Translate

Cargando...

viernes, 24 de abril de 2015

Cuba: ¿A la venta propiedades intervenidas?

El gobierno cubano habría comenzado a desprenderse de inmuebles y negocios expropiados

Olivia Barnet. Al fondo la puerta que unía la farmacia con su casa (foto del autor)
Olivia Barnet. Al fondo la puerta que unía la farmacia con su casa (foto del autor)
LA HABANA, Cuba. – Olivia Barnet Barnet, heredera de un negocio expropiado por el gobierno revolucionario en 1959, hoy día vive en una pequeña parte del inmueble, que le fue cedido a su familia como vivienda. Muestra asombro por lo sucedido recientemente, cuando el gobierno vendió a un ‘cuentapropista’ la otra parte de la propiedad intervenida.
Olivia tiene 81 años. Es la heredera de Dulce Barnet, antigua propietaria de la edificación, dentro de la cual funcionaba una farmacia, también de su propiedad.
Según Olivia, su abuela compró el edificio, localizado en el capitalino barrio de Lawton, y la farmacia con él, a finales de la década del 1940.
En 1960 el gobierno revolucionario intervino el inmueble. A Dulce le dejaron como vivienda la parte de la planta baja que se comunicaba con la farmacia. Aún hoy se conserva la puerta por donde su abuela entraba al negocio desde la casa.
En la farmacia de su abuela se vendía de todo y era la más bonita de Lawton, antes de que fuese expropiada, según comenta, nostálgica, Olivia.
“Se vendía jabón, perfume, medicamentos, de todo. El mostrador por encima era un espejo, y lo demás era de cristal. Usted estaba comprando y podía verse reflejado en el mismo, y arreglarse el peinado si quería”, recuerda Olivia.
Tiempo después de la intervención, funcionarios del gobierno retiraron los espejos que decoraban el mostrador y las puertas de cristal exteriores. También el vandalismo se ensañó con la fachada del lugar.
“En aquél tiempo, por la noche se sentía cómo individuos tiraban piedras. Yo estaba acostada y me levantaba sobresaltada con el ruido de los cristales rotos. Nosotros no sabíamos quiénes tiraban las piedras”.
A la edificación y a la farmacia de San Francisco les aguardó el mismo destino que a la mayoría de las instalaciones cubanas durante la era revolucionaria: décadas de desidia. Pasó de ser la farmacia más bonita de Lawton, a verse tan deslucida como casi todas las demás.
“Después que intervinieron el negocio, no teníamos medios para reparar nada. Todo se fue deteriorando. Ya van dos veces que la farmacia se inunda de aguas sucias por tupición”, asegura Olivia.
Ironías del destino
La revolución cubana de 1959 no sólo expropió las grandes industrias, sino que también intervino los pequeños negocios de los cubanos. Todos, desde el vendedor de pan con croqueta hasta el dueño de un restaurante, perdieron sus negocios.
Más de medio siglo después, ese mismo gobierno se ha visto obligado a reformar la economía. Ha autorizado nuevamente la apertura de pequeños negocios y sus dueños, llamados cuentapropistas, comienzan a expandirse discretamente.
Irónicamente, uno de esos cuentapropistas compró recientemente toda la planta alta de la edificación que perteneció a la abuela de Olivia, y ha logrado hacer en unos meses lo que el gobierno revolucionario no pudo en 50 años.
Edificación y farmacia que pertenecían a la abuela de Olivia (foto del autor)
Edificación y farmacia que pertenecían a la abuela de Olivia (foto del autor)

“Este señor no solo compró la planta alta, sino que arregló y pintó la edificación entera. También arreglará la farmacia, por lo que estamos muy contentos. Es el dueño de Tecnopremier, el negocio de computación que queda en la Calzada de 10 de Octubre y la calle San Francisco”, asegura Iván, dependiente de la farmacia.
Olivia hubiese deseado tener fuerzas y dinero para abrir un pequeño negocio. Le hubiese gustado ser ella la compradora de la planta alta de la propiedad que le intervinieron a su abuela. Así habría recuperado algo del patrimonio familiar.
Y aunque la anciana no se ve en un futuro cercano como dueña de la farmacia, ante la insistente pregunta de si le gustaría serlo, responde:
“Bueno, si mañana esto (el gobierno) se cae, yo no sé si me lo devolverían.”
Artículo relacionado: El día que Fidel Castro eliminó las empresas privadas

Acerca del Autor

Julio Cesar Álvarez
Julio Cesar Álvarez
Julio César Álvarez López (1968) Graduado en 1990 de la Escuela Superior de Contrainteligencia Hermanos Martínez Tamayo. Detenido en 1992 por colaborar con los Grupos de Derechos Humanos y sancionado por un Tribunal Militar a 19 años, de los que cumplió 16, siete de ellos en la Prisión de Máxima Severidad de Camagüey. Salió en libertad condicional en abril de 2008 y cursó estudios de computación y fotografía digital en la iglesia San Juan Bosco. Sabe Inglés y en la actualidad estudia Alemán. Reside en La Habana.
http://www.cubanet.org

lunes, 20 de abril de 2015

Con Cuomo van a Cuba ejecutivos de Master Card, JetBlue y Pfizer

 "Ayudarán a sentar una relación económica entre Nueva York y Cuba “a medida que las restricciones legales sobre el comercio se relajen en el futuro”


