Translate

Cargando...

domingo, 13 de diciembre de 2009

Damas de Blanco: Protagonistas de la Historia de la Cuba de hoy

Damas de Blanco: esposas, madres, hijas, hermanas, tias, primas... de los valientes cubanos que sufren injustamente el cautiverio tras las rejas de los infernales centros penitenciarios creados por la tiranía castrista. Ellos, los presos politicos cubanos, son los presos más pacíficos del mundo, cruelmente obligados a compartir sus celdas con peligrosos criminales, lejos de sus familiares, en las apartadas cárceles cubanas donde no les garantizan una adecuada alimentación, ni la atención médica necesaria, y mucho menos condiciones higiénicas aceptables.

Las cifras de presos políticos en Cuba suben. Ya son más de doscientos. Los mantienen hacinados; sufriendo todo tipo de maltratados y hasta son torturados física y psicológicamente. Lentamente se deterioran sus cuerpos por las adversas condiciones de vida en las prisiones, pierden sus dientes y contraen enfermedades crónicas que ponen en peligro sus vidas. La mayoría han sido condenados en los mal llamados juicios armados por la tiranía y sus lacayos trabajadores del también mal llamado sistema de justicia cubana. Juicios, en algunos casos, sumarísimos, en los que no les han permitido el derecho a la defensa, y en otros donde los han condenado como delincuentes comunes, culpandolos por violar las absurdas leyes impuestas por la tiranía. Ellos no han cometido delitos reales, solo han alzado sus voces pacíficamente para reclamar el respeto a los derechos humanos en Cuba, protestando por las continuas violaciones de los mismos por parte de quienes debieran estar en el poder para servir al pueblo y no para esclavizarlo como lo han estado haciendo desde hace más de medio siglo.

Las valientes Damas de Blanco desfilan pacificamente por las calles de La Habana y de otras ciudades, clamando justicia para sus seres queridos: JUSTICIA y LIBERTAD.

Con dolor e indignación he leido y he visto fotos y videos de cubanos mal nacidos que se han prestado a ofender a las Damas de Blanco: a las dignas cubanas, orgullo de nuestra patria esclavizada. Algunos se divierten, cual esbirros salvajes, atacándolas fisicamente o escribiendo detrás de un ordenador, desde una cómoda habitación, artículos y comentarios groseros contra ellas pretendiendo desacreditarlas ante la opinion nacional e internacional. Esos cobardes actuan como los típicos lacayos mal pagados del régimen castrista que han puesto su pluma y su mal desarrollado intelecto al servicio de la peor dictadura que ha existido en nuestra tierra. Ellos y los otros que se hacen los locos o los chistosos, están comportándose como los chivos con tonteras asumiendo la posición de los tontos útiles.

Está más que claro que a quienes osan ofender a estas dignas mujeres, el pueblo cubano los está identificando como aliados incondicionales de los verdaderos enemigos de nuestra patria: la tiranía castrista-comunista y su élite militarista que tanto daño han hecho, y continuan haciendo en nuestro país. Ese comportamiento cobarde e inaceptable los señala como cómplices por conveniencia o por indolencia, y los situa en el mismo plano en que están los enemigos de nuestro pueblo.

Los que las atacan en los blogs o en las publicaciones oficialistas pagadas por el mal gobierno cubano y su aparato represivo, son tan degenerados como aquellos que se han dedicado a agredirlas físicamente porque se sienten protegidos por ese regimen fidelista que ha llenado de ignominias a nuestra patria.

Esos cubanos mal nacidos, sietemesinos con cerebro de mosquito y alma calcinada por las cenizas que deja la cobardía, son también seres criados con leche de culebras que ahora se alimentan con los frijoles envenenados con los que les pagan por sus servicios. Frijoles baratos que llevan el sello de la traición a pesar de ese falso orgullo con que los engullen a escondidas, muchas veces sin dar la cara. Frijoles de pago, cultivados por los monstruos que no duermen tranquilamente porque saben el daño que le han hecho a la noble nación cubana. Monstruos que les darán una patada cuando ya no les sirvan y luego no tendrán ni los restos de esos potages mal servidos que hoy ponen en sus mediocres mesas.

Cubanos mal nacidos, es hora ya de abrir los ojos. Los horrorosos monstruos han envejecido haciendo daño. Ahora patalean en los estertores de su agonía, pero un día, no muy lejano, tendrán que rendir cuentas de sus acciones y ya veremos quienes serán los que queden confinados en el estercolero de la historia, donde ustedes, al parecer, también quieren estar.
Esperanza E. Serrano.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Espero que ya te desligues de las opiniones del agente Tencent, como le llaman ahora a jose varatela.

Simon-Jose dijo...

Esperanza,
Con orgullo y satisfacion he leido este post.
Digna y magnifica respuesta a quienes, sirviendo a un amo que siempre paga mal, han puesto en la picota publica el buen nombre que alguna vez tuvieron.
Las Damas de Blanco son, sin margen de discusion posible, el estandarte representativo de la lucha de un pueblo por el rescate de su dignidad y sus derechos.
HONOR A LA MUJJER CUBANA.
Honor a las Damas de Blanco, y junto a ellas, a esa pleyade de "blogueras" que se han lanzado a la reconquista de nuestra Patria, con el valor y la dedicacion de aquellas inolvidables patriotas cuyos nombres estan grabados a fuego en la historia de nuestras guerras independentistas.
Si ayer fueron Rosa la Bayamesa, Adela Azcuy, Isabel Rubio, Mariana Grajales, Maria Cabrales, y tantas y tantas mas, hoy son Chiquita Buena, Aguaya, Alana, Raquel, Armienne, Tu misma y muchas mas, hasta hacer la lista interminable, y debemos sumar a otras mujeres de otros paises que son destacadas activistas en esta lucha que es de todos y todas.
Vergüenza eterna para aquellos que se burlan de las mujeres. De tan dignas mujeres.
Esos, los que tan bien sirven al tirano, solo sienten en su corazon la envidia porque, a pesar de haber nacido hombres, todas estas mujeres tienen muchos mas huevos que todos ellos juntos.
Un abrazo, un beso y una felicitacion patriotica y cubanisima a todas.

Simon Jose Marti Bolivar.

Anónimo dijo...

Amiga Esperanza, después de leer este post solo puedo agregar que el uso de la fuerza para reprimir a los opositores y el uso de un lenguaje prepotente y grosero para atacarlos por parte de los sicarios del regimen de la Habana, son producto y reflejo de las fisuras y debilidades de un gobierno en franca decadencia, que lucha suciamente por mantenerse en el poder sobre la base de la imposición, proceder muy tipico de las dictaduras que siempre tiene sus arrastrados servidores a su disposición. La mafia castrense tiene a sus fieles bufones regados por todas partes.
Atacan a las damas de blanco porque éstas los desafían con sus pacificas marchas.
Desmadrados hay dondequiera.
Miriela Santos