Translate

Cargando...

sábado, 17 de noviembre de 2012

Marihuana


Confieso que nunca he fumado marihuana,
pero hoy, de buenas ganas, me fumaría
unos cuantos pitillos... 
Me fumaría unos cuantos de esos burdos
pitillos confeccionados en casa.

Juro que lo haría tan solo para celebrar,
enmarihuanada, los 493 años 
de la capital cubana.
Capital en ruinas,
restos amurallados 
de lo que antaño fue
una alegre ciudad, 
maravilla  caribeña,
carnavalesca, ufana, 
no perfecta,
pero más humana.

Dicen que la marihuana provoca un efecto
de alegría, de éxtasis divino, enajenación
sublime que lleva a los poetas a escribir
los mejores versos y a los pintores
a tocar el cielo de un pincelazo desafiante,
uno de esos pincelazos eternos
que hacen historia en los museos de arte.

Mi pobre ciudad dormida,
ciudad de zombies y fantasmas,
me inspira dolor. 
Lágrimas ruedan por mis mejillas
y se hace río y navego en sus aguas
en este barco de nostalgia que nunca me abandona.

 Hoy necesito embriagarme de alegrías, 
necesito combatir este aire de frustración
que me acompaña desde hace tantos años.
 Ya no tengo aquella patria que me recibió
en su seno aquel enero de 195o.

Aquella patria no existe. 
La Cuba de hoy  es nueva, 
aunque parezca tan vieja.
Cualquiera diría que su capital
es ciudad de muertos,
que una guerra impía destruyó sus calles,
sus edificios, sus parques, sus ríos, su gente...

 Hasta el malecón parece  de ultratumba,
 lleno de huecos, de musgo...¡De penas!
 porque ni  los amantes respetan sus años.
A plena luz del día las muchachas besan, 
en sus partes privadas,
a los turistas que ofrecen baratijas brillantes.

La que fue mi Habana celebra su aniversario
vestida de hambre, de policías y de miedo.
Sus cárceles oscuras están repletas,
en ellas se confunden bandidos y patriotas,
delincuentes comunes y jovénes disidentes..
Todos maltratados por esos carceleros, 
cancerberos del mal que agobia a mi pueblo.

Marihuana, marihuana para la pena,
marihuana para el dolor,
marihuana para el olvido...
¿Será que estoy enferma?
Esperanza E Serrano
Brandon, Fl  Nov. 2012

 Imágenes de la capital cubana

 Otra vuelta a la ceiba

/la-habana-cumple-493-años- 


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pasa por mi casa,
te regalaré una cajetilla
para que te embriagues de felicidad y olvides esa bendita ciudad perdida en el seno del infierno de Castro y cía.
Antonio

Esperanza E. Serrano dijo...

Antonio,
Gracias por tu ofrecimiento pero no creo que sea buena idea "enmarihuanarme" a esta edad. No correré el riesgo de morirme de fingida alegría
Saludos
Esperanza

La Segunda Rueda dijo...

Comparto tu dolor por La Habanay al final por Cuba. Pero todo estará mejor. Saludos.

Esperanza E. Serrano dijo...

Gracias amigo de La segunda Rueda. El dolor de Cuba nos afecta a todos y ojalá tus palabras se cumplan.
Hay días en que el pesimismo se apodera de mi porque no veo una luz al final del tunel. Llevamos casi 54 años y cada día el panorama es más negro.
La Habana se cae a pedazos y me pregunto si la capital está así ¿cómo estará el resto de Cuba?
Recientemente Sandy acabó en las provincias orientales. Santiago de Cuba y Holguín están destrozados con la agravante de que todavía no se han recuperado de los daños de IKE y del otro ciclón que las azotó en el 2008.
Gracias por tu visita y por tus palabras de aliento.
Un abrazo
Espe