Andrew Como, gobernador del Nueva York
Altos cargos de varias grandes empresas como MasterCard, Pfizer y la aerolínea JetBlue viajarán mañana a Cuba dentro de una misión comercial encabezada por el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo. La visita, anunciada el pasado enero, será la primera de este tipo desde que en diciembre se dio a conocer la intención de normalizar las relaciones entre Washington y La Habana. La lista de participantes, anunciada por Cuomo en su página digital, incluye además a responsables de instituciones educativas y de investigación y a varios representantes políticos.
Entre los empresarios presentes en la misión destacan el consejero delegado de JetBlue, Robin Hayes; el vicepresidente de la compañía de tarjetas de crédito MasterCard, Walt M. Macnee, y la vicepresidenta de la farmacéutica Pfizer, Freda Lewis-Hall. Además, estarán representadas en Cuba otras compañías como la tecnológica Infor, la farmacéutica Regeneron y el fabricante de yogures Chobani.
También viajarán responsables del Aeropuerto Internacional de Plattsburgh, del centro de investigación del genoma de Nueva York y de la Universidad Estatal de Nueva York. Junto al sector privado, acompañarán a Cuomo varios de los principales líderes políticos del estado, entre ellos el presidente de la Asamblea, Carl Heastie.  “Los representantes de la delegación de Nueva York ayudarán a asegurar que las compañías del estado están en primera línea en el momento en que se abre la puerta a un mercado que ha estado cerrado para las empresas de EE.UU. durante más de medio siglo”, señaló Cuomo en un comunicado.

Según el gobernador, los participantes en la misión “servirán de embajadores para todo lo que puede ofrecer el estado de Nueva York y ayudarán a sentar los pilares de una fuerte relación económica entre Nueva York y Cuba a medida que las restricciones legales sobre el comercio se relajen en el futuro”.
AGENCIAS

Ver más en:

Acerca del Autor

miércoles, 15 de abril de 2015

Barack Hussein Obama decide sacar a Cuba de la lista de patrocinadores de terrorismo

Esta noticia no me tomó por sorpresa. Poco a poco, pésele a quien nos pese, Barack Hussein Obama ha estado complaciendo las peticiones y demandas de la mafia de La Habana.
 ¿Para bien del pueblo cubano? ¿Para lograr la democratización de un país regido por un gobierno centralista con un solo partido, una ideología sectarista, excluyente...? A otro con ese cuento.
Cuba es un caso   "cerrado" por el momento. El cambio fraude es un hecho. Todo lo que estamos presenciando aquí y allá así lo corrobora.
Me inclino a pensar que el presidente del cambio está haciendo todo lo posible por   satisfacer los intereses de los mandatarios y confabulados  de allá y de los empresarios y polítiqueros de acá que están desesperados por lucrar y beneficiarse con la mano de obra barata y de la gran demanda de productos de primera necesidad en un país donde todo escasea.
Pobre Cuba.
Esperanza E Serrano.
Aquí les dejo la noticia que publicó El nuevo Herald

El presidente Barack Obama avisó el martes al Congreso de su intención de retirar a Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, en la que ese país permanece desde 1982 y que supone la imposición de sanciones.
“Hoy el presidente envió al Congreso el informe y las certificaciones requeridas que indican la intención de la Administración de rescindir la designación de Cuba como Estado patrocinador del terrorismo”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en un comunicado.
Cuba reclama desde hace años su salida de esa lista que elabora anualmente el Departamento de Estado, que supone la imposición de sanciones como la prohibición de la venta de armas y de ayuda económica, y en la que actualmente comparte espacio únicamente con Irán, Sudán y Siria.
El Congreso cuenta ahora con 45 días para estudiar la decisión de Obama y, en caso de desacuerdo, puede presentar un proyecto de ley para tratar de revocar el dictamen presidencial.
La decisión de Obama se produce apenas tres días después de su histórica reunión con el mandatario de Cuba, Raúl Castro, durante la VII Cumbre de las Américas celebrada en Panamá, en un nuevo paso hacia la normalización de relaciones bilaterales anunciada el pasado 17 de diciembre.
En su mensaje al Congreso, Obama certifica que el Gobierno de Cuba “no ha proporcionado ningún apoyo al terrorismo internacional durante los últimos seis meses”, y que ha expresado “garantías de que no respaldará actos de terrorismo internacional en el futuro”.

Obama tomó la decisión tras recibir una recomendación de su secretario de Estado, John Kerry, quien celebró el martes la decisión del mandatario.
“Las circunstancias han cambiado desde 1982, cuando Cuba fue designada inicialmente como Estado patrocinador del terrorismo debido a sus esfuerzos por promover la revolución armada en Latinoamérica”, dijo Kerry en un comunicado.
Las razones para mantener hasta ahora a Cuba en la lista eran su presunta acogida a miembros de la organización terrorista vasca ETA y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), además de a algunos fugitivos de la Justicia estadounidense.
“Aunque Estados Unidos ha tenido, y sigue teniendo, preocupaciones significativas y desacuerdos con un amplio rango de políticas y acciones de Cuba, esas preocupaciones y desacuerdos no entran en los criterios para la designación como Estado patrocinador del terrorismo”, señaló Kerry.
La revisión que hizo Kerry incluyó aportes de la comunidad de inteligencia estadounidense sobre las actividades de Cuba y “garantías proporcionadas por el Gobierno cubano”, según Earnest.
  
Críticas de congresistas
El anuncio generó críticas inmediatas de congresistas de ancestros cubanos tales como el senador y precandidato presidencial republicano Marco Rubio, quien calificó la decisión como lamentable porque “va a mandar un mensaje muy peligroso a los enemigos y a los terroristas”.
La congresista republicano de Miami, Ileana Ros-Lehtinen, también emitió un comunicado explicando su desacuerdo a través de Twitter.
Desde hace mucho tiempo, Estados Unidos dejó de acusar activamente a Cuba de apoyar el terrorismo. Cuando Obama y Castro anunciaron del descongelamiento de las relaciones en diciembre, el presidente estadounidense manifestó su disposición a retirar a Cuba de esa lista.
Sin embargo, el mandatario se abstuvo de tomar una decisión ante indicaciones de que la Casa Blanca era renuente a otorgar la petición de Cuba hasta que otros temas espinosos se resolvieran, como las restricciones sobre los diplomáticos estadounidenses en La Habana.
Retirar a Cuba de esta lista podría allanar el camino para abrir una embajada de Estados Unidos en la capital cubana, y otros pasos.
Una alta funcionaria del Departamento de Estado se mostró optimista sobre las negociaciones para la normalización de relaciones diplomáticas entre ambos países, pero dejó claro que aún no se ha establecido una fecha para una cuarta ronda, tras dos celebradas en La Habana y otra en Washington.
El secretario de prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo que sacar a Cuba de esta lista no cambia el hecho de que Estados Unidos tiene diferencias con el gobierno de la isla.
“Nuestras preocupaciones sobre un amplio rango de políticas y acciones de Cuba quedan fuera de los criterios que son relevantes para rescindir la designación de Cuba como estado patrocinador del terrorismo”, dijo Earnest.

lunes, 13 de abril de 2015

Elecciones en Estados Unidos (2016)

Marco rubio anuncia su intención de presentarse a las primarias del partido Republicano.


