Translate

miércoles, 15 de febrero de 2012

Washington aclara:"Vuelva o no a la OEA, Cuba no cumple los requisitos para asistir a la Cumbre de las Américas..."

La declaración de Quebec en 2001 establece que 'sólo los líderes elegidos democráticamente en el hemisferio pueden ser invitados'.
El Gobierno estadounidense dijo hoy que Cuba no debe asistir a la Cumbre de las Américas hasta que no emprenda reformas democráticas, tanto si se reintegra en la Organización de Estados Americanos (OEA) como si no, reportó EFE.
El portavoz para Latinoamérica del Departamento de Estado, William Ostick, reafirmó la posición ya manifestada hace días por EE UU, después de que el canciller cubano, Bruno Martínez, confirmara que La Habana quiere asistir a la VI Cumbre de las Américas, pero no regresará a la OEA, de la que fue suspendida en 1962.
"La integración en la OEA no sería un elemento necesariamente indispensable (para que Cuba participe en la cumbre). Pero un sistema democrático sí lo es", dijo Ostick en declaraciones a EFE.
Estados Unidos considera que La Habana debería aceptar el proceso de reingreso a la OEA planteado por la organización en 2009, pero, aunque ese proceso "esté relacionado con la Cumbre de las Américas, es independiente" de ella, subrayó el portavoz.
Por tanto, la participación en el organismo hemisférico no debe ser el criterio definitivo para invitar a un país a la reunión que se celebrará los días 14 y 15 de abril en Cartagena de Indias (Colombia), consideró.
La decisión debe tomarse en base a la declaración firmada en la Cumbre de las Américas de Quebec en 2001, que establece que "sólo los líderes elegidos democráticamente en el hemisferio pueden ser invitados a participar en la cumbre", recordó Ostick.
El portavoz rechazó responder a si Estados Unidos planea conversar con sus aliados en la región para animarles a oponerse a una posible invitación a Cuba para asistir a la cumbre.
Bruno Rodríguez indicó hoy que si es invitada, Cuba asistiría con respeto y "desde sus posiciones de apego a la verdad y su tradicional política exterior de principios".
Sin embargo, La Habana "no regresará a la OEA ni le interesa tener ninguna relación con esa organización que ha servido para propósitos de dominación, ocupación y agresión como plataforma de Estados Unidos para agredir y expoliar a la América Latina y el Caribe", según sus palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario