las razones de esa muerte repentina, todavía no tenía los resultados de los exámenes. Según lo establecido, tendrían que esperar por lo menos un mes para saber la verdad de lo ocurrido al viejo.
Al llegar, Jacinta se detuvo unos minutos en la puerta de la capilla. En silencio los observó a todos por unos minutos. Luego, con pasos firmes y decididos se acercó al féretro. Se inclinó un poco para mirar al muerto. Lucía elegante. Lo habían bañado, maquillado; hasta le habían quitado la peste... Parecía todo un gran señor: noble, indefenso, delicado en su palidez mortal... Siguió observándolo por un tiempo prolongado sin decir ni una palabra, mientras los presentes la miraban con la respiración en vilo, entrecortada, por temor a lo que pudiera pasarle a la supuestamente muy dolida sobrina preferida de Don Gregorio...

De pronto, inesperadamente, sorprendiendo a todos, la muchacha comenzó a reírse a carcajadas, su risa descompuesta, altisonante se elevaba por los aires..
Toda la familia se asustó al verla tan loca, tan  “alegre". Su madre se le acercó tratando de abrazarla, pero Jacinta la detuvo, apartándola bruscamente de su lado, mirándola por primera vez en toda su vida, con los ojos llenos de rabia. Era la mirada de un fiera fuera de control. 

Luego, ya dueña de la situación, la joven se volteó para que todos pudieran verle la cara,. Les mostró sus manos abiertas, con los brazos extendidos. Las volteaba una y otra vez para que pudieran verlas, quería que se convencieran de que habían estado muy sucias. Terriblemente sucias las sintió durante más de quince años. Tan sucias que toda el agua del mundo no le alcanzaba para limpiarlas...

Alzando la voz para que todos y en todas partes la oyeran, sarcásticamente y soltando largas carcajadas entre palabras, les dijo:
“_ ¡Ahí lo tienen! ... Ja ja ja ja ja ja ... ¡Mírenlo bien!... Ja ja ja ja ja.... Pero ¡No busquen otro culpable! ... Ja ja ja ja... ¡He sido yo!... Ja ja ja ja ja, "
Después de un breve silencio, con voz calmada continuó:
_ Con estas sucias manos que pronto estarán muy limpias, le preparé el café, ¡su café!... Esta vez no me temblaron .¡ Al fin pude echarle los polvos que guardé por tantos años!
 ¡El arsénico lo mezclé con su café el último día que vino a visitarme!

Esperanza E. Serrano

Fort Myers, Fl, 2008
Nota>
la primera versión de este relato fue publicada en el 2009 en la revista digital Vancuba en su pagina web

jueves, 5 de febrero de 2015

Cuba cancela visita de congresistas de EEUU a la isla


 Nancy Pelosi & Jeff Flake

Por Redacción CaféFuerte
El gobierno cubano canceló la visita que congresistas estadounidenses planeaban realizar este mes a la isla como parte de los contactos bilaterales en favor de la nueva política anunciada por el presidente Obama.
Entre los legisladores alistados para viajar a Cuba en las próximas semanas figuraban la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el senador republicano Jeff Flake, un ferviente partidario de normalizar las relaciones con el gobierno de Raúl Castro, de acuerdo con un reporte de Associated Press (AP) que cita a funcionarios estadounidenses.
Según la información, los viajes de los congresistas fueron pospuestos hasta al menos mediados de abril. Obama y Raúl Castro deben encontrarse a mediados de abril en Panamá durante la Cumbre de las Américas a la que ambos han confirmado ya su asistencia.
La decisión da un portazo a la apertura de los intercambios con personalidad políticas estadounidenses en Cuba y levanta dudas sobre la voluntad del régimen de Raúl Castro para consolidar una relación de puertas abiertas con su antiguo adversario.
Congresistas amistosos
El Departamento de Estado no respondió de inmediato una solicitud de CaféFuerte para comentar sobre el asunto.
La negativa se produce en momentos en que transcuren sendas audiencias en el Senado y la Cámara para discutir el impacto de la nueva política de la Casa Blanca sobre la sociedad civil y los derechos humanos en la isla.
Flake ha viajado antes en varias ocasiones a La Habana y estuvo activamente involucrado en las gestiones para la liberación den contratista estadounidense Alan Gross, condenado a 15 años de cárcel y liberado el pasado 17 de diciembre.
Una delegación de influyentes senadores y representantes estadounidenses, encabezada por Patrick Leahy, demócrata de Vermont, estuvo en Cuba a finales del pasado mes, días antes del comienzo de las conversaciones diplomáticas entre ambos países, el 21 de enero.
La pasada semana, Leahy y Flake presentaron en el Senado un proyecto legislativo bipartidista  para liberarizar los viajes de ciudadanos estadounidenses a Cuba, la primera piedra para iniciar el desmontaje del embargo.
Una nueva ronda de conversaciones bilarterales debe efectuarse probablemente la semana entrante en Washington DC, según el calendario acordado en la primera cita en La Habana.

miércoles, 4 de febrero de 2015

Congresistas critican acuerdo con Cuba sin concesiones de La Habana

 

La audiencia titulada "Cuba: Evaluación de los cambios repentinos de la Administración" dejó ver el descontento de muchos representantes y su preocupación por el futuro de las relaciones con la isla.
Republicanos ponen bajo la lupa nueva política hacia Cuba
"Las iniciativas del Presidente esperan y están diseñadas para promover cambios que apoyen los Derechos Humanos universales y las libertades fundamentales de todos los cubanos, así como cambios que promuevan nuestros intereses nacionales".
Martinoticias.com
La audiencia titulada " Cuba: Evaluación de los cambios repentinos de la Administración" citada este miércoles en el Subcomité de Asuntos del Hemisferio Occidental de la Cámara de Representantes de Estados Unidos  contó con el testimonio de funcionarios del Departamento de Estado, de Comercio y del Tesoro de Estados Unidos.
El debate reflejó la profunda preocupación de una mayoría de los congresistas participantes por la forma secreta en la que se negoció, al margen del Congreso y el Departamento de Estado, la nueva política; el haber cedido a La Habana demasiado a cambio de muy poco; y las consecuencias de los cambios en la política estadounidense, especialmente en cuanto a la mejoría de los Derechos Humanos en la isla y la mayor inyección de dólares para el régimen castrista.
A favor de la decisión de la administración Obama de cambiar la estrategia para Cuba se manifestaron definidamente cinco legisladores: Ted Poe (Texas), Karen Bass, (California), Gregory Meeks (New York),  Alan Lowenthal (California) y Mo Brooks (Alabama). Ellos coincidieron en que la política anterior de aislamiento no funcionó para precipitar cambios en Cuba.
Más de una docena de congresistas de ambos partidos expresaron entretanto su disgusto porque las negociaciones se hubieran hecho secretamente y sin exigir ninguna concesión del Gobierno cubano, antes bien, cediendo las cartas que Estados Unidos tenía para negociar.
El debate fue convocado por el presidente del Comité de Asuntos Exteriores, el republicano por California Ed Royce.
La congresista republicana por la Florida Ileana Ros-Lehtinen fue una de las voces más críticas durante la audiencia. Detalló una serie de hechos ocurridos mientras el Gobierno de Obama negociaba con el régimen de los Castro. Entre ellos, la captura en julio de 2013 del buque norcoreano que llevaba escondido armamento cubano en sus bodegas, los repetidos arrestos de varios activistas cubanos, la reapertura de la base de Lourdes y la presencia del barco espía ruso en Cuba.
El representante por Nueva York Elliot Engel celebró la liberación de Alan Gross y las medidas de Obama, pero consideró que la diplomacia no puede ser asunto de una sola vía, sino de toma y daca. Llamó la atención sobre que la política de Estados Unidos hacia Cuba debía ser más abarcadora hasta conseguir elecciones libres, prensa libre, liberación de los presos políticos y que termine el acoso a los disidentes. Explicó que el Presidente tiene la autoridad para restablecer las embajadas pero el Congreso tiene la autoridad de eliminar el embargo y normalizar las relaciones enfatizando que antes debe haber una apertura en Cuba.
Jeff Duncan, de Carolina del Sur, criticó severamente lo que considera "falta de transparencia del Presidente" al negociar con Cuba.
De igual manera el representante por Nueva Jersey Albio Sires, dejó saber su decepción por las nuevas medidas que no exigen al Gobierno cubano nada a cambio, pues a su juicio lo que Estados Unidos está negociando no conduce a nada, sino que más bien alivia a los dictadores de la presión económica. Opinó que la nueva política debió servir para que el Gobierno estadounidense presionara a un Gobierno que está comportándose de manera "brutal".
El presidente del Comité de Asuntos Exteriores, el republicano Ed Royce, inquirió si el tema de los Derechos Humanos había sido un asunto a considerar para iniciar la normalización. Se preguntó cómo es posible que los cambios aseguren una mejoría para los cubanos si no ha habido señal de que el Gobierno cubano quiera ceder.
Roberta Jacobson, secretaria de Estado adjunta para el Hemisferio Occidental, quien presidió las recientes conversaciones bilaterales en La Habana, explicó en reiteradas ocasiones que se trata de construir un canal directo de comunicación, que los intereses y valores de Estados Unidos estarán mejor representados con una embajada, que en muchos países es considerada como algo irritante.
Jacobson insistió en que el cierre de la Base de Guantánamo no está sobre la mesa de la negociaciones y que en este primer paso solo se discute el proceso de normalización de las relaciones entre ambos países.
Royce indagó si la Oficina de Transmisiones a Cuba, a cargo de las operaciones de Radio y TV Martí había sido parte de las discusiones, puesto que el cierre de esta oficina fue una de las demandas en el discurso de Raúl Castro en la CELAC. Opinó que las transmisiones estadounidenses a la isla son vitales mientras no se permita la libre operación de medios independientes en la isla.
La Secretaria de Estado Adjunta respondió que se trata de un asunto que la parte cubana ha presentado siempre en su lista de impedimentos que obstaculizan para mejorar las relaciones, pero que no hay planes para eliminar las transmisiones a Cuba.  
Jacobson explicó ampliamente que están al tanto de la situación de los Derechos Humanos en Cuba, el modelo reciente de las detenciones breves, y dijo que esto debe acabar. Aseguró que muchos países de la región, a partir del anuncio de la nueva política de Obama hacia Cuba, han mostrado su voluntad de cooperar para interceder ante el Gobierno cubano a fin de mejorar la situación de los Derechos Humanos en la isla.
Habló específicamente de su gestión con las autoridades panameñas para asegurar la participación de activistas de la sociedad civil cubana en la próxima Cumbre de las Américas, en la que también participará por primera vez el Gobierno cubano. En cumbres anteriores los representantes de las sociedades civiles habían estado representados a través de organizaciones no gubernamentales adscritas a la Organización de Estados Americanos (OEA), ahora, ya esto no es un requisito, de manera que los activistas cubanoas podrán estar en el encuentro.
La preocupación de que la Administración Obama negocie con un Gobierno que da refugio a los prófugos de la justicia estadounidense fue expresada por varios representantes, que hablaron específicamente de Joanne Chesimard, una de los diez terroristas más buscados por el FBI, y de los emigrados cubanos que huyen a Cuba luego de cometer fraudes al Medicare, robos y otros actos criminales.
Especialmente el representante del Sur de la Florida Ted Deutch, mencionó una investigación del diario floridano Sun-Sentinel sobre la facilidad con la que los delincuentes de origen cubano cometen fechorías en Estados Unidos y logran escapar a Cuba, e indagó sobre si estos casos y su posible extradición había sido un tema en las conversaciones encabezadas por Jacobson en La Habana.
La Secretaria de Estado Adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental reveló que la devolución de Chesimard y otros fugitivos ha estado presente en muchas de las negociaciones con Cuba, incluso en los primeros diálogos migratorios, y que jamás han recibido una respuesta positiva de parte del Gobierno cubano, pero que se trata de una tema crítico en las relaciones bilaterales y que es parte de lo que quieren solucionar.
Otro tema recurrente en el debate fue la preocupación de que las nuevas medidas beneficien en última instancia al Gobierno de Raúl Castro, puesto que aunque están destinadas a fortalecer al cubano común, a la sociedad civil y al pequeño sector privado, podrían acabar en manos de instituciones estatales. Lo mismo, en el caso de los viajeros, cuyo dinero terminaría engrosando las arcas de las empresas turísticas cubanas, regentadas por el estamento militar.
Algunos representantes estuvieron más interesados por clarificar las medidas y regulaciones para incrementar el comercio con Cuba, entre ellos Ted Poe y Randy Weber, de Texas, y Karen Bass, de California.
Jacobson declaró que hay temas que irán apareciendo en el transcurso de las conversaciones futuras como la entrada de Cuba a organizaciones financieras internacionales, pero que ahora no está en la agenda. Cree ella que, en un futuro, la participación de La Habana en esos foros podría ayudar a crear una economía de mercado, y puede que los cubanos pidan ayuda al respecto. Pero, insistió, no se contempla por ahora.
La legisladora Ileana Ros-Lehtinen recordó que la administración declaró en ocasiones que no habría intercambio de espías y al final se realizó, por lo que insistió en conocer si se está ayudando a Cuba a entrar al FMI, por ejemplo. También preguntó a Jacobson por tres requisitos fundamentales plasmados en la Ley Helms-Burton que si Cuba los cumple permitirían derogar la legislación. La diplomática dijo que no tenía la ley frente a ella para responder.
Ros-Lehtinen puntualizó que esa es una ley de Estados Unidos y que los funcionarios la deben tener presente a la hora de las negociaciones con La Habana.
En la audiencia participaron activamente los siguientes representantes a la Cámara:
Miembros del Subcomité para el Hemisferio Occidental
Jeff Duncan, presidente (Carolina del Sur)
Miembros de la mayoría republicana: Rep. Christopher H. Smith (NJ); Rep. Ileana Ros-Lehtinen (FL) Rep.  Matt Salmon (AZ); Rep. Ron DeSantis (FL) Rep. Rep. Tom Emmer (MN).
Miembros de la minoría demócrata: Rep. Albio Sires (NJ); Rep. Joaquin Castro (TX); Rep. Gregory W. Meeks (NY); Rep. Alan S. Lowenthal (CA).
Además, los congresistas Jeff Duncan (SC); Elliot Engel (NY); Brad Sherman (CA); Dana Rorabacher (CA); Steve Chabot (OH); Karen Bass (CA); Ted Poe (TX) David Cicilline (RI); Gerry Connolly (VA); Mo Brooks (AL); Curt Clawson (FL); y Randy Weber (TX).

Artículos relacionados

Jacobson: Será el pueblo cubano el autor de su cambio

Nuevo sistema para citas a entrevistas sobre visado a EEUU


Ya no hay que llamar a la Oficina de Intereses en La Habana para obtener una cita para solicitar visa por el Programa de Reunificación Familiar.
Centro Nacional de Visas cambia sistema de citas para entrevistas

Martinoticias.com
El Centro Nacional de Visas en Estados Unidos implementó un nuevo sistema para las citas de entrevistas en el Programa de Reunificación Familiar.
Las citas serán enviadas por el Centro Nacional de Visas, en lugar de ser enviadas desde La Habana, como ocurría hasta ahora, según explicó a Tele Martí el abogado de inmigración Wilfredo Allen.
Cambios: Ya no hay que llamar a la Oficina de Intereses en La Habana para obtener una cita. Cuando los interesados hagan su solicitud (aplicación), el Centro Nacional de Visas programará la entrevista y enviará una notificación a los solicitantes (aplicantes) con la fecha y hora de la cita. La notificación se recibirá 60 días antes de la fecha de la cita.
El nuevo sistema viabiliza la reunificación familiar y se refiere al cupo de 20.000 visas anuales que Estados Unidos concede para Cuba.
Las personas que hicieron la solicitud de su cita antes del 1 de febrero recibirán una notificación del Centro Nacional de Visas con la fecha, ya sea confirmando la que ya tenían o con algún posible cambio.
Para más información, se puede visitar la página: travel.state.gov o llamar al teléfono: 603 335-0700.