Marco Rubio busca su lugar entre los candidatos republicanos a la presidencia
El senador por Florida, hijo de padres cubanos, es uno de los aspirantes más fuertes a la Casa Blanca.



El partido Republicano de EE.UU. tiene un nuevo aspirante a convertirse en su candidato a la presidencia del país: el senador por Florida, Marco Rubio. Según ha informado la agencia AP, Rubio anunciará hoy su decisión de competir por la Casa Blanca.
Será en la Torre de la Libertad de Miami -lugar al que llegaban en los años 60 los refugiados cubanos que huían de la isla tras el triunfo de la Revolución liderada por Fidel Castro- donde Rubio anunciará que se convierte en el tercer candidato republicano, sumándose así a Ted Cruz y Rand Paul.
El escenario para tan importante anuncio no es casual, puesto que Rubio, de 43 años, es hijo de emigrantes cubanos. Sus padres abandonaron la isla tras llegada de Fidel Castro al poder, en el año 1956. Precisamente una de sus posturas más firmes es la que presenta respecto a un acercamiento de EE.UU. con Cuba, a lo que se opone totalmente. De hecho, ha tachado de «ridícula» la posible salida de este país de la lista de los que patrocinan el terrorismo y lo ha atribuido a que lo que pretende Barack Obama es dejar «un legado». «No tiene sentido. No veo cómo se puede ser razonable sacarlos fuera de la lista, a menos que no sea por el deseo del presidente (Obama) de lograr un tema para su legado que le permita decir que abrió el país hacia Cuba y cambió cincuenta años de política», explicó el pasado sábado.
Pero lo que también es Rubio en el seno de su partido es, desde hace años, una estrella emergente. A medida que su persona adquiría notoriedad, se le comparaba con el propio Obama y la magia con la que este conquistó en el año 2004 a los asistentes a la convención demócrata celebrada en Boston. Dicha admiración -y de paso esperanza por lograr una auténtico protagonista para el partido- se materializó en el hecho de que Rubio fuera elegido en febrero para dar la réplica del partido en oposición al discurso anual del presidente de Estados Unidos sobre el estado de la Unión. Sus afines ven en él una persona capaz de proyectar ideas nuevas y, dada su herencia cubana, una opción para acercarse al importante voto latino en inglés y en español.

Un ascenso fugaz

Clave en su ascenso, materializado en el año 2010 con su elección como senador por Florida, fue el apoyo que recibió de la base más conservadora del Partido -especialmente del movimiento Tea Party- y su historia, que cuenta con muchos de los elementos del llamado «sueño americano».
Nacido en Miami en el año 1971, sus padres cubanos emigraron a Estados Unidos sin dinero y sin nociones de inglés. Gracias a su fuerza de voluntad lograron salir adelante y Rubio pudo ir a la universidad de la mano de una beca deportiva. En 1996 se doctoró en Derecho y cuatro años más tarde ya era elegido para la Cámara de Representantes de Florida, de la que se convertiría en su presidente seis años más tarde, siendo la persona más joven y la primera de origen hispano en ocupar el cargo.
Casado con una antigua animadora del equipo de fútbol americano Miami Dolphins, con la que tiene cuatro hijos, Rubio siempre ha proclamado su patriotismo. En lo que respecta a su ideología, se opone a la reforma sanitaria impulsada por Obama, al aborto, a cualquier tipo de amnistía en el marco de la inmigración ilegal y defiende el derecho particular a portar armas. Todo esto ha forjado un perfil de indudable carisma entre los electores más conservadores.
 ...
 Marco Rubio - Un hispano para cubrir la brecha demográfica y recuperar Florida

miércoles, 8 de abril de 2015

Barack Hussein Obama y Felipe VI, más populares entre los cubanos que Fidel Castro


La mayor aspiración de los encuestados es viajar fuera de la isla (64%) y al 70% le gustaría abrir un negocio personal. En Cuba realizar un sondeo, sin permiso oficial, es un delito

Evaluar el triunfo o el fracaso de la Revolución Cubana depende del método que se emplee. Uno de estos métodos podría ser la aceptación que Cuba tiene entre algunos gobiernos latinoamericanos, o la decisión del presidente Obama de restablecer las relaciones diplomáticas y aceptar al régimen como es. Puede ser otro síntoma del triunfo la invitación para que participe en la Cumbre de las Américas después de 50 años de exclusión de ese foro. Sin embargo, la mejor manera de hacerlo es preguntar al pueblo cubano si la Revolución ha sido un éxito o un fracaso.
Eso han hecho unas respetables encuestadoras. Durante la última semana de Marzo de este año, un grupo de cubanos, dirigidos por una empresa de Miami (Bendixen y Amandi) y otra de México, (el Centro de Investigaciones Sociológicas de México), cuyo presidente es el zaragozano Fernando Civera, lograron perforar el secreto más celosamente guardado por los Castro y su sistema: la opinión que tienen los cubanos del régimen que ha gobernado la Isla por medio siglo y de su revolución.
No fue tarea fácil. Fue una encuesta de gran calidad, con un cuestionario de más de 70 preguntas en toda la Isla, para entrevistar a 1.200 cubanos, con un error estadístico del 2.8%. En Cuba realizar un sondeo, sin permiso oficial, es un delito. Pero el trabajo se realizó y los resultados son contundentes.
Una revolución socialista triunfadora debe crear al hombre nuevo: El hombre socialista, que rechaza la propiedad privada y piensa que el estado debe ser el rector de cualquier tipo de acción colectiva. Veamos que opinan sobre esto los cubanos.

