Translate

sábado, 20 de febrero de 2016

Visita de Barack Hussein Obama a Cuba.

 




La visita de Mr. Hussein Obama a Cuba no me sorprende. Desde hace tiempo ese ha sido su sueño confeso.

Hace más de cuatro años dije que se estaba ¨"cocinando" algo con Cuba y que ese algo se estaba haciendo con la participación masiva de su disidencia pre frabricada a la cual se sumaban algunos blogueros que escribían en el portal (al parecer desmantelado ya) Voces Cubanas desde  Cuba, con su creadora,Yoany Sánchez, al frente, y una parte del exilio cubano que ya avisoraba la quiebra de la industria anticastrista, también incluí en la lista de los participantes a la Fundación Cubano Americana lidereada por el hijo de Mas Canosa,

El marcado interés que ha mostrado Hussein Obama (desde que asumió la presidencia en el nesfasto enero del 2009) por establecer relaciones con la tiranía mafiocastrista de La Habana, me ha llevado a pensar en más de una ocasión en los petrodólares de Chavez regalados a su guía y mentor, Fidel Castro, y la posible desviación de éstos para subfragar parte de la campaña presidencial del actual inquilino de la Casa Blanca. Lo sospecho porque las donaciones millonarias a Barack Hussein Obama se hicieron vía internet. Bien sabemos cómo funciona internet, y cómo se presta para cometer cualquier tipo de fraude, incluyendo fraudes electorales de todo tipo.

 Mi amor por Cuba no me ciega. Los únicos culpables de lo que está sucediendo  allá desde hace más de medio siglo, somos nosotros mismos, los cubanos, que no hemos sabido, o no hemos podido, como dirán algunos, derrotar a ese monstruo de mil cabezas que nos impuso  un sistema político-socio- económico que nos ha convertido en esclavos.

Esclavos  todos porque tanto los de allá como los de acá, de una forma u otra, hemos sentido, sufrido y sucumbido   ante  las poderosas garras  de la mafia castro comunista. Mafia  dirigida y mantenida  por una élite militar,apoyada por el partido comunista (único partido en Cuba) y los millones de cubanos oportunistas que le han allanado el camino con pétalos de rosas  a sus propios verdugos. Digo millones de cubanos porque si los opositores, los contrarevolucionarios, los anticastristas, fuéramos mayoría hace rato otro gallo cantaría.

Me duele Cuba, me apena y me duele haber nacido allí, porque como cubana me siento derrotada y lo que es peor, sin fe y casi sin esperanzas de ver a Cuba libre de tanta ignominia antes de morirme. Mis sueños y mis anhelos de tener una patria libre de sectarismos construída por todos, una patria  pluralista, incluyente,con todos y para el bien de todos los cubanos, se han ido desvaneciendo con el paso de los años.

La Cuba donde nací y pasé mi primera década de vida, ya no existe. La Cuba de hoy no me gusta para nada. Es una isla hermosa por sus paisajes, por su belleza natural, pero como país está destruída fisica y moralmente. Ruinas se ven por doquier, la miseria humana se respira en cada rincón.

Vaya Barack Hussein Obama a compartir el banquete con los tiranos. Disfrute sus vacaciones y lleve a Michelle para que al menos despierte un poco de curiosidad a las pobres negras y mulatas jineteras cubanas que sueñan  con una vida mejor. De cualquier manera ya usted, Barack Hussein Obama, será recordado para siempre como el peor presidente que ha tenido  esta gran nación en toda su historia. Dudo que alguien pueda superarlo.

Esperanza E Serrano
Land O Lakes,
Fl, 2016
Fotos que hablan por sí sola:




Publicar un comentario