Translate

sábado, 21 de enero de 2012

La cruel receta del escarmiento

La cruel receta del escarmiento
por: Antonio
La nota informativa del periódico Granma deja entrever la razón por la que dejaron morir a Wilman Villar Mendoza. El poder en Cuba, encarnado en Fidel y Raúl Castro, ha aplicado una vez más su vieja fórmula: el escarmiento.
Sobre Cuba continúa, colgando amenazante, el puño del mismo grupo que tomó el poder en el lejano año de 1959. Desde entonces las conductas y maneras de someter al contrario conservan el mismo patrón. El desprecio total por la vida del adversario y el escarmiento como forma aleccionadora para ejercer el control social.
Cuántos fusilamientos y encarcelamientos ocurrieron de sólo un plumazo, “avalados” por tribunales de urgencia cuando la sentencia ya estaba previamente dictada. Los gritos de paredón siguen retumbando en Cuba.
Aún resuenan las ofensas de Fidel Castro que llevaron al suicidio al comandante Félix Pena , la crudeza sin límites en la muerte de Pedro Luis Boitel, el trato humillante a cientos de presos políticos, el terrible hundimiento del remolcador 13 de marzo, la pulverización en el aire de dos avionetas desarmadas, el fusilamiento apresurado sin derecho a habeas corpus de tres jóvenes negros, el encarcelamiento de 75 personas con delirantes condenas por pensar y opinar diferente , las golpizas al prisionero político Orlando Zapata y su posterior muerte en huelga de hambre , los gritos de preparen apunten fuego lanzados desde el último acto de repudio frente a la casa de Laura Pollán, días antes de su inesperado fallecimiento.
Ni siquiera la gastada y absurda justificación de delitos comunes, exonera al gobierno de su responsabilidad con la vida del prisionero. Como tantas otras veces, ahora, en el Granma, ni una palabra de respeto por esa vida, ni la más mínima muestra de condolencia. La falta de compasión como constante y el desprecio total por la vida humana del que discrepa, del que disiente.
Es inadmisible la muerte de un ciudadano cubano más, es inadmisible tanto desprecio e indolencia .De permanecer indiferentes e impasibles, otras muertes vendrán, el poder en Cuba ha dado sobradas muestras de ser insaciable.
Fidel Castro y Raúl Castro, dejen de jugar a ser Dios, la justicia humana existe. Tras medio siglo de ineptitud nos legan un país en ruinas con un panteón inmenso. Muestren algo de dignidad. No hay forma de detener el futuro. Es sólo cuestión de tiempo y ése está de nuestro lado.

http://www.estadodesats.com/2012/01/la-cruel-receta-del-escarmiento.html?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=la-cruel-receta-del-escarmiento
Publicar un comentario