Viajar fuera de Cuba

La mayor aspiración de los encuestados es viajar fuera de Cuba (64%) y al 70% le gustaría abrir un negocio personal. Nada de negocios estatizados: negocios propios. El 35% de la población espera con gran entusiasmo la llegada de los carros Americanos asi como los abastecidos supermercados gringos (43%) y las farmacias (40%).
Piensa la gente que el restablecimiento de relaciones con Estados Unidos, con el odiado imperio, es bueno para Cuba (97%).
Más de la mitad de los encuestados (64%) piensa que esta apertura cambiará el sistema económico, pero pocos piensan que cambiará el sistema político (37%), algo que contradice la opinión del Presidente Obama que una apertura traerá democracia a la Isla.
Por años la propanganda oficial ha utilizado como un arma el criterio de que los cubanos exiliados, ante cualquier cambio de gobierno, irán a reclamar los bienes que les fueron confiscados por la Revolución. Este argumento lo usa el gobierno como uno de los más poderosos disuasivos para evitar cualquier cambio que signifique una vuelta al pasado. Pero solamente el 27% considera que eso será así. La mayoría no le cree al gobierno.
Otra de las campañas de la propaganda gubernamental ha sido que el turismo es un cáncer. Una lacra para la sociedad porque trae la prostitución, la corrupción y la pérdida de los valores revolucionarios. Sin embargo, de los entrevistados en esta encuesta, el 96% considera que el turismo es beneficioso y solamente un 2% piensa que será perjudicial.

Obama sobre Castro

El Partido Comunista es la columna vertebral de la Revolución. Para estudiar en una Universidad hay que pertenecer al partido, o para conseguir un trabajo, o para tener cualquier posibilidad de sobresalir en el sistema. Con una imagen mala para el 58% de la población, el Partido Comunista deja de ser un activo. Viendo la otra cara de la moneda, es decir, la imagen de los grupos de oposición, que no deberían existir en la mente de los hombres nuevos, el 46% expresa que tienen buena imagen y más de un 20% no expresa su opinión en este tema. El 75% dice que no se puede opinar libremente en la Cuba de hoy.
Los países menos queridos son Corea del Norte, Irán y Siria, países que han sido vitoreados permanentemente por la maquinaria oficial de propaganda.
En una revolución socialista, donde el ateísmo es la doctrina oficial, el 49% de la población se confiesa creyente, el 70% opina favorablemente de la Iglesia Católica. La figura más popular entre los encuestados, con un 80% de agrado y un 10% de desagrado es el Papa Francisco de la Iglesia Católica. Su imagen es 70 veces mejor que la de Fidel Castro.
Toda esta información nos indica a las claras que las metas que se trazó la Revolución Cubana no han llegado al corazón de su pueblo. La gente quiere propiedad privada, negocios, relaciones con Estados Unidos. Pero donde se percibe claramente el fracaso del sistema es en la impopularidad de sus líderes. Raúl Castro le cae mal al 48% de los cubanos, Fidel al 50%; pero BarackObama, el Capitán del Imperio, el jefe del enemigo mayor cuenta con una agrado del 80% y un desagrado del 17%, inmediatamente después del Papa y un poco antes del Rey de España, Felipe VI, que le agrada al 65% de la población y le desagrada al 13%.
Después de 55 años, con un pais en ruinas y un pueblo nada socialista podemos asegurar que los cubanos no quieren al comunismo ni a sus líderes. Es una revolución fracasada.
Joaquín Pérez Rodríguez es analista, asesor electoral y experto en encuestas

lunes, 30 de marzo de 2015

¿Quienes reclaman bienes confiscados en Cuba? Datos y cifras

 

 
Poco después de la llegada de Fidel Castro al poder, su gobierno confiscó refinerías, hoteles y plantaciones de azúcar que eran los signos más visibles del control que ejercía Estados Unidos sobre la economía isleña.
Una revisión de los reclamos de bienes confiscados, no obstante, revela que muchos de los perjudicados fueron individuos y familias, más que empresas. Y buena parte de lo que fue confiscado tal vez no tenía un valor muy alto en dólares, pero era el sostén y el orgullo de individuos y familias.
Casi el 90% de los reclamos hechos por estadounidenses a los que se les confiscaron propiedades son individuos, según un estudio de la Universidad Creighton encargado por la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos.
"Dejaron de todo: acciones, pólizas de seguros de vida, obras de arte, automóviles", expresó Michael Kelly, profesor de derecho en Creighton que participó en el estudio, realizado en el 2007. "¿Vio esos Chevy del 57 que siguen dando vueltas? Uno de cada tres probablemente sea reclamado" por alguien en Estados Unidos, agregó. "Esto va a ser un problema muy difícil de resolver".
La Comisión de Reclamos en el Extranjero, conocida por sus siglas en inglés, FCSC, aceptó 5.900 reclamos de propiedades confiscadas. Se cree que valían 1.900 millones de dólares y que esa cifra, ajustada a la inflación, equivaldría a 7.000 millones de dólares de hoy.
Algunas de las pérdidas fueron cuantiosas. La Cuban Electric Company perdió plantas generadoras de electricidad por valor de 268 millones de dólares. El reclamo está hoy en manos de Office Depot, que se quedó con la empresa luego de varias fusiones. Las pérdidas de International Telephone and Telegraph Corp. ascendieron a 131 millones de entonces y las de Exxon, incluida una refinería, superaron los 71 millones.
Ocho de cada diez reclamos, no obstante, fueron por propiedades valuadas en 10.000 dólares o menos por la FCSC, que también procesa reclamos de propiedades confiscadas en Irán, Vietnam y la Unión Soviética. Estos reclamos están amparados por leyes internacionales, que prohíben a los gobiernos confiscar propiedades sin ofrecer compensaciones.
Aproximadamente el 70% de los reclamos estadounidenses involucran ganado. También se reclaman tierra o edificios, sobre todo en La Habana y la antigua Isla de los Pinos, frente a la costa sur de Cuba y donde se radicó una enorme colonia estadounidense. Hay reclamos asimismo de pensiones perdidas, cuentas bancarias y propiedades personales, incluidas joyas y muebles.
Cuando los profesores de Creighton viajaron a Cuba hace casi una década trataron de identificar propiedades confiscadas, incluidos edificios que alguna vez albergaron una universidad y una clínica administrada por curas católicos.
"No queda casi nada", dijo uno de los profesores, Patrick Borchers. "Lo único que hay es muros derribados".

