Translate

Cargando...

martes, 17 de mayo de 2011

Los cubanos y los cangrejos.

En más de una ocasión, he escuchado decir "los cubanos somos como los cangrejos".
Al principio asociaba esa comparación pensando en las características que algunos le atribuyen a los cangrejos de caminar en reversa, es decir, caminar en sentido contrario a la dirección que supuestamente debieran seguir, guiados por la vista, si sus ojos fueran como los nuestros. El caso es que, desde ese punto de vista, siempre encontré absurda esta comparación, que sólo sería válida si fuera cierto eso de que los cangrejos caminan para atrás, considerando que en Cuba hay puesta una marcha atrás desde 1959, tan acelerada, que estamos, en algunos casos en los albores de la esclavitud, en otros en la comunidad primitiva, muy cerca de la prehistoria, esa etapa de la humanidad en la que la mayor preocupación del ser humano en su lucha por la subsistencia-preservación de la vida misma-es la búsqueda de alimentos, seguida por la satisfacción de las necesidades primarias exigidas por los instintos de cualquier ser viviente con la consecuente manifestación del salvajismo en correspondencia con el medio hostil que genera la confrontación y la imposición y triunfo de la ley del más fuerte.

Hoy creo que ya entiendo mejor por qué “los cubanos somos como los cangrejos” .
Meses atrás en Cuba Inglesa leí comentarios de un anónimo que le llamaba cangrejos a los poetas que allí debatían la publicación de una antología poética en/ o desde el exilio. Proyecto que creo que todavía no acaba de cuajar del todo, o por lo menos tiene detractores porque no puede satisfacer todas las expectativas de cada uno de los involucrados e interesados en aparecer en la misma.

Ayer leía un artículo de Zoé Valdés ( Me han salido colmillos largos.) muy bien escrito, con su dosis de ironía, sarcasmo y de palabras groseras (las mal llamadas “malas palabras” que tanto caracterizan su estilo literario). En dicho artículo Zoé se manifiesta indignada, rabiosa, por la forma en que se ha manejado la muerte del opositor Juan Wilfredo Soto García al que ella reduce a la categoría #00. Indignación que pudiera ser más entendible si no estuviera tan cargada de veneno.

¿Por qué Zoé le llama Comité Central al sitio Voces cubanas? ¿Por qué ataca a Yoani y a otros que tienen alojados sus blogs en ese portal? Portal que desde el inicio, ha definido muy bien sus objetivos de ser la contrapartida de la prensa oficialista cubana, y gracias al cual muchos de los que estamos afuera podemos tener una idea de lo que sucede en Cuba diariamente, contado por personas que dicen responder a sus intereses individuales, que expresan sus opiniones libremente a riesgo de ser mal interpretados dentro y fuera de Cuba, con el consiguiente riesgo de ser perseguidos y reprimidos por la policía política dentro de Cuba y condenados por los radicales extremistas exiliados que les exigen a ellos lo que no fueron capaces de hacer cuando estaban dentro de Cuba y tenían acceso a medios y recursos disponibles solamente para los privilegiados creados y aplaudidos por el propio régimen.

Criticar virulentamente desde Paris, Madrid, Barcelona, Alemania, Miami, o cualquier otra ciudad del mundo a los que, de una forma u otra, equivocados o no, están haciendo algo dentro de Cuba para dar a conocer al mundo la otra cara de la robolución cubana, traducida en la realidad cotidiana a la que se enfrenta el ciudadano común dentro de la isla, creo que no es propio de personas honestas.

Perfecto no es nadie. Los intereses individuales generalmente se manifiestan por encima de los intereses colectivos. En estos tiempos aciagos (llevamos mas de cinco décadas en lo mismo) se impone atacar y combatir, desde todas las trincheras, al régimen, al medio socio- económico- político e ideológico que ha creado todo lo que hoy existe dentro de Cuba, incluyendo la mentalidad de los seres humanos que allí habitan y que desgraciadamente, de una forma u otra, todavía incide en muchos de los que han logrado escapar o burlar el cerco.

Es muy fácil ver la paja en el ojo ajeno, pero la propia, la que nos hiere y no nos deja ver con claridad, esa, claro está, es mucho más difícil de detectar y peor aún extraerla por nuestros propios medios para liberarnos definitivamente del mal que nos aqueja.
Esperanza E Serrano.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Los colmillos de la Soéz Balde'esmierda están afilados desde que se acostó con Senen Paz y otros pajarracos en el Icaic que no le hicieron ni cosquillitas... Alfredo Guevara se encargó de cuidarla, por eso la mandó a Paris. Pobrecilla. la envidia la ha pintado de verde, aunque siempre en ella prevalecerá el color rojito de sus bragas francesitas a la cañona.

Anónimo dijo...

¿Cangrejos? No insulten a esos pobrecitos animalitos de Dios... Los cubanos somos peor, somos una plaga mala, serpientes venenosas, nos devoramos mutuamente, nos arrancamos los pelos,la lengua, los ojos, nos hacemos daño mientras los grandes jerarkas duermen tranquilamente disfrutando su gran obra:la destrucción moral, civica, y material de la que una vez fuera "la floreciente isla de Cuba."
Zoe es un caso mas, ella tambien forma parte de la manada nacida y educada en los principios del hombre nuevo y la moral(inmoralidad) socialista.
Jacob