jueves, 29 de enero de 2015

Marco rubio presidirá primera audiencia sobre Cuba en el Congreso

MRubio-display
                                      El senador Marco Rubio

Por Redacción CaféFuerte
La nueva batalla congresional en torno a Cuba tiene ya servida la mesa para el próximo martes con el senador cubanoamericano Marco Rubio llevará la voz cantante en la arrancada de los debates.
Rubio fue designado este miércoles como presidente del Subcomité del Senado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Crimen Transnacional, Seguridad Civil, Democracia, Derechos Humanos y Asuntos Mundiales de la Mujer.
El senador anunció de inmediato que la primera audiencia del subcomité -adscrito a la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado- abordará el cambio de política hacia Cuba y su implicación en la situación de los derechos humanos en la isla. La sesión será el próximo martes 3 de febrero a partir de las 10 a.m.
Su primera declaración tras asumir el cargo fue lo suficientemente explícita para calibrar el tono de los debates que se avecinan.
Tiranos envalentonados
“Siendo de Florida, he visto cómo los acontecimientos en el Hemisferio Occidental no sólo impactan en nuestro estado, sino en toda nuestra nación. Durante demasiado tiempo, el Congreso y la Administración no han logrado priorizar nuestras relaciones en este hemisferio”, dijo Rubio en un comunicado difundido por su página oficial. “Esta falta de atención nos ha impedido aprovechar las oportunidades de una clase media en ascenso, ha envalentonado a los tiranos, ha permitido que actores no estatales erosionen valores democráticos y que competidores globales profundicen su influencia en el continente”, aseveró el senador.
Rubio consideró que el subcomité será una plataforma para traer luz y soluciones a los crecientes problemas en el hemisferio, como el creciente acecho a las libertades individuales, el deterioro de los entornos de seguridad, le pérdida de competitividad, y la ineficacia de las  organizaciones regionales,
Entre sus prioridades mencionó  “la promoción y apoyo a la democracia en los lugares donde las libertades individuales son algo más que un sueño, como Cuba y Venezuela”.
Rubio, que figura entre los posibles candidatos presidenciales por el Partido Republicano, ha sido un tenaz crítico de las medidas para normalizar las relaciones con Cuba, anunciadas por el presidente Barack Obama el pasado 17 de diciembre.
También lideró los esfuerzos legislativos para sancionar a funcionarios del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela.
Audiencia para alquilar balcones
La audiencia para discutir los pasos de la Casa Blanca respecto a Cuba transcurrirá en vísperas de una segunda ronda de negociaciones entre representantes de ambos países en Washington. La reunión del deshielo se produjo la pasada semana en La Habana y la delegación estadounidense estuvo presidida por Roberta Jacobson, subsecretaria de Estado para Asuntos Hemisféricos.
Con un Congreso mayoreado por la bancada republicana, se espera que la audiencia tenga ingredientes suficientes para desperar candentes debates sobre las negociaciones secretas que transcurrieron por 18 meses a espaldas incluso de influyentes figuras del Partido Demócrata, como el senador cubanoamericano Bob Menéndez.
Los republicanos aspiran a revisar exhaustivamente lo sucedido en torno al cambio de la política hacia Cuba y pedirán tanto explicaciones como documentos a los funcionarios del Departamento de Estado.
Rubio envió la pasada semana una carta al Secretario de Justicia, Eric Holder, pidiendo respuestas sobre la situación de los criminales convictos y terroristas domésticos que se encuentran fugitivos de la justicia estadounidenses y viven con protección en Cuba.
La misiva, firmada junto a los senadores republicanos David Vitter ( Lousiana) y Ted Cruz ( Texas ) advierte sobre las amenazas que pesan sobre el sistema legal de Estados Unidos por las concesiones unilaterales de la administración Obama a Cuba, incluyendo su posible exclusión de la lista de países patrocinadores del terrorismo.
En ocasión del discurso del estado de la nación, el pasado 20 de enero, Rubio tuvo como invitada a Rosa María Payá, hija del fallecido disidente Oswaldo Payá Sardiñas y opuesta a las negociaciones con La Habana.
http://cafefuerte.com/miami/21779-batalla-a-la-vista-marco-rubio-presidira-primera-audiencia-sobre-cuba-en-el-congreso/

Raúl Castro pone cuatro condiciones para restablecer relaciones con EEUU

RaulCastroCR-display
Raúl Castro durante su discurso en la Cumbre de la CELAC en San José, costa Rica. Detrás, su eterno guardaespaldas, su nieto.

Por Redacción CaféFuerte
El gobernante Raúl Castro declaró este miércoles que Cuba  no claudicará en sus principios ni aceptará presiones sobre sus asuntos internos para normalizar relaciones con Estados Unidos, y condicionó el restablecimiento de los vínculos diplomáticos con Washington a la eliminación del embargo contra la isla.
En un discurso ante la III Cumbre de la CELAC en Costa Rica, Castro admitió que Cuba y Estados Unidos pueden convivir civilizadamente sobre la base al respeto a las diferencias entre ambos gobiernos, pero aseveró que no puede pensarse esta relación sobre la base de concesiones de la parte cubana.
“No se debe pretender que, para ello, Cuba tenga que renunciar a sus ideales de independencia y justicia social, ni claudicar en uno solo de nuestros principios, ni ceder un milímetro en la defensa de la soberanía nacional”, afirmó Castro. “No nos dejaremos provocar, pero tampoco aceptaremos ninguna pretensión de aconsejar ni presionar en materia de nuestros asuntos internos”.
El mandatario cubano puso cuatro condiciones como premisas para el restablecimiento de las relaciones bilaterales:
  • La eliminación del embargo.
  • La devolución del territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval de Guantánamo
  • El cese de las trasmisiones radiales y televisivas (Radio TV Martí) hacia el territorio cubano.
  • La compensación al pueblo cubano los daños humanos y económicos sufridos como resultado de la política estadounidense.
“No sería ético, justo ni aceptable que se pidiera a Cuba nada a cambio. Si estos problemas no se resuelven, este acercamiento diplomático entre Cuba y Estados Unidos no tendría sentido”, puntualizó el orador, que fue interrumpido en varias ocasiones con aplausos de los representantes latinoamericanos y caribeños presentes en el auditorio.
Recogiendo la pita
Nada habló, sin embargo, de la compensación a las propiedades confiscadas a ciudadanos estadounidenses, cuyo valor actual se estima en unos $7,000 millones de dólares.
El discurso de Castro puso en entredicho la posibilidad de avanzar con rapidez en el acercamiento entre ambos países, como parecía avizorarse tras el anuncio hecho por el presidente Barack Obama el pasado 17 de diciembre y las conversaciones emprendidas por delegaciones de ambos países en La Hanaba, la pasada semana.
Sus declaraciones se producen dos días después de publicarse un mensaje de Fidel Castro en los medios cubanos, en el rompió su silencio sobre las negociaciones emprendidas entre Washington y La Habana.
Aunque Fidel Castro dijo no oponerse a una solución pacífica para poner fin al diferendo bilateral, no pudo ocultar cierta reticencia respecto al acercamiento con Estados Unidos.
“No confío en la política de Estados Unidos ni he intercambiado una palabra con ellos”, dijo el anciano líder en su carta, que fue leída en un acto en el Aula Magna de la Universidad de La Habana.
De sus propias palabras
A continuación reproducimos 25 fragmentos del discurso de Raúl Castro, dedicados al tema de las relaciones entre Cuba y EEUU:
* El Presidente de Estados Unidos reconoció el fracaso de la política contra Cuba aplicada por más de cincuenta años y el completo aislamiento que ha provocado a su país; el daño que el bloqueo ocasiona a nuestro pueblo y ordenó la revisión de la obviamente injustificable inclusión de la isla en la Lista de Países Patrocinadores del Terrorismo Internacional.
* Estos cambios son el resultado de casi siglo y medio de heroica lucha y fidelidad a los principios del pueblo cubano. Fueron también posibles gracias a la nueva época que vive nuestra región, y al sólido y valiente reclamo de los gobiernos y pueblos de la CELAC.
* Estos resultados demuestran que gobiernos que tienen profundas diferencias pueden encontrar solución a los problemas mediante un diálogo respetuoso e intercambios, basados en la igualdad soberana y la reciprocidad, en beneficio de sus respectivas naciones.
* Cuba y Estados Unidos debemos aprender el arte de la convivencia civilizada, basada en el respeto a las diferencias entre ambos gobiernos y en la cooperación en temas de interés común, que contribuya a la solución de los desafíos que enfrentan el hemisferio y el mundo.
* Pero no se debe pretender que, para ello, Cuba tenga que renunciar a sus ideales de independencia y justicia social, ni claudicar en uno solo de nuestros principios, ni ceder un milímetro en la defensa de la soberanía nacional.
* No nos dejaremos provocar, pero tampoco aceptaremos ninguna pretensión de aconsejar ni presionar en materia de nuestros asuntos internos. Nos hemos ganado este derecho soberano con grandes sacrificios y al precio de los mayores riesgos.
* ¿Acaso podrían restablecerse las relaciones diplomáticas sin reanudar los servicios financieros a la Sección de Intereses de Cuba y su Oficina Consular en Washington, cortados como consecuencia del bloqueo financiero? ¿Cómo explicar el restablecimiento de relaciones diplomáticas sin que se retire a Cuba de la Lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo Internacional?
* ¿Cuál será, en lo adelante, la conducta de los diplomáticos estadounidenses en La Habana respecto a la observancia de las normas que establecen las Convenciones Internacionales para las Relaciones Diplomáticas y Consulares? Es lo que nuestra delegación ha dicho al Departamento de Estado en las conversaciones bilaterales de la semana pasada y se requerirán más reuniones para tratar estos temas.
* Hemos compartido con el Presidente de Estados Unidos la disposición de avanzar hacia la normalización de las relaciones bilaterales, una vez que sean restablecidas las relaciones diplomáticas, lo que implica adoptar medidas mutuas para mejorar el clima entre ambos países, resolver otros problemas pendientes y avanzar en la cooperación.
* El problema principal no ha sido resuelto. El bloqueo económico, comercial y financiero, que provoca enormes daños humanos y económicos y es una violación del Derecho Internacional, debe cesar.
* Recuerdo el memorándum del subsecretario Mallory, de abril de 1960, que, a falta de una oposición política efectiva, planteaba el objetivo de crear en Cuba hambre, desesperación y sufrimiento para provocar el derrocamiento del gobierno revolucionario. Ahora, todo parece indicar que el objetivo es fomentar una oposición política artificial por medios económicos, políticos y comunicacionales.
* El restablecimiento de las relaciones diplomáticas es el inicio de un proceso hacia la normalización de las relaciones bilaterales, pero esta no será posible mientras exista el bloqueo, no se devuelva el territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval de Guantánamo (Aplausos), no cesen las trasmisiones radiales y televisivas violatorias de las normas internacionales, no haya compensación justa a nuestro pueblo por los daños humanos y económicos que ha sufrido.
* No sería ético, justo ni aceptable que se pidiera a Cuba nada a cambio. Si estos problemas no se resuelven, este acercamiento diplomático entre Cuba y Estados Unidos no tendría sentido.
* No puede esperarse tampoco que Cuba acepte negociar los aspectos mencionados por nuestros asuntos internos, absolutamente soberanos.
* Se pudo avanzar en esta reciente negociación porque nos tratamos recíprocamente con respeto, como iguales. Para seguir avanzando, tendrá que ser así.
* Las medidas publicadas son muy limitadas. Persisten la prohibición de créditos, del uso del dólar en nuestras transacciones financieras internacionales; se impiden los viajes individuales de norteamericanos bajo la licencia para los llamados intercambios “pueblo a pueblo”, se condicionan estos a fines subversivos y se impide también que viajen por vía marítima. Continúa prohibida la adquisición en otros mercados de equipos y tecnologías que tengan más de un 10% de componentes norteamericanos y las importaciones por Estados Unidos de mercancías que contengan materias primas cubanas, entre muchísimas otras.
* El presidente Barack Obama podría utilizar con determinación sus amplias facultades ejecutivas para modificar sustancialmente la aplicación del bloqueo, lo que está en sus manos hacer, aun sin la decisión del Congreso.
* Pudiera permitir en otros sectores de la economía todo lo que ha autorizado en el ámbito de las telecomunicaciones con evidentes objetivos de influencia política en Cuba.
* Ha sido significativa su decisión de sostener un debate con el Congreso con el objetivo de la eliminación del bloqueo.
* Los voceros del gobierno norteamericano han sido claros en precisar que cambian ahora los métodos, pero no los objetivos de la política, e insisten en actos de injerencia en nuestros asuntos internos que no vamos a aceptar. Las contrapartes estadounidenses no deberían proponerse relacionarse con la sociedad cubana como si en Cuba no hubiera un gobierno soberano.
* Nadie podría soñar que la nueva política que se anuncia acepte la existencia de una Revolución socialista a 90 millas de la Florida.
* Se quiere que en la Cumbre de las Américas de Panamá esté la llamada sociedad civil y eso es lo que Cuba ha compartido siempre. Protestamos por lo que ocurrió en la Conferencia de la Organización Mundial de Comercio en Seattle, en las Cumbres de las Américas de Miami y Quebec, en la Cumbre de Cambio Climático de Copenhague, o cuando se reúne el G-7 o el Fondo Monetario Internacional, donde se le situó detrás de cercas de acero, bajo una brutal represión policial, confinada a decenas de kilómetros de los eventos.
* Claro que la sociedad civil cubana asistirá y yo espero que no haya restricciones para las organizaciones no gubernamentales de nuestro país que obviamente no tienen ni les interesa tener ningún estatus en la OEA pero sí cuentan con el reconocimiento de la ONU.
* Algunas fuerzas en Estados Unidos tratarán de abortar este proceso que comienza. Son los mismos enemigos de una relación justa de Estados Unidos con América Latina y el Caribe, son los que entorpecen las relaciones bilaterales de muchos países de nuestra región con esa nación. Son los que siempre chantajean y presionan.
* Sabemos que el cese del bloqueo será un camino largo y difícil que requerirá del apoyo, la movilización y la acción resuelta de todas las personas de buena voluntad en Estados Unidos y en el mundo; de la aprobación por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en su próxima sesión, de la resolución que reclama ponerle fin y, muy en particular, de la acción concertada de Nuestra América.
Selección: CaféFuerte
http://cafefuerte.com/cuba/ 

