Translate

sábado, 20 de noviembre de 2021

En USA los medios de comunicación ocultan la verdad




Los medios de comunicación son enemigos del pueblo.

Gran resumen publicado sobre el juicio de Rittenhouse ...

- He visto todo el caso de Rittenhouse. 

No sabía que Kyle apagó un incendio en un contenedor de basura que estaba siendo trasladado a una estación de servicio para explotar, con gente alrededor.

No sabía que Kyle llevaba una bolsa de primeros auxilios surtida y ayudaba a manifestantes al azar; uno, una niña que se había lastimado el tobillo, y dos, un hombre al que le había entrado un químico en los ojos.

No sabía que le dijeron a la policía que se retirara porque los negocios fueron destruidos.

No sabía que el papá, la abuela y los amigos de Kyle vivían en Kenosha, a 20 minutos de donde él residía con su mamá a tiempo parcial en Illinois y que Kyle era actualmente un salvavidas en Kenosha.

No sabía que Joseph Rosenbaum les dijo a Kyle y a otro hombre que los mataría si los veía solos. Más tarde esa noche, Rosenbaum persiguió a Rittenhouse, que estaba solo, lo derribó dos veces y luego intentó patearlo con fuerza letal en la cabeza.

No sabía que Huber le había golpeado dos veces en la cabeza con una patineta.

No sabía que Gaige Grosskreutz, un delincuente en posesión de un arma de fuego, apuntó con su arma a Kyle primero mientras cargaba hacia él, como admitió en el estrado.

Tampoco sabía que en el estado de Wisconsin, es legal que Kyle posea un arma, incluso a los 17 años (razón por la cual se desestimó el cargo de arma).

No sabía que Kyle no cruzaba las fronteras estatales con un arma que se suponía que no debía tener. El dueño legítimo del arma lo hizo, como se le permitió legalmente.

Tampoco sabía que Rosenbaum fue un violador de niños condenado en cinco ocasiones con 11 cargos de abuso sexual de menores, que había cumplido 15 años de prisión y que Huber había sido un golpeador de mujeres condenado en dos ocasiones y que también cumplió condena por intentar estrangular a su hermano. No sabía que Grosskreutz era un ladrón convicto con un asalto en su historial también.


SI LOS MEDIOS HICIERAN SU TRABAJO, ... Todos lo hubiéramos sabido







martes, 28 de septiembre de 2021

¿Qué culpa tiene USA?

 LEANLO.



El Sr Oscar Arias ex presidente de Costa Rica dijo:


- “Tengo la impresión de que cada vez que los países caribeños y latinoamericanos se reúnen con el presidente de Estados Unidos (EU) de América, es para pedirle cosas, o para reclamarle cosas. Casi siempre, es para culpar a los EU de nuestros males pasados, presentes y futuros. 

No creo que eso sea del todo justo. No podemos olvidar que en este continente, por lo menos hasta 1750, todos los americanos eran... pobres”.

“Cuando aparece la Revolución Industrial en Inglaterra, otros países se montaron en ese vagón: Alemania, Francia, EU, Canadá, Australia, Nueva Zelanda… y así la Revolución Industrial pasó por América Latina como un cometa y no nos dimos cuenta..., perdimos la oportunidad”. 

“Hace 50 años, México era más rico que Portugal. En 1950, un país como Brasil, tenía un ingreso per cápita más elevado que el de Corea del Sur. Hace 60 años, Honduras tenía más riqueza per cápita que Singapur y hoy –en cuestión de 35 o 40 años–, Singapur es un país con 40 mil dólares de ingreso anual por habitante, mientras que hoy, el ingreso per cápita de 

Honduras, ronda los 2 mil dólares anuales.

“En 1950, cada ciudadano estadounidense era cuatro veces más rico que un ciudadano latinoamericano. Hoy en día, un ciudadano estadounidense es 10, 15, o 20 veces más rico que un latinoamericano. Eso no es culpa de los EU, eso es culpa nuestra. Bueno, algo hicimos mal los latinoamericanos." "¿Qué hicimos mal?" 

"No puedo enumerar todas las cosas que hemos hecho mal”.

"Nuestro problema es antiguo y no logramos entenderlo. Eso es parte de lo que hemos hecho mal, ignorarlo.En 1960, el ex presidente Kennedy afirmó: 

“Un hombre inteligente, es aquel que sabe ser tan inteligente como para contratar gente más inteligente que él”.

