Translate

Cargando...

jueves, 24 de septiembre de 2009

Acusan a Hugo Chavez de orquestar el plan del regreso de Zelaya...



Asesores de Lula acusan a Chávez de orquestar plan para retorno de Zelaya
07:32 AM Sao Paulo.- Altas esferas del Gobierno brasileño acusan al presidente Hugo Chávez de "orquestar" el plan para el retorno a Tegucigalpa del depuesto gobernante hondureño, Manuel Zelaya, quien se encuentra refugiado en la embajada brasileña, afirmó hoy la prensa local.

Asesores del presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y de la Cancillería consultados por el diario "O Estado" de Sao Paulo apuntaron que la "infraestructura, la logística y la orientación para buscar específicamente la embajada brasileña" para el retorno clandestino de Zelaya fue preparada por Chávez.

La inesperada irrupción de Zelaya en la legación diplomática de Brasil ha causado un conflicto inédito y difícil de resolver, pues no hay una situación técnica de asilo ni de refugio y la embajada, con su embajador retirado desde el comienzo de la crisis política en ese país centroamericano, ha quedado en el centro del conflicto.

Los asesores manejan la información de que Zelaya fue orientado por Chávez para pedir refugio específicamente en la embajada brasileña, debido a que era el lugar "más seguro", pues el presidente Lula "está al frente de las presiones para que el poder le sea devuelto al depuesto presidente", reseñó Efe.

Brasil, Estados Unidos y Chile, entre otros países, exigen que el Gobierno de facto, de Roberto Micheletti, negocie con Zelaya, amparado en la gestión como mediador del presidente costarricense, Oscar Arias.

Se calcula que cien personas, entre familiares y simpatizantes de Zelaya, están dentro de la embajada brasileña.

El miércoles, la Cámara de Diputados de Brasil aprobó el envío de una misión parlamentaria a Honduras, integrada por congresistas de la base aliada y la oposición, quienes coinciden que el asunto debe ser tratado con delicadeza.

El desplazamiento, sin embargo, afronta dificultades por el cierre de los aeropuertos hondureños por los brotes de violencia y la necesidad de un salvoconducto del Congreso de Honduras para permitir la entrada de la misión, puesto que Brasil rompió unilateralmente las relaciones diplomáticas con ese país.

El periódico apuntó que la cancillería brasileña le pidió "oficialmente" a Zelaya abstenerse de hacer declaraciones de incitación política mientras permanezca en la sede diplomática.

En Nueva York, donde participa en la Asamblea General de las Naciones Unidas, Lula pidió durante el discurso de apertura de la reunión la restitución en el poder de Zelaya.