viernes, 23 de enero de 2015

Barach Hussein Obama y su discurso sobre el Estado de la Nación (01/20/2015)

 Barack Obama, momentos previos a su Discurso sobre el Estado de la Unión en la Cámara de Representantes, en el Capitolio, Washington.
Una opinión de Simón José
El pasado martes 20 en la noche el Presidente Obama dirigió al país su  Discurso sobre el Estado de la Unión 
Fue un discurso largo. Mas largo de lo acostumbrado. Y en ese discurso, para mí, sólo destacó un aspecto por sobre todos los demás: Las características de Obama como orador.
Una vez más me dejó pensando que es un magnífico "orador de iglesia". Porque orador político nunca lo será. En todo caso "orador manipulador".
Porque sólo a un "orador manipulador" se le pueden refutar sus discursos con números y situaciones reales que demuestren las falsedades de sus discursos.
Las tantas cosas a las que se refirió con propuestas inalcanzables, lo cual el sabe muy bien, pero para las cuales existe una gran cantidad de oídos receptivos en la ciudadanía, me hizo compararlo al momento con aquellos discursos de Fidel Castro hace cincuenta años.
Para un discurso tan largo no es fácil hacer un análisis en poco espacio. Debido a esto haré un análisis de los puntos que más me llaman la atención y los escribiré sin orden porque todos están relacionados.
1) Sobre la Economía.
a) La Tasa de Desempleo.
Es este punto un índice muy importante en cualquier nación para medir el estado de la economía.
Y por tal motivo es sujeto de manipulaciones cuando un gobierno quiere "dar una buena imagen".
Hace poco se informó que este índice había bajado a 5.8% en la Nación.
Durante el pasado mes de Junio/2014 se publicó en algunos sitios que todavía en el país son 32 los Estados que no habían logrado recuperar la cifra de empleos que tenían cuando estalló la crisis en 2008, pero que debido a otros estados que habian crecido en empleos el país habia recuperado los DIEZ MILLONES QUE PERDIO AL ESTALLAR LA CRISIS y tenía en realidad 113,000 empleos MAS QUE EN 2008.
No es necesario buscar esas informaciones. El mismo Obama nos acaba de decir que se han creado algo más de 11 millones de empleos.
Eso quiere decir que durante estos casi siete años se ha creado en realidad solo un millón de empleos nuevos, porque 10 millones han sido "recuperados".
Hasta ahí puede haber opiniones a favor y en contra.
Pero cuando vamos al Indice de Crecimiento Demográfico de Estados Unidos nos encontramos que éste es de 0,96%. Esto quiere decir que Estados Unidos tiene cada año 960,000 habitantes más por cada 100 millones de habitantes.
Y en 2008 EE.UU. tenía en su territorio 300 millones de habitantes, por lo cual debe haber crecido casi tres millones de habitantes por año. Y precisamente ahora EE.UU. tiene 320 millones de habitantes, lo cual prueba que en casi siete años crecio 20 millones de habitantes como resultado de casi 3 X casi 7 = 20
Entonces.....
Esto quiere decir que en estos años de gobierno de Obama han llegado a la edad laboral 20 millones de americanos más de los que había cuando el ocupó la presidencia. Los ciudadanos que hayan fallecido en ese tiempo están incluidos en el indice de crecimiento demográfico.
Si tenemos en cuenta que al estar la economía en no muy buen estado, los que llegan a la edad de retiro cobran su jubilación y siguen trabajando porque "el bilete" no alcanza y por tanto no dejan la plaza vacía para que la ocupen los nuevos que crecen, si tenemos en cuenta que estos VEINTE MILLONES DE CIUDADANOS SI ESTUVIERAN TRABAJANDO SERIA UN ENORME TRIUNFO Y MOTIVO DE PROPAGANDA PARA OBAMA PORQUE HABRIA CREADO EN REALIDAD MAS DE TREINTA MILLONES DE EMPLEOS.....
¿Dónde están estos ciudadanos?. NO aparecen contados entre los empleados ni contados entre los desempleados.
Si estuvieran trabajando a tiempo parcial, de todos modos serían contados como "trabajando".
A menos que TODOS (lo veo difícil) estén trabajando "por la izquierda" y a Obama no le importe. En ese caso lo que se está desarrollando es un cambio sutil en la idiosincrasia de la ciudadanía de que "este es un país de leyes" y "las leyes se hacen para cumplirlas" por una nueva característica donde el mismo gobierno estimula la deformación de las costumbres llevando a la ciudadania a la nefasta costumbre de no respetar las leyes. Remember Cuba.
El desempleo real del país, segun respetados analistas de ambos partidos y otros independientes se encuentra por encima del 10 u 11%.