"Si Fidel Castro hubiese seguido este sabio consejo, hoy Cuba estaría mejor, pero siguió los pasos de la fracasada y extinta Unión Soviética, sacrificando el bienestar de su pueblo. El ex- presidente Chávez siguió los pasos de Fidel, culpando a los gringos de todos los males, no se percató que el norte de los estadounidenses siempre ha sido la educación. 

La escolaridad promedio de Latinoamérica es de siete años, mientras EU tiene la mejor educación del mundo.

Pocos líderes latinoamericanos se han percatado que el asunto es educación; un estadounidense, además de su alta escolaridad, se lee en su vida unos mil 600 libros, pero un latinoamericano, además de su baja escolaridad, en el mismo período se lee unos 120 libros. Hay que entender lo que legó Simón Bolívar: “Un hombre sin estudios es un ser incompleto”.

"Maduro sigue obstinado contra el imperialismo, no se ha dado cuenta que, mediante la educación, los estadounidenses han logrado que sus ciudadanos sean eminentes innovadores. Por ejemplo, en 38 años, los jóvenes de Apple han logrado una empresa que es más grande que las economías de Venezuela y Cuba juntas. Se especula que pronto Apple superará las economías de Suiza, Holanda y Arabia Saudita. Si sumamos otras empresas recientes, como Microsoft, Facebook, Google, pocos creerían las cifras. 

¿Serán estos jóvenes innovadores los culpables de la pobreza latinoamericana? ¿Será la juventud gringa la culpable de que sus semejantes venezolanos y cubanos tengan racionamiento de alimentos? La OEA debe difundir en redes sociales -Facebook-, “América sin Pobreza”, con estadísticas de ingresos per cápita y salarios por hora de los países miembros, para que la juventud pregunte a los líderes: ¿Qué hicimos mal? Es como dijo Bolívar: “Nos han dominado más por la ignorancia, que por la fuerza”.

lunes, 27 de septiembre de 2021

¿Odias o amas a Estados Unidos de America.? Yo lo amo no sé tú.



 ¿Por qué algunos odian a los Estados Unidos de Norte América?

* Le ganaron la guerra a los nazis y "no se quedaron" en (con) ningun pais europeo. ¿Cómo está Europa hoy en día?

* Le ganaron la guerra a los japoneses y "no se quedaron" en (con) Japón.

¿Cómo está Japón hoy en día?

* Recuperaron parte de Corea hasta el paralelo 38 y "no se quedaron" con Corea. (Basta comparar el desarrollo, economía, fuentes de trabajo y bienestar social de Corea de Sur hoy en día con el de Corea del Norte para evaluar quien salió mejor parado).

¿Y entonces?

A veces se vuelve fastidioso que el hobby de toda la humanidad sea hablar mal de los Estados Unidos. No solo los Chavistas comunistoides de América  Latina , sino en general todo el mundo.

En los últimos años en Venezuela se considera socialmente negativo decir algo bueno de los Estados Unidos. El colmo es que hasta los latinos que tienen en los Estados Unidos más de media vida, no encuentran nada bueno qué decir de USA , pero ahí siguen, pegados como garrapatas y no regresan a sus países de origen. 

Aquí hay tres ejemplos de respuestas ejemplares a dichos comentarios..

1) Cuando en Inglaterra, durante una gran conferencia, el Arzobispo de  Canterbury le preguntó a Colin Powell si los planes de USA hacia Irak no eran otra cosa que mas construcción de "el imperio" por parte de George Bush, este le respondió lo siguiente:

-“Con el transcurrir de los años, los Estados Unidos han enviado a muchos de sus mejores jóvenes, hombres y mujeres hacia el peligro, para luchar por la causa de la libertad más allá de nuestras fronteras. Las únicas tierras que hemos pedido a cambio han sido apenas las necesarias para sepultar a aquellos  que no regresaron”. 

Se hizo un gran silencio en el recinto...

2) Durante una conferencia en Francia, en la cual participaba un gran número de ingenieros de diversas nacionalidades, incluyendo franceses y americanos, en el receso, uno de los ingenieros franceses dijo serenamente: "¿Han escuchado la última estupidez de George Bush?... Envió un portaaviones a Indonesia para ayudar a las víctimas del tsunami.

 ¿Qué es lo que pretende hacer, bombardearlos?”