 Bienes confiscados, "papa caliente" en la relación EEUU-Cuba


En esta fotografía sin fecha proporcionada por Carolyn Chester, sus padres, Edmund y Enna Chester y su hija Patricia llegan a Cuba en un vuelo desde Florida. Cuando el gobierno de Fidel Castro comenzó a confiscar la propiedad de miles de ciudadanos y compañías estadounidenses en 1959, los Chester perdieron una granja y cientos de miles de dólares en acciones.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article16739285.html#storylink=cpy


En esta fotografía del 9 de febrero de 2015, Carolyn Chester llora mientras compara su situación financiera en Omaha, Nebraska, con la que hubiera tenido si el gobierno de Fidel Castro no hubiera confiscado las propiedades de sus padres, Edmund y Enna, en Cuba.



Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article16739087.html#storylink=cpy
Un aroma a café viene de la cocina mientras Carolyn Chester revisa unas fotos viejas que saca de cuatro cajas de la mesa del comedor.
Aparecen amigos tomados de los brazos en una playa cubana.
Hombres con trajes y mujeres con vestidos de fiesta en una discoteca de La Habana.
En casi todas las fotos aparecen un hombre elegante con un bigote con algunas canas y una mujer de cabello negro con las cejas arqueadas como las de una estrella de cine de los años 50, los padres de Chester, que sonríen por su buena fortuna, sin saber que pronto los abandonaría.
"Siempre oí hablar de Cuba", dice Chester. "De todo el dinero que perdimos y de que 'tal vez algún día...', pero no entendía de qué hablaban".
Ahora, casi 60 años después y a 2.300 kilómetros (1.500 millas) de distancia, ese día podría estar cerca para Chester y muchas otras personas como ella. Para que se haga realidad, no obstante, una nueva diplomacia, que todavía no ha sido ensayada, tendrá que ajustar viejas cuentas.
"Siempre oí hablar de Cuba... de todo el dinero que perdimos y de que 'tal vez algún día...', pero no entendía de qué hablaban".
Poco después de que Fidel Castro asumió el control de Cuba en 1959, su gobierno comenzó a confiscar propiedades de miles de ciudadanos y empresas estadounidenses. En el caso de Edmund y Enna Chester, las pérdidas incluyeron una hacienda 32 hectáreas con animales y un Buick nuevo que, quien sabe, todavía podría estar circulando por las calles de La Habana.
En 1996 el Congreso estadounidense aprobó una ley que estipula que Cuba deberá compensar a los estadounidenses por lo confiscado como requisito previo para que se levante el embargo.
Ese requisito no fue mencionado por el presidente Barack Obama cuando anunció en diciembre que Estados Unidos y Cuba reanudarían sus lazos diplomáticos. Dada la fragilidad de la economía cubana, algunos expertos dicen que las empresas cuyas propiedades fueron confiscadas podrían darse por satisfechas si se les permite volver a operar allí y darían vuelta la página.
Pero la memoria de las empresas no perdura tanto como las de las familias. Eso queda claro en sitios como la pequeña vivienda de Chester en Omaha, en un lote esquinero, donde un retrato pintado de su madre, con un marco dorado, observa los amarillentos títulos de propiedad y las acciones que hoy no valen nada.
Son recordatorios de la Cuba que existió antes de la llegada de Castro. Y la amargura generada por lo que vino después aún sigue presente.
--------
En las oficinas de una dependencia federal poco conocida hay más de 5.900 reclamos de muebles, fábricas, ropa y vehículos que alguna vez pertenecieron a estadounidenses en Cuba.
Detrás de cada reclamo hay una historia, una vida que quedó atrás.
La historia de Edmund Chester comenzó poco después de que fue dado de baja por el ejército y regresó a su casa en Louisville, Kentucky, donde consiguió un trabajo como reportero de un diario. En sus horas libres aprendió por su cuenta a hablar español y en 1929 fue contratado por la Associated Press, que lo envió a La Habana.
Chester pasó la década siguiente informando desde todo el Caribe y América Latina. Su trabajo denotaba su amor por Cuba, cuya música y arte llenaron su casa hasta su muerte, y dio lugar a dos importantes relaciones.
La primera nació cuando cubrió en 1933 una revuelta que puso a un antiguo sargento, Fulgencio Batista, a cargo de las fuerzas armadas cubanas. Dos décadas después, cuando Bautista era el dictador de Cuba, le encomendó a Chester -quien por entonces era un amigo cercano y compañero de pesca, y que no ejercía el periodismo- que escribiese una biografía autorizada, con una foto de los dos sonriendo en la tapa.
La segunda relación surgió en 1939, cuando Chester fue a Chile para cubrir un terremoto y vio a Enna, 20 años más joven que él, en la piscina de un hotel.
En 1940, CBS contrató a Chester como jefe para América Latina. En CBS Chester llegó a ser director de noticias y de eventos especiales de la cadena y trabajó en Nueva York con el legendario periodista Edward R. Murrow.
Volvió a Cuba en 1952 y compró una cadena de radios en la isla donde las empresas estadounidenses dominaban la economía. La Habana era un imán para los estadounidenses, incluidas celebridades como Frank Sinatra y Marlon Brando, que iban allí a divertirse.
Chester vendió las radios después de unos pocos años y su creciente familia seguía dividiendo su tiempo entre La Habana y Florida.
Abrió una agencia de relaciones públicas en La Habana y una granja de 30 hectáreas en la isla. En 1957 Chester compró acciones de la empresa telefónica cubana por valor de 250.000 dólares.
Este asesor de Batista, a quien también le redactó discursos, empezó a inquietarse cuando los rebeldes de Castro comenzaron a ganar terreno.
"Estoy de acuerdo en que deberíamos irnos de Cuba lo antes posible", le escribió a su esposa desde La Habana en julio de 1958.
Se reunió con su familia en la Florida tres días antes de la Navidad. Pero pocos días después Batista huía del país y el primero de enero de 1959 las fuerzas de Castro tomaron control del país.
Cuando la Unión Soviética empezó a enviar petróleo a Cuba, Estados Unidos le ordenó a las refinerías de la isla -que eran propiedad de firmas estadounidenses y de otros países- que no procesasen el crudo de su gran enemigo de la Guerra Fría.
El gobierno cubano se apropió entonces de las refinerías y EE.UU respondió eliminando las protecciones a los precios del azúcar cubano, que generaban el 90% de las divisas fuertes de la isla. Cuba nacionalizó las principales haciendas y para cuando el presidente John F. Kennedy impuso el embargo, ya había confiscado una cantidad de propiedades.