b) El Indice Dow Jones.

En Estados Unidos se tiene este índice como indicador preciso de la fortaleza de la economía. Eso fue así hasta hace algunos años. Hoy no refleja la exactitud que quisiéramos.
¿Por qué no?. Veamos por qué no.
Lo primero que debemos tener en cuenta es recordar "lo buena que estaba la economía cuando Clinton". Esa es la voz popular. Busquen a alguien que lo niegue y NO LO ENCONTRARAN.
Y durante el gobierno de Clinton el Indice Dow Jones nunca alcanzó los 14,000 puntos. Y "había billetes en la calle". Había trabajo, todos ganaban, todos podían pagar sus obligaciones, remodelaban sus casas, ahorraban para vacaciones, etc.
Hoy no hay trabajo para todos. No es fácil conseguir trabajo. No alcanza lo que se gana para pagar las obligaciones, la gente pierde sus casas y sus ahorros, es casi imposible emprender algún pequeño negocio y triunfar, etc., etc. Y EL INDICE DOW JONES ESTA EN 18,000 Pts.
Ya con esto podemos comprender que no refleja la realidad de la ciudadanía. Pero hay más.
Todos los economistas saben que periodicamente, cada cuatro o cinco años, se producen caídas del Dow Jones que en realidad son reajustes lógicos debido a la sobrevaloración de las acciones por los naturales rejuegos especulativos de la Bolsa.
Durante el gobierno de Obama esto no ha sucedido oficialmente porque constantemente la Reserva Federal está aplicando medidas para evitarlo e imprimiendo billetes para las necesidades del gobierno con lo cual esta situación, en lugar de "reajustarse" lo que provoca es que "el problema" se quede pendiente y sea mayor a medida que el tiempo pasa.

c) Subida de Impuestos y de Salario Mínimo.

De nuevo enfrentamos "la jugada" de subirle los impuestos a los ricos para darle a los pobres.
Para eso siempre habrá suficientes oidos receptores. Y nos llevaría a la miseria si se hace.
Una nueva subida de impuestos a este sector provocaría que se vayan de la Nación las pocas empresas que aun soportan los elevados impuestos que ya pagan.
Ronald Reagan, para recuperar la economía y atraer empresas al territorio nacional, bajó los impuestos a las corporaciones al 28%. Logró una gran recuperación económica que todos recordamos y celebramos. Clinton aprovechó la bonanza económica de los 90 y subió de nuevo  esos impuestos al 45%. Las empresas comenzaron a irse a otros países. Llegó Bush y bajó esos impuestos "de Clinton" al 35% y frenó un poco la marcha de las empresas. Después Obama volvió a subir esos impuestos al 39,6% y más empresas decidieron retirarse a otros países. Y seguirán marchándose si siguen subiendo los impuestos.
Hay que ser ciego para no ver lo que significa una subida de impuestos para las empresas en la nación que pagan con los impuestos a sus ganancias los enormes gastos de un país como el nuestro y que, con sus inversiones, dan trabajo a muchos millones de ciudadanos que podrán atender sus necesidades y obligaciones a la vez que también pagan impuestos ayudando al país.
Sobre este aspecto hay un detalle muy intereante del que Obama no  habló ni habla.
Las empresas norteamericanas tienen en el extranjero, producto de las ganancias por sus actividades económicas, más de dos billones de dólares (billones en español, trilllones en inglés) que no traen a la Nación para invertirlos aquí en crecimiento económico nacional.
¿Por qué? Porque después de sus actividades totalmente legales en otros países donde han pagado sus correspondientes impuestos deben pagar otro impuesto por "Repatriación de Capitales". Todos los países los cobran. Recuerdo haber leído alguna vez que el que más cobra por allá por Europa aplica una tasa de 12% en impuestos al capital repatriado.
Estados Unidos aplica una tasa DEL TREINTA Y CINCO POR CIENTO para repatriar esos capitales.
Deben de pagar más de SETECIENTOS MIL MILLONES DE DOLARES sólo por traer ese dinero a su país, donde supuestamente deben estar más seguro y donde lo invertirían en trabajo y negocios que beneficiarían a la ciudadanía creando empleos y, por ende, a la Nación.
La Subida del Salario Mínimo es otra "jugada sucia". Cuando se suba el salario mínimo subirán todos los precios en el país y nos costará más lo que hoy compramos y nos alcanzará aún menos el dinero que nos pagan.
Pero el gobierno recaudará más en impuestos que es el verdadero objetivo de esa medida con la cual se engaña a los que ganan menos y necesitan más que terminan apoyando las propuestas del gobierno que así logra convertirlas en leyes. Lo correcto son políticas que hagan bajar los precios como veremos en lo referente al petróleo.

