Translate

lunes, 2 de agosto de 2010

La delincuencia en Venezuela

En mi recorrido matinal por la blogosfera amiga, he encontrado un artículo que bien merece ser compartido con los amigos de este blog de anhelos y esperanzas.

La delincuencia se sentó en la silla presidencial

La Ambición, la Carencia de Principios y el Afán de Poder le Abre la Puerta a la Delincuencia.
z
- Antonio Semprun -
Cnel. (GN) Antonio Semprun
Oficial de la Plaza Altamira,
Venezuela

La mentira compulsiva, la locura y la fantasía idealizada son signos que identifican a un delincuente. Hugo Chávez, el profanador que desgobierna a Venezuela vive inmerso en esa mezcla peligrosa de locura, mentira y fantasía. Su último delirio ha sido ordenar el despliegue de unidades militares aéreas y de infantería a la frontera con Colombia. Según Él, el presidente Alvaro Uribe quiere involucrar a Venezuela en la guerra interna colombiana.

En una entrevista expresó ''estamos desplegando unidades militares en la frontera para defender nuestra soberanía pero en secreto porque no queremos crear alarma en la población”. Olvida Chávez que en Venezuela ya no hay secretos en lo que a sus intenciones se refiere. De quien quiere proteger la soberanía de Venezuela si fue El quien la entregó a un grupo de terroristas y narcotraficantes para que la violaran y la patearan.

Cual soberanía quiere proteger si la familia venezolana es víctima de secuestros, atracos y asesinatos en su propio territorio por los miembros de los grupos guerrilleros que El, valiéndose de su deslegitimada investidura como presidente ha cobijado, protegido y atendido. En su delirio de emperador mediocre pasa horas revisando planes de guerra, una guerra que quiere librar contra quién o contra qué. Olvidó Chávez que GUERRA ''es la lucha entre dos naciones''. El pueblo de Venezuela NO QUIERE tener una guerra con el pueblo de Colombia porque esa guerra sólo es posible en los delirios de historia del jefe de una pandilla.

Las guerras se libran contra enemigos que representan una clara amenaza a la tranquilidad y la paz ciudadana, a la seguridad del país. En Venezuela los enemigos de la paz son amigos del presidente. A Venezuela el enemigo la invadió sin disparar un sólo tiro. Entre delincuentes se manejan códigos que se respetan para poder subsistir, los códigos por los que se rigen las FARC son los mismos que rigen al régimen que está asesinando la democracia en Venezuela.

Cuando la conciencia es un pantano, no es extraño que regímenes trasnochados y en desgracia se unan en una misma ideología. Lo lamentable de esta triste realidad es que las banderas que izan los organismos multilaterales de un MUNDO MEJOR son arriadas por la ambición y los intereses individuales de quienes integran esos organismos. Ante una innegable realidad como la de Venezuela en la que todo un pueblo, partidario o no de los ideales del régimen está sometido a la enfermiza voluntad de un presidente traidor que se adueñó de una chequera que no le pertenece. Los organismos internacionales y algunos de sus miembros se arrodillan a esperar la tajada que les habrán de lanzar, tajada que no les corresponde pero que los hará enterrar la cabeza o voltear hacia el otro lado donde se está destruyendo la libertad de un país.
Tomado de:
http://angelicamorabeals.blogspot.com/

:::::::::0000::::::::

Mi opinión .

A mi modo de ver, el artículo está muy bueno pero al autor se le olvidó (quizás ex profeso) incluir en su análisis la injerencia de Cuba en los asuntos internos venezolanos, asi como la incidencia del gobierno de la Habana en las decisiones tomadas por Hugo Chavez, titere y fiel seguidor de los legados de Fidel Castro y leal servidor de la la tropa de mafiosos moncadistas que lo asesoran desde la Isla y dentro de Venezuela supervisan cada uno de sus pasos.
Chavez, los Castros y los promotores en general del socialismo del siglo XXI son los únicos realmente interesados en especular y amenazar con una posible e "inminente" guerra entre Venezuela y Colombia.
Yo confio en Uribe, en el partido de la U y en el nuevo presidente colombiano. Estoy segura que sabrán manejar esta situación inteligentemente. Colombia saldrá airosa, no habrá guerra y Chavez y sus amigos tendrán que responder por sus fechorías ante los tribunales internacionales, si es que antes no se arrodillan a pedir perdón al pueblo colombiano representado por su presidente Juan Manuel Santos.
Esperanza E Serrano

1 comentario: