Translate

martes, 23 de febrero de 2010

Dolor, mucho dolor y mucha rabia me ha causado esta noticia..


Muere el preso político cubano Orlando Zapata Tamayo

El preso político cubano Orlando Zapata Tamayo murió hoy en La Habana a consecuencia de una huelga de hambre inciciada hace 85 días en una prisión de la provincia de Holguín, según un comunicado del Directorio Democrático Cubano.
"El valiente defensor de la libertad del pueblo cubano Orlando Zapata Tamayo murió hoy, asesinado por el régimen castrista que se negó a garantizarle sus derechos básicos. Zapata Tamayo, prisionero de conciencia reconocido por Amnistía Internacional, exigía tal garantía mediante una huelga de hambre de más de 80 días de duración. Este grande de la resistencia cubana permanecía injustamente encarcelado desde el 20 de marzo de 2003", advierte el comunicado.Zapata, de 42 años, fue llevado la noche del lunes desde el hospital del presidio Combinado del Este, en La Habana, al hospital Hermanos Ameijeiras, uno de los principales de la capital cubana, dijo la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN)

Tomado de El Nuevo Herald de Miami

...............0000..............


Dolor, mucho dolor y mucha rabia me ha causado esta noticia


Dolor porque hemos perdido a un gran combatiente. A un gran cubano que no merecía morir de ese modo. Dolor por la pérdida de un ser humano extraordinario, para quien la vida no valía nada si debía vivirla en las condiciones infrahumanas en las que fue obligado a vivir en una prision cubana después de ser condenado injustamente a 36 años de cárcel sin haber cometido crimenes de ningún tipo, condenado por no aceptar las constantes vejaciones, las ignominias y los castigos que le imponían en represalias por sus constantes reclamos. Condenado por el solo hecho de reclamar respeto a sus derechos humanos y muerto porque quienes pudieron salvarle la vida no lo hicieron.


Dolor y pena por él y por su familia, con quienes, desde este modesto blog, me solidarizo y les dejo constancia de mi más sentido pésame, aunque sé que probablemente ellos nunca se enteren de que aquí, en Brandon, Florida, hay una mujer de sesenta años que llora y siente en su corazón la pérdida de este hijo de Cuba, que desde acá, desde esta orilla, me uno a ellos para rendirle un póstumo homenaje a quien pasará a la historia como un gran hombre por su decoro, su dignidad y por su valentía, pero también pasará a la historia como una víctima más del castrocomunismo.


Junto a este inmenso dolor siento una gran Rabia. Rabia porque me siento impotente, porque no puedo impedir que estas cosas pasen en la tierra donde nací. Rabia porque, a pesar de que llevamos tiempo alertando y solicitando que se le diera la asistencia médica que requería para salvarle la vida, cuando lo hicieron, ya era demasidao tarde . Lo dejaron morir a propósito! Una vez más ha quedado al descubierto la naturaleza cruel, inhumana de ese régimen.

Rabia porque no lo escucharon, no tuvieron la más mínima consideración humana, no tuvieron ni el más minimo respeto por su vida, ni la más minima conmiseración con él; han violado vilmente sus derechos humanos. Lo condenaron injustamente y lo dejaron morir con el ánimo de dar un escarmiento. Una vez más el régimen castrista ha actuado con la prepotencia, el odio y el cinismo de siempre.
Lloraremos su muerte, pero ese dolor que su pérdida nos produce, nos inyecta fuerzas para seguir luchando. Algun día estas cosas no volverán a pasar en Cuba.!!!
Maldita tiranía castrista. Maldito comunismo fidelismo que tanto daño le haces a la humanidad! algun día tendrás que rendir cuenta por tus crímenes! Algún día la tiranía, con todos sus cómplices y con toda su élite mafiosa, tendrás que responder por tantos daños.!!!
Esperanza E Serrano

4 comentarios:

  1. Nuestro hermano Orlando Zapata Tamayo nació varón y a muerto hombre, hombre recto, hombre viril como mas le duele a las alimañas que le mantenían preso, tuvo el valor de no doblegarse al castigo injusto que le infringieron, a tenido mas valor y mas hombría que el malvado que desgobierna desde un sillón de ruedas, que se mando a correr en el Moncada, que todos los cubanos lo sabemos, que Camilo se lo echo en cara y a cambio lo desapareció del mapa.
    Orlando ha muerto y un trozo de nuestra dignidad se nos ha ido con el.

    ResponderEliminar
  2. Hay hombres que viven contentos aunque vivan sin decoro. Hay otros que padecen como en agonía cuando ven que los hombres viven sin decoro a su alrededor. En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana. Esos hombres son sagrados. Estos tres hombres son sagrados: Bolívar, de Venezuela; San Martín, del Río de la Plata; Hidalgo, de México. Se les deben perdonar sus errores, porque el bien que hicieron fue más que sus faltas. Los hombres no pueden ser más perfectos que el sol. El sol quema con la misma luz con que calienta. El sol tiene manchas. Los desagradecidos no hablan más que de las manchas. Los agradecidos hablan de la luz.

    Honor y Gloria eterna a Orlando Zapata Tamayo.

    ResponderEliminar
  3. La Patria tiene un astro nuevo: ¡ORLANDO ZAPATA TAMAYO ha muerto, para vivir su propia libertad!
    Debiera tener un astro nuevo,
    cuando cae en la patria un hombre
    que la defiende"
    JOSÉ MARTÍ
    Un hombre-astro, papalote dueño de su propia libertad
    Todos los cubanos hemos podido corroborar hoy que la vida y los anhelos nacionalistas de Orlando Zapata Tamayo fueron siempre de una vocación patriótica y una valentía impresionante, tanto como los del personaje Martino, en el drama indio "Patria y Libertad" (1877), de nuestro José Martí:
    Pues él, como el quetzal, al enjaularlo,
    muere en la jaula, de dolor y pena.
    Martino ansía la muerte una y mil veces
    a esclavo ser, sin patria ni bandera.
    De ese modo entregó su patriotismo Orlando Zapata Tamayo, en beneficio de la libertad de Cuba. Ni con la muerte pudieron doblegarlo los castristas, porque él prefirió morir como el quetzal, y entregar su alma a la vida eterna por la independencia de su isla, al igual que nuestro Martí, quien siempre consideró que "hay dos vidas, la que se arrastra, y la que se desea", por lo que, no cabe dudas de que Orlando Zapata deseó la única posible, para alcanzar la verdadera dignidad y expresión del ser humano, que es su libertad total. Remedando el mensaje de nuestro Apóstol, puedo decirles hoy que: Un hombre que cae por la patria nueva, como Orlando Zapata Tamayo, es un astro de su infinita libertad.

    Banderas a media asta en nuestros corazones, por Orlando Zapata Tamayo, un héroe de la infinita libertad de Cuba.

    José Antonio Gutiérrez Caballero
    Miami, 23 de febrero del 2010.

    ResponderEliminar
  4. Quiero expresar mi mas sentido pesame y profundo respeto hacia Orlando Zapata y mi mas grande admiracion hacia su querida madre y al sufrido Pueblo Cubano. Un minuto de aplausos a la memoria de este gran hombre.

    ResponderEliminar