En este punto de los impuestos nos encontramos una contradicción en las palabras de Obama. Se refiere al 95% del mercado que está fuera de Estados Unidos y que debemos hacer lo posible por atraer parte de ese mercado para los productos norteamericanos.
¿Cómo es posible entrar en esa batalla de competencia logrando atraer hacia nosotros a clientes de otros países SI SUBIMOS LOS IMPUESTOS Y LOS SALARIOS DE LOS QUE PRODUCEN LOGRANDO CON ESAS MEDIDAS QUE NUESTROS PRODUCTOS SE ENCAREZCAN Y SEAN CADA DIA MENOS COMPETITIVOS EN UN MERCADO DONDE CONSTANTEMENTE CRECE LA OFERTA Y DISMINUYEN LOS PRECIOS?

2) El Petróleo.

El precio del petróleo ha caído durante los últimos seis meses en un 50%. Y esa caída del precio del petróleo es la base de la recuperación económica.
Con ello bajarán los precios de transportación, los costos industriales, los fertilizantes, la produccion agrícola, la electricidad, etc., etc., etc.,
Y esto ha sido, aunque él se adueñó del éxito, A PESAR DE OBAMA.
La extracción de shale oil es casi en su totalidad en terrenos privados y comenzó durante el gobierno de George W. Bush para independizar a EE.UU de "la jugada" castrochavista de disminuir la producción para subir artificialmente el precio.
Es la mejor demostración de que solo el empuje empresarial y libertad económica es lo que garantiza la independencia de las naciones. De hecho, tenemos en perspectiva EL VETO de Obama a la construcción del Oleoducto Keystone que provocaría una baja adicional de entre 6 y 10 dólares adicionales al precio del crudo. Ese oleoducto suministraría 2 millones de barriles diarios. Un tanquero de 150,000 toneladas (un millón de barriles) demora un día o más en carga, varios en llegar a destino y otro día en descarga. Además debe pagar seguros de hundimiento del barco, de derrames de petróleo, el barco mismo, la tripulación, seguros por los tripulantes, etc., etc. encareciendo el crudo de modo considerable. Y tiene más riesgos de desastres ecológicos que los oleoductos.
Obama alega su triunfo de presión contra HPutin por las sanciones económicas. Pero al principio HPutín se reía de las mismas. Tal como se reía Castro del embargo antes de 1990.
Lo que ha llevado a HPutín "contra las sogas" es el precio del petróleo y, como dije antes, eso se debe a la pujanza del empresariado norteamericano A PESAR DE OBAMA.

3)Terrorismo y Política Exterior.

La política exterior de Obama es un desastre. Dos de cada tres americanos lo reconocen así en todas las encuestas que se han efectuado desde hace tiempo.
En el enfrentamiento al terrorismo muchos dicen que el principal problema es que Obama no tiene un Plan para enfrentar al Terrorismo.
En mi opinión eso no es lo más importante. Para mi lo más importante es que Obama parece no tener siquiera la más mínima idea de QUE ES UN PLAN PARA ENFRENTAR AL TERRORISMO.
Y como su corazoncito late de modo confuso, se niega a aceptar el término "Terrorismo Islámico". En verdad NO SÉ. Es algo similar a pararse frente al Edificio Empire State y decir: "Eso es una mata de mangos".
4) El College gratis. (Lo dejé para último).

Los cubanos sabemos muy bien lo que significa educación masiva gratis. Los resultados que se obtienen de semejantes proyectos. En todos los aspectos.
Primero veamos los aspectos económicos.
Ya los expertos han anunciado que esa medida costará la nada agradable cifra de 60 a 70 mil millones de dólares.
Pero no son tan pocos millones. Se les va de la mano algo peor.
Actualmente existe un regulador natural de la cifra de alumnos en esos colegios: Sus Costos.
Existen condiciones para los créditos que garantizan sean bien usados por los alumnos que los reciben Y DEBEN PAGARLOS.
Eso evita que muchos vayan al college sólo "por estar alli". Y como hay que pagar después, los que asisten se sacrifican y estudian. Se garantiza la calidad.
Una vez que el college sea gratis, todos los alumnos de High School, al terminar, se inscribirán en el college.Es su derecho y en este país no se puede negar ningún derecho. Y a estos colegios actualmente asisten uno de cada cuatro o cinco que se gradúan de High School.
De donde pronto tendríamos la cantidad de alumnos multiplicados por cuatro o cinco. Habría que construir en poco tiempo enormes facilidades para semejante crecimiento.
Proporcionalmente el costo se multiplicaria por cuatro o por cinco: CASI TRESCIENTOS MIL MILLONES DE DOLARES ANUALES.
A su vez, semejante cantidad de alumnos graduados seria imposible de absorber por el aparato económico de la nación, de donde pronto habría cientos de miles de ellos desempleados.
También se presentarían problemas de calidad de enseñanza por la masividad que terminaría siendo afectada por diversas formas de fraudes como hemos visto en Cuba por la enorme necesidad de maestros calificados, etc., etc., etc.
En fin, que es una idea desastrosa. Esperemos que no se lleve a realidad. Que los que tienen que ver con la realidad de ponerla en práctica vean sus inconveneintes reales y se opongan.
Termino con unas palabras de Obama sobre "el cambio climático":

"El Pentágono dice que el cambio climático supone riesgos inmediatos a nuestra seguridad nacional. Deberíamos actuar como si así fuera."
¿Qué quiere decir Obama?
¿Que lo que nos dice el Pentágono no es cierto y debemos hacer como que le creemos?
¿Que en realidad no hay tales riesgos del cambio climático y debemos seguir diciendo que SI porque politicamente nos conviene?
Habría que preguntarle al mismísimo Obama y ya he aprendido a no creer casi nada de lo que dice. Es que soy cubano y desde hace 56 largos y dolorosos años estoy escuchando mentiras que nos dicen con la intención de que pensemos lo que a otros le conviene.

Discúlpenme por tan extenso "análisis".
Gracias a todos por leerme,
Simón José Martí Bolívar.