 Un ingeniero de Boeing se levantó y respondió serenamente:

-“Nuestros portaaviones tienen tres hospitales a bordo, que pueden tratar a varios cientos de personas. Son nucleares, por lo que pueden suministrar electricidad de emergencia a tierra, tienen tres comedores con capacidad para preparar comidas para 3.000 personas tres veces al día, pueden producir diariamente varios miles de galones de agua potable a partir de agua de mar, y tienen media docena de helicópteros para transportar victimas desde y hacia el buque. Nosotros tenemos once barcos iguales.

¿Cuántos buques así ha mandado Francia?” 

De nuevo, silencio sepulcral.

3) Un almirante de la Armada de los Estados Unidos estaba en una conferencia naval que incluía almirantes de la Armada americana , canadiense, inglesa, australiana, y francesa. Durante un cóctel se encontró con un grupo de oficiales que incluía representantes de todos esos países. Todo el mundo conversaba en inglés mientras tomaban sus tragos, pero de repente, un almirante francés comentó que, si bien los europeos aprenden muchos idiomas, los americanos se bastan tan solo en el inglés.

 Entonces preguntó: “¿Por qué tenemos que hablar inglés en estas conferencias? ¿Por qué no se habla francés?”

 - El almirante americano, sin dudarlo, respondió: "Tal vez es porque los británicos, los canadienses, los australianos y los americanos nos las ingeniamos para que ustedes no tuvieran que hablar alemán, por el resto de sus vidas”.

¡Se podría haber escuchado la caída de un alfiler...!

¿Saben dónde está el secreto de los americanos? Muy sencillo, hace más de 150 años aprendieron algo que en Latinoamérica pareciera que no hemos ni queremos aprender. Son sólo diez muy simples premisas:


 DECÁLOGO DE ABRAHAM LINCOLN


 1.- Usted no puede crear prosperidad desalentando la Iniciativa Propia.


 2.- Usted no puede fortalecer al débil, debilitando al fuerte.


 3.- Usted no puede ayudar a los pequeños, aplastando a los grandes.


 4.- Usted no puede ayudar al pobre, destruyendo al rico.


 5.- Usted no puede elevar al asalariado, presionando a quien paga el salario.


 6.- Usted no puede resolver sus problemas mientras gaste más de lo que gana.


 7.- Usted no puede promover la fraternidad de la humanidad, admitiendo e incitando el odio de clases.


 8.- Usted no puede garantizar una adecuada seguridad con dinero prestado.


 9.- Usted no puede formar el carácter y el valor del hombre quitándole su independencia (libertad) e iniciativa.


 10.- Usted no puede ayudar a los hombres realizando por ellos permanentemente lo que ellos pueden y deben hacer por sí mismos.


A esto se pudiera agregar otra lección de Abraham Lincoln:


“Un político puede engañar a unos todo el tiempo, y puede engañar a todos por algún tiempo.

Pero lo que no podrá lograr es engañar a todos todo el tiempo”.


 “Socialism is a philosophy of failure, the creed of ignorance, and the gospel of envy, its inherent virtue is the equal sharing of misery..”


Traducción: - El socialismo es una filosofía del fracaso, el credo de la ignorancia, y el evangelio de la envidia, su virtud inherente es la distribución equitativa de la miseria. Winston Churchill.        


A marx lo mantuvo siempre la mujer, jamás trabajó, vivió de la miseria y el sudor de su familia. Se creía un sabio pero solo lo escucharon vagos y drogadictos. Murió miserable y enfermo. A su entierro solo fueron 10 personas y jamás respondió por ninguno de sus 7 hijos.


A lenin después de viejo lo seguía manteniendo su mamá, fué un total vago. Su doctrina solo fué aprendida por bandidos y terroristas. Fusilar a tu opositor es su lema. Murió parapléjico, tenía sífilis y hay versiones donde dicen que fué envenenado por su amigo comunista Stalin. Como todo entre comunistas, traicioneros.


Estos dos son los ejemplos que siguen los comunistas y socialistas. Vivir de los demás y matar a sus opositores son sus principales objetivos, el poder a como dé lugar. Les prometen un paraíso donde no tienen que trabajar.


*Por eso el comunismo y el socialismo son: miseria, ignorancia, hambre y esclavitud.*

miércoles, 22 de septiembre de 2021

Gander: un buen ejemplo de solidaridad humana

 


Por Roberto González G.

— TODOS SABEMOS DEL ATAQUE TERRORISTA A LAS TORRES GEMELAS, ¿ PERO HAS OÍDO HABLAR DEL PEQUEÑO PUEBLO CANADIENSE DE GANDER? 