Librado a su suerte, Edmund Chester escribió que su nido se "había colado, como unos huevos revueltos, por la tiranía de Fidel Castro".
--------
La Comisión de Reclamos del Extranjero, cuyas siglas en inglés son FCSC, recibió miles de reclamos de propiedades confiscadas en Cuba. Las más grandes eran de empresas como la Cuban Electric Company, dueña de una planta eléctrica confiscada de 268 millones de dólares. Luego de numerosas fusiones empresariales, el reclamo está hoy en manos de Office Depot.
La mayoría de los 5.900 reclamos aprobados, sin embargo, eran de individuos y familias.
Expertos en el tema difieren en torno a la validez de los reclamos, que están amparados por las leyes internacionales.
"Hoy por hoy, lo único que hay son los recuerdos más que nada", dice Robert Muse, abogado de Washington que representa a compañías con reclamos. "Para muchos, luego de ser desposeídos (de sus propiedades) crean un mundo idealizado que tal vez no existió realmente".
Sin embargo, Mauricio Tamargo, presidente de la comisión de arreglos hasta el 2019 y hoy abogado que representa a personas con reclamos, dijo que las confiscaciones produjeron perjuicios permanentes a familias estadounidenses.
"Muchas jamás se recuperaron económicamente", sostuvo Tamargo. "Tú sabes, nadie jamás pensó que pasarían 50 años y no habrían sido compensados".
--
A los 60 años, Edmund Chester tenía tres hijos pequeños y no podía darse el lujo de jubilarse. Con los últimos ahorros que le quedaban, se dedicó a criar pollos.
"La granja de pollos fue un desastre financiero", dice su hijo Edmund Jr. "No me di cuenta lo mal que estaban las cosas hasta que revisé los archivos y aparecieron todos los documentos legales. El proveedor de alimentos, el banco hipotecario, todos estaban detrás suyo".
El estrés hizo mella en Chester, cuyas facultades mentales estaban diluyéndose. Les dijo a sus hijos que temía que los hombres de Castro lo iban a matar y les enseñó a usar armas. Se despertaba gritando en medio de la noche.
Antes de morir en 1975 a raíz de una serie de derrames cerebrales, el viejo Chester seguía esperanzado en recibir compensaciones por la confiscación de propiedades que fue "tan rápida, tan violenta y tan completa".
Su esposa, Enna Chester murió en 2001, lo único que le quedó a Carolyn Chester fueron rollos de películas viejas y una gran cantidad de papeles y deudas.
Cuando se fue a Omaha con su familia en 2006, consiguió trabajo en la oficina de admisiones de la facultad de medicina de la Creighton University, donde le mostró a su compañeros fotos de su familia en Cuba.
Un día una colega le comentó al pasar que había escuchado que estudiantes y profesores de la facultad de derecho estaban investigando reclamos de propiedades confiscadas en Cuba. ¿Castro no se había quedado con las tierras de la familia?
---
En 2005, el gobierno estadounidense encargó varios estudios, incluido uno sobre las propiedades confiscadas y otros sobre los reclamos. Un grupo de Creighton ganó la convocatoria.
Los profesores reclutaron estudiantes y pasaron una semana estudiando viejos reclamos hechos en Washington. Dos profesores viajaron a Cuba a inspeccionaron viviendas y negocios mencionados en los reclamos. Comprobaron que los nombres de las calles habían cambiado y que algunos edificios se encontraban en muy mal estado, mientras que otros habían desaparecido.
"Esta es la vida de la gente, cosas que perdieron. Y no será posible recomponer esto", dijo el profesor de ciencias políticas Rick Witmer, señalando hacia los archivos de un banco de datos de una computadora que armó a partir de los detalles de los reclamos. Un archivo habla de una familia que perdió obras de arte y los muebles de la casa. Otro de una fábrica de cigarrillos.
Cuba no tiene dinero para pagar por los reclamos en su totalidad, dice el profesor de derecho Michael Kelly. En 2007, los profesores de Creighton advirtieron reclamaciones podrían producir neto a sólo 3 o 4 centavos de dólar.
Las leyes estadounidenses, no obstante, le exigen al gobierno que lo intente. El embargo comenzó con una directiva presidencial. Pero en 1996, en medio de grandes tensiones derivadas del derribo de dos aviones de exiliados cubanos que tiraban panfletos sobre la isla, el Congreso aprobó la ley Helms-Burton, que estipula que el Congreso es el único que puede levantar el embargo.
La revisión de los reclamos aprobados ofrece un panorama de una era en la que Cuba concentraba mucha riqueza estadounidense. Hoy, los principales reclamos, de empresas como Exxon y Coca Cola, podrían resolverse si el gobierno cubano les da el derecho a operar en Cuba, dice Kelly. Pero las otras personas que tienen reclamos tienen que hacerse a la idea de que el país simplemente no tiene el dinero para compensarlos, acotó.
En 2007, los profesores de Creighton ofrecieron una conferencia de prensa para dar a conocer los resultados de sus investigaciones de los reclamos y dijeron que lo más probable es que se recuperen entre tres y cuatro centavos por dólar perdido.
"Cuando se abra la economía cubana, tendremos la bancarrota más grande del siglo XXI a 90 millas (145 kilómetros) de nuestras costas", dijo Kelly. "Tenemos que ser ingeniosos para hacer desaparecer esos reclamos".
A las personas que tenían reclamos se les había venido diciendo que sus pérdidas serían ajustadas a la inflación. Los 1.900 millones de dólares confiscados en los años 60 equivaldrían a mucho más hoy, al menos en los papeles. La perspectiva de que las pérdidas de Chester, que alguna vez fueron calculadas en 489.000 dólares, sean devaluadas ofusca a Carolyn Chester. Y cuando un inversionista la llamó proponiéndole comprar su reclamo por una suma mucho más baja, directamente se enfureció.
En diciembre, Chester escuchó que Obama iba a hacer un pronunciamiento sobre Cuba y pidió el resto del día libre. De vuelta en su casa, encendió el televisor debajo del retrato de su madre y escuchó atentamente al presidente cuando habló de revisar una "política rígida, basada en eventos que tuvieron lugar antes de que la mayoría de nosotros hayamos nacido".
Para Chester, el discurso confirmó que los políticos y las empresas quieren dar vuelta la página y se alegrarían si desaparecen los reclamos.
Fidel Castro no se quedó con las propiedades solamente, dice Chester. Se llevó la seguridad financiera de sus padres, el bienestar de su familia, la salud de su padre y toda posibilidad de una herencia que pueda reparar los escalones rajados de su puerta.
Cincuenta y seis años después, dice, "no voy a permitir que me despojen de nuevo".

Contenido Relacionado



Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article16739285.html#storylink=cpy

http://www.elnuevoherald.com/contenido Relacionado
.......

sábado, 28 de marzo de 2015

¿Se posará nuevamente el Águila sobre el Maine?

Cosano OK 

 cosano maine-close-up-aguila


LA HABANA, Cuba. — (Cuba Sindical) Parece que la mala suerte ronda al Águila que coronaba el Monumento a las Víctimas del Acorazado “USS Maine”, buque que explotó el 15 de febrero de 1898 en la bahía de La Habana, que causó doscientos sesenta y seis víctimas y precipitó la intervención estadounidense en la Guerra Hispano-Cubano-Americana.
Hace más de seis décadas un potente huracán arrancó y lanzó al mar el Águila con las alas abiertas, fundida en bronce, de gran peso,  rescatada milagrosamente indemne por valerosos marines norteamericanos voluntarios. Fue emplazada en el jardín de la vivienda del Jefe de la Misión estadounidense en La Habana.
Una nueva Águila se fundió en los Estados Unidos –donde conservan el molde- y colocó en la cúspide del Maine, en una explanada del Malecón habanero.
Otro momento de mala suerte para el Águila, pero intencional, ocurrió el 18 de enero de 1961. Durante una concentración anti norteamericana presidida por Fidel Castro, el orador despojó al Maine del águila, alegoría como ave nacional,  atributos patriótico y Sello Oficial de los Estados Unidos, trastrocando el símbolo nacional estadounidense con el mote de   “Águila Imperial”.
Caída la noche, cuando la explanada quedó desierta, la emblemática ave fue derribada constituyendo el hecho, en realidad, una profanación del Monumento. Altruistas ciudadanos anónimos, arriesgándose, subrepticiamente recogieron los pedazos y entregaron en la clausurada legación diplomática de los Estados Unidos, a unos trescientos metros.
Por suerte Pablo Picasso no cumplió su promesa, como se anunció en el acto de repudio contra el águila, de esculpir una Paloma de la Paz, que sustituiría el águila destrozada. Hubiera sido espuria impostura.
El águila que coronaba el monumento al Maine en el Malecón de La Habana, que fuera derribada por la turba revolucionaria en 1961
El conjunto monumental, obra del famoso arquitecto cubano Félix Cabarrocas Ayala (1887-1961)  quedó inaugurado el 8 de mayo de 1925 por el presidente Alfredo Zayas, con presencia de numeroso público y los estadounidenses general Pershing y almirante Daylon. Se convirtió en uno de los principales atractivos patrióticos y turísticos de La Habana.
El sitio patrimonial quedó abandonado  expuesto a los embates de huracanes, olas del estrecho de Florida, salitre, herrumbre y del peor enemigo, la indiferencia oficial. Siete grandes lozas de mármol de Carrara de metro y medio cada una fueron robadas.
Hace pocos meses ante tanta crítica el Monumento al Maine fue restaurado, aunque continúa decapitado. Monumento que no pertenece a ningún gobierno sino a los pueblos de Cuba y Estados Unidos. La construcción del sitio histórico se construyó con dinero por colecta popular en Cuba. El Águila, parte intrínseca del monumento se forjó en los Estados Unidos, que la donó a Cuba.
Independientemente de circunstanciales desazones entre gobiernos siempre ha prevalecido la amistad entre los pueblos de Cuba y  Estados Unidos. Por razón de elemental justicia, el Águila con sus alas extendidas debe ocupar el lugar que le pertenece en el Monumento a la Víctimas del Maine en La Habana. El momento de ciertas distensiones políticas parece oportuno.
cosanoalaen@yahoo.com
 http://www.cubanet.org

