Translate

viernes, 6 de noviembre de 2009

Aprendiendo de la "Revolución de Terciopelo"

"Sabemos la fortaleza de la razón que nos asiste, en lucha por la libertad, pero ignoramos nuestras debilidades. La disidencia u oposición cubana sigue enquistada en su primera fase de la lucha cívica no violenta, las denuncias. Nos urge quemar etapas, aprovechar los espacios, sabiendo que somos más que los que públicamente nos manifestamos. La disidencia y el descontento cada día está más presente en las instituciones estatales: empresas, universidades, intelectuales, incluso en las propias fuerzas armadas y las filas del partido comunista, téngase presente el caso de Calos Lage y Felipe Pérez Roque, entre otros...
...
"La desconfianza no puede ser la justificación para la falta de unidad estratégica. La Seguridad del Estado, se encarga de fabricarla y cuando alguien cause dudas, la única forma de medirlo es por los resultados de su trabajo. Debemos unirnos, un solo hombre por muy buenas intenciones, deseos de trabajar, espíritu de sacrifico, etc. que tenga no puede llevar todo el peso de una causa. En estos años de lucha hemos logrado algo muy significativo, sobreponemos al miedo de la represión y eso por si solo es un gran cambio, destruyendo el mito de que todo está perdido y que una transición es posible, sin que eso signifique una catástrofe para Cuba.
Si mañana se produjera un colapso del sistema en Cuba, como pasó en Europa del Este, muy pocas organizaciones o partidos políticos tienen creadas estructuras capaces de asumir el reto de formar gobierno. El Movimiento Cristiano de Liberación tal vez sería uno de los que estaría en mejores condiciones de reaccionar y quizás el Arco Progresista, pero cuenta con menos seguidores, de forma tal que en un proceso electoral el Partido Comunista podría ganar con amplia mayoría..."
Tomado de
Aprendiendo de la “Revolución de Terciopelo”
Juan Carlos Hernández Hernández
Director APLOPRESS.
juanchernandez2002@yahoo.es
www.aplopress.com

1 comentario:

  1. muy buen razonamiento el de ese hombre; Gracias Esperanza

    saludos

    ResponderEliminar