EL MISMO DÍA QUE SE MANIFESTÓ LA PEOR MALDAD HUMANA, EN GANDER EL SER HUMANO DEMOSTRÓ TAMBIÉN DE LO QUE ES CAPAZ. AQUÍ TE LO CUENTO—


11 de septiembre de 2001. Terroristas islámicos secuestran y estrellan cuatro aviones de pasajeros. Miles de muertos. Estados Unidos cierra su espacio aéreo. Cientos de vuelos intercontinentales no pueden llegar a su destino y se derivan a Canadá. Fue la operación “Yellow Ribbon”.

Más de 500 vuelos trasatlánticos y 90 transpacíficos estaban en el aire en el momento del cierre. 238 de ellos habían superado el punto de no retorno y no podían regresar a Europa. Sólo tenían una opción: aterrizar en Canadá.

Las autoridades aéreas de Canadá se encontraron con casi 250  aviones de fuselaje ancho que debían aterrizar, de ser posible, lejos de las grandes ciudades, porque ellas también podían ser objetivos terroristas.

No sólo se trataba de hacerlos aterrizar: ningún avión podía despegar después, puesto que el espacio aéreo canadiense también se había cerrado para todos los aviones civiles antes de la hora de comer. 

Había que hacerse cargo de toda esa gente: más de cuarenta mil pasajeros.

Se decidió que los aeropuertos de Halifax y Gander recibieran la mayoría de los vuelos trasatlánticos. 47 llegaron a la ciudad de Halifax, capital de Nueva Escocia; 38 a Gander. Halifax es una ciudad de 400.000 habitantes, pero Gander ni siquiera llegaba a los 10.000.

Gander tenía un aeropuerto internacional capaz de recibir aviones de fuselaje ancho porque fue parada obligada para recargar combustible de los vuelos desde Europa hasta los años setenta, cuando los aviones tenían menos autonomía. Pero en 2001 era un aeropuerto regional pequeñito..

Pero entonces sucedió lo que sucedió y Gander se convirtió en el destino obligado de docenas de aviones.

38 aviones de fuselaje ancho, incluidos varios Boeing 747 más grandes que la propia terminal, aterrizaron en Gander en las seis horas posteriores al cierre del espacio aéreo estadounidense. Seis mil setecientas personas aterrizaron en un pueblo de diez mil habitantes.

El número total de habitaciones de hotel disponibles en Gander y en setenta y cinco kilómetros a la redonda no llegaba a 500. Faltaban unas tres mil habitaciones, más o menos.

Las autoridades, desbordadas por la situación, pidieron ayuda por la radio. Y la recibieron: miles de personas de Gander y de todos los pueblos de alrededor dejaron todo lo que estaban haciendo y se lanzaron a ayudar.

El impacto emocional de las imágenes de las Torres Gemelas cayendo había sido tan devastador que cuando la población recibió la noticia de que había víctimas colaterales de los atentados esperando a ser ayudadas, no tuvieron la menor duda de qué hacer.

En los aviones la situación era dramática. No sólo habían aterrizado en un pueblo en mitad de la nada de la isla de Terranova, sino que en muchos casos ni siquiera sabían por qué. Y peor aún: no podían bajar de los aviones, ni pudieron hacerlo durante más de 24 horas.

Cuando bajaron, agotados física y mentalmente, recibieron además la noticia de que tendrían que permanecer al menos 48 horas más en aquel lugar, hasta que el espacio aéreo se abriera de nuevo. 

El panorama era muy oscuro. Hasta que llegó la gente de Gander.

La gente del avión ("plane people", en palabras de los habitantes de Gander) no tenía nada. Su equipaje estaba en el avión y allí seguiría. Dos días de tensión y terror sin ducharse, y ni siquiera batería en el celular. Eran, básicamente, unos refugiados

Y entonces llegó la gente de Gander. Mil familias abrieron sus casas para acoger a más de tres mil personas, a las que además surtieron de todo lo necesario. 

Varios miles de personas más donaron ropa, productos de higiene personal, comida o pañales tras la petición de una estación de radio.

La compañía de teléfonos instaló dos docenas de aparatos gratuítos para que los desesperados pasajeros pudieran hablar con sus familias. Los colegios cerraron para habilitar sus instalaciones como dormitorios.

Cientos de personas llegaron desde todos los pueblos de la región cargadas con bocadillos preparados por ellos