Acerca del Autor

Reinaldo Emilio Cosano Alén
Reinaldo Emilio Cosano Alén
Reinaldo Emilio Cosano, La Habana, mayo, 1943, licenciado en Filología en la Universidad de La Habana. Ejerció como profesor los últimos veinte años de vida laboral. Fue separado del magisterio por carecer de ''idoneidad política'', según consta en el acta de separación definitiva. Fue miembro del Comité Cubano pro Derechos Humanos, y participó en la Coalición Democrática Cubana. Escribe desde hace más de diez años para CubaNet, a través de la agencia Sindical Press, de la cual es director. e-mail: cosanoalen@yahoo.com

  El monumento a las víctimas del acorazado US Maine, fue decapitado por la turba revolucionaria en 1961. Vea vídeos

miércoles, 18 de marzo de 2015

Humor negro: Entrenan sociedad civil oficial para la Cumbre de las Américas

panama
“Hay que cambiar la noción de que Cuba es totalitaria y militarizada”...
 
“Los cubanos que asistan deben estar muy bien preparados,

dijo Abel Prieto, asesor de Raúl.

 Miembros de 170 organizaciones oficiales asistirán al foro alternativo en Panamá.

 Representantes de 170 organizaciones como la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), la Unión Nacional de Juristas de Cuba, el capítulo cubano de la Red de Defensas de la Humanidad, Asociación Cubana de Comunicadores Sociales, la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), que el gobierno cubano quiere mostrar a manera de representación de la sociedad civil cubana, preparan sus propuestas para el Foro Social alternativo a la VII Cumbre de las Américas que se celebrará en abril próximo en Panamá.
Cuba organizó reuniones en cuatro paneles, para preparar a los 300 participantes en los ocho ejes temáticos del Foro: gobernabilidad democrática, la participación ciudadana, migración y seguridad, energía, medio ambiente, salud y educación.
“Los cubanos que asistan deben estar muy bien preparados, pues van a encontrar un escenario lastrado que tiene que ver con años de calumnias de que en nuestro país el Estado lo controla todo, que no existe espacio para ningún tipo de sociedad civil”, les advirtió el asesor de Raúl Castro, Abel Prieto.
El ex ministro de cultura les pidió borrar “esa idea ridícula de una sociedad monolítica, militarizada, totalizada, con la peor retórica de la guerra fría. Esa es, sin dudas, una caricatura de nuestra sociedad”.
“Los actores sociales y los representantes de nuestras organizaciones tienen que rebatir esa imagen estereotipada de Cuba”, instruyó el funcionario.
De acuerdo a información publicada en medios de prensa en la isla, esta delegación valora llevar las siguientes propuestas al Foro de la sociedad civil de la VII Cumbre de las Américas:
-revisar el tema de la “edad electoral”, con el fin de obtener una mayor representatividad de los jóvenes en los procesos políticos y sociales.
-denunciar las políticas migratorias diferenciadas e incorporar acciones para mitigar los efectos de la emigración en los países emisores.
-defender el acuerdo de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) que declaró a la América Latina como “zona de paz”.
-igualdad de salario para mujeres y hombres.
-defender el concepto de trabajo digno; de la negociación colectiva y la sindicalización y de la participación real de los trabajadores en el continente.
-mostrar la experiencia de Cuba en la prevención y tratamiento de las adicciones a las drogas.
Miembros de la disidencia cubana, que las autoridades oficiales no consideran parte de la sociedad civil han anunciado su intención de asistir a las reuniones que desarrollará en paralelo el Foro social en Panamá.
FUENTE  MARTINOTICIAS

miércoles, 11 de marzo de 2015

En recuerdo de ti





Adentro la lluvia

En memoria de alguien que se fue antes de tiempo.

"Cerré mis ojos para no verte partir

apreté mis labios para no decirte Adiós!"


Adentro la lluvia está sonando fuerte.
Es lluvia de huracán embravecido;
lluvia de alfileres dentro de mi vientre.

Lluvia que llega abriendo llagas;
sembrando angustias, 
dolor infinito
que se rebela dentro de mí
reclamando  desesperado  que detenga
este viaje sin regreso hacia la nada.

Afuera la lluvia quiere romper mis puertas,
quiere arrebatarme las sombras
que se quedaron grabadas en las paredes,
y en los troncos de los árboles celosos
que una vez fueron testigos de tu risa
en aquellos días de travesuras locas,
cuando aún no pensábamos en el otoño.

En este otoño que veíamos tan lejos,
tan imposible de tocar nuestras mejillas;
al que le poníamos antifaces de luna llena,
en aquellas tardes de junio de mucho sol,
cuando quedábamos atrapados
bajo la enredadera de los sueños,
y las horas se iban mientras nosotros
las vivíamos en otra dimensión,
con nuestros cuerpos fundidos,
alegres, lujuriosos,
protagónicos de espasmos y escalofríos
divinos que nos llevaban más allá
de nosotros mismos en cada orgasmo.

Ahora que no estás para compartirlo,
se ha colado en mí esta lluvia ciclonera
para entregarme este otoño vacío
como premio por mis burlas a la vida,
cuando reía como dueña del universo
al sentir tus manos en las mías,
tus besos en mis labios...
y mi cabeza en tu hombro.

No quiero este regalo de la lluvia!
Mis manos se cierran para no tocarlo,
pero ella lo ha puesto dentro de mi cuerpo...
 Me aferro a mis instintos.

Quiero salvarme
de la inercia de este largo camino...
Le grito a esta lluvia que no quiero
ese regalo tan absurdo,
tan sin ti y tan contigo
que ando a ciegas,
peregrina perdida en un desierto
sin oasis a pesar de las sombras.

La lluvia es cruel,
impertinente... Ciega ... Sorda.
Ella no escucha
lo invade todo y luego
sigue de largo, arrogante
burlona dejándome
  este necio regalo
clavado en mi pecho... 
Esperanza E Serrano
Fort Myers, 2008