Translate

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Quien es Susana Barreiros, la jueza que condeno al lider opositor Leopoldo Lopez






















Con sólo 34 años, la joven magistrada provisional del Tribunal 28° de Juicio del Área Metropolitana de Caracas, no resistió a las presiones del régimen venezolano. Sus temores y los vínculos con el chavismo

El nombre de Susana Virginia Barreiros Rodríguez quedará en la historia de Venezuela por haber cedido a las presiones del chavismo al condenar a 13 años, 9 meses y 7 días de prisión Leopoldo López.
Esta jueza, de sólo 34 años, se transformó el jueves por la noche en el instrumento clave que necesitaba el régimen de Nicolás Maduro para mantener tras las rejas al líder opositor.
Con la excusa de acusarlo de los delitos de instigación pública, daños a la propiedad en grado de determinador, incendio en grado de determinador y asociación para delinquir, Barreiros no dudó en responder a los pedidos oficialistas.
Según se supo con el correr de las horas, de acuerdo a lo que publicaron distintos medios venezolanos, la joven jueza provisional del Tribunal 28° de Juicio del Área Metropolitana de Caracas recibió llamadas provenientes desde el mismísimo Palacio de Miraflores antes de dar su sentencia.
Su mayor temor -y esto lo manifestó en sus diálogos con la primera línea del gobierno-, era que desde el régimenno le garanticen que saldrá bien parada y que la justicia internacional la juzgue a ella. Así se los hizo saber en reiteradas oportunidades a sus allegados.
Su acercamiento al Gobierno
El primer guiño de Barreiros hacia el chavismo fue cuando le otorgó la libertad, en diciembre de 2010, a Arné Chacón Escamillo, hermano del histórico ministro de varios despachos, Jesse Chacón Escamillo.
Arné Chacón había sido procesado por los delitos de aprovechamiento indebido de fondos públicos yaprobación indebida de créditos. Sin embargo, esta joven jueza lo dejó en libertad.
Se recibió de abogada en la privada Universidad Santa María y ocupa, desde agosto de 2010, el puesto que tuvo que dejar María Lourdes Afiuni, quien es una presa política del ex presidente Hugo Chávez.
Unos días antes de leer su fallo, Barreiros reconoció que no tenía sentido seguir escuchando testigos luego de que unos adolescentes confesaran que incendiaron ellos las patrullas del Cicpc, el 12 de febrero de 2014, y que además declararon que lo hicieron por decisión propia y no por una orden de Leopoldo López, dirigente al que dijeron no conocer.
Leopoldo López seguirá en prisión
La palabra de la defensa de López
Uno de los abogados de Leopoldo López, Francisco Santana, se refirió a las pruebas que utilizó la jueza para condenar a su defendido.
"Es como el mago que hace el truco de sacar un conejo de un sombrero", afirmó Santana al considerar que la magistrada no debió tomar como "prueba fundamental" los grafitis que asistentes a la marcha del 12 de febrero de 2014 escribieron en las paredes de la sede del Ministerio Público.
"Es insólito que se quiera forzar una relación causa-efecto de esta manera. Bastaría preguntarse: ¿Y si esos grafitis los escribieron infiltrados del oficialismo?", destacó el abogado. Y agregó: "La motivación de la sentencia, contrastar los hechos con el Derecho, es lo más difícil. No sabemos cómo la jueza va a sostener que hubo incendio en la sede de la Fiscalía si los funcionarios que hicieron las inspecciones lo negaron".
Publicar un comentario en la entrada