Translate

martes, 27 de septiembre de 2016

El fenómeno Trump frente al primer debate presidencial



Armando de Armas / martinoticias.com

Trump supera ampliamente a su rival demócrata entre el electorado blanco con el 57% en las intenciones de voto frente al 33% de Clinton.
Una reciente encuesta de intención de voto de CNN/ORC le otorga a Donald Trump una ventaja del 45% frente al 43% de Hillary Clinton entre los votantes potenciales.
No obstante, los números son demasiado estrechos entre ambos contendientes, como para poder considerar a ninguno de los dos como un claro favorito para acceder a la Casa Blanca dentro de dos meses.



Otras encuestas
Sin embargo, otra encuesta de esta semana, en este caso del New York Times y la cadena CBS News, muestra que la contienda entre la demócrata y el republicano será más reñida de lo esperado. Según esta encuesta Trump y Clinton están empatados con el 42%.
El objetivo de los candidatos favoritos es captar el 4% del electorado indeciso y sostener su número sin perder ningún apoyo. El sondeo se realizó por vía telefónica con una muestra de 1 433 votantes registrados y con el margen de error habitual del 3%.
La primera vez que se informó que Trump aventajaba a Clinton, en tres puntos porcentuales, fue en julio después de la convención republicana que terminó en Cleveland, Ohio, donde el magnate inmobiliario oficialmente obtuvo la nominación del Partido Republicano.
Así, mientras que el magnate republicano obtenía el 48 % de la intención de voto, la magnate demócrata, la señora Hillary Clinton, se quedaba con el 45 %.
Una elección atípica
No obstante, más allá de encuestas, lo cierto es que Estados Unidos se encamina hacia una elección atípica. Por primera vez en mucho tiempo, los dos postulantes a la presidencia generan en el votante medio mucho más rechazo que aprobación.
Esto explica que la campaña se esté volviendo cada vez más negativa, no se trata de proponer positivamente, sino de demostrar que un triunfo del adversario sería peor. Gran parte de la población tiene una imagen negativa tanto de Hillary Clinton como de Donald Trump.
Trump supera ampliamente a su rival demócrata en el electorado blanco, una de las mayorías, con el 57% sobre el 33%.
Los problemas de salud de Hillary y la percepción de que ha mentido sobre la misma le han dado ventaja a Trump, Trump aprovechó la crisis de Hillary por su neumonía y mostró sus registros de salud a través del programa televisivo "The Dr Oz Show". Si bien el magante no sufre de ninguna anomalía grave, los especialistas aseguraron que su problema es un ligero sobrepeso, en fin nada que no padezca cualquier hijo de vecino en EE.UU.
La Asociación Nacional del Rifle de EE.UU respalda a Trump
La Asociación Nacional del Rifle de EE.UU respaldó a Trump y advirtió que Clinton elegirá jueces que no ratificarán la Segunda Enmienda. Por su parte, Trump dijo en agosto que "Hillary quiere abolir, esencialmente abolir la Segunda Enmienda. Por cierto, si le toca elegir sus jueces (en referencia a los jueces de la Corte Suprema), no hay nada que puedan hacer, amigos".
"Aunque la gente de la Segunda Enmienda, quizá sí… no sé".
La Segunda Enmienda de la constitución estadounidense consagra el derecho a la posesión de armas.
Votantes de Miami asisten a un acto de campaña en apoyo a su candidato.
Votantes de Miami asisten a un acto de campaña en apoyo a su candidato.
Trump aventaja a Clinton en Florida, un Estado clave
Así, Trump aventaja a Clinton en Florida, un Estado clave para acceder a la presidencia, según un sondeo de la Florida Atlantic University Business and Economics Polling Initiative (FAU BEPI), el republicano cuenta con 43 por ciento de respaldo, mientras que la demócrata cuenta sólo con el 41.
Florida, donde el 18 por ciento de los votantes es hispano, es uno de los estados decisivos para el resultado de las elecciones, tanto por su importante número de votos electorales (29 de los 270 necesarios para llegar a la Casa Blanca) como porque es uno de los que no tiene un patrón fijo de voto ("swing states") y no es, por tanto, el bastión de ninguno de los dos partidos mayoritarios.
Esta última encuesta de FAU BEPI, realizada del 19 al 22 de agosto a 1.200 electores, revela que la pelea por el voto hispano es más cerrada en Florida que a nivel nacional, pues la ventaja de Clinton sobre Trump se reduce 10 puntos (50 por ciento frente a 40 por ciento). Mientras en el conjunto del país la diferencia gira entorno a los 48 puntos.
Mónica Escaleras, directora de BEPI, considera que esto se debe probablemente al voto cubano. "El apoyo del que goza (Trump) entre los latinos de Florida le está ayudando a seguir siendo competitivo", dijo en un comunicado.
El sondeo también muestra que tanto Trump como Clinton despiertan el rechazo de más de la mitad de los floridanos encuestados, 56 por ciento en el caso del primero y 58 por ciento en el de la segunda.
Los que tienen opiniones favorables son 41 por ciento en el caso de él y 40 por ciento en el de ella, señala el sondeo, que tiene un margen de error de +/-2.7 por ciento y un nivel de confianza del 95 por ciento.
El empresario inmobiliario suscita mayores lealtades en Florida que Clinton. Un 94 por ciento de los que tienen una opinión favorable de él, le votarán, mientras que en el caso de Clinton el porcentaje es del 90 por ciento.
Las encuesta revelan también que los hombres de Florida prefieren a Trump (46 por ciento frente a 36 por ciento), al igual que los independientes (los que no están registrados como votante republicano o demócrata), que se inclinan por él en 47 por ciento de los casos frente a 26 por ciento que lo hace por Clinton.
El inexplicable fenómeno Trump
Trump ha sido un fenómeno inexplicable para muchos analistas quienes auguraban que ni siquiera llegaría a las primarias de su partido, pero llegó, y fue el candidato escogido en la convención republicana en Cleveland, Ohio, habiendo vencido antes la reticencia y el rechazo de las élites de su partido que nunca le consideraron un verdadero conservador.
Sin embargo el magnate inmobiliario de Nueva York, se ha abierto paso contra todo pronóstico bajo el compromiso de hacer a América grande nuevamente, de autoridad, orden y respeto a la ley en una nación convulsionada por los conflictos raciales, muertes de afroamericanos a manos de la policía, y de policías a manos de afroamericanos, además de numerosos ataques terroristas en territorio estadounidense. Por lo que el tema de seguridad nacional ha sido y será defiintorio en esta campaña electoral.
Trump ha prometido traer las grandes fábricas de China a Estados Unidos, aumentar el empleo y buscará renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) al que el país está suscrito junto a Canadá y México. Por otra parte, el candidato republicano ha arremetido contra la inmigración ilegal y prometido erigir un muro en la frontera con México, por donde considera entran no sólo inmigrantes sino narcotraficantes y criminales.
Trump ha manejado un lenguaje chocante, preñado de exabruptos y frases políticamente incorrectas, que lejos de restarle popularidad le ha ganado gran apoyo en amplios sectores sociales que se sienten reprimidos en su expresión, debido a lo que consideran el control de los medios de prensa por una agenda de índole izquierdista que se niega, según estiman, a nombrar las cosas por su nombre y propensa al uso de subterfugios sostenidos en la corrección política.
Trump por otro lado ha deplorado los acuerdos nucleares con Irán y el restablecimiento de relaciones con el régimen de Cuba, llevados a cabo por el presidente Barack Obama, y asegura que revertirá ambos procesos pues considera que EE.UU entregó mucho a cambio de nada.


http://www.martinoticias.com/a/trump-frente-al-primer-debate-presidencial-/130581.html
Publicar un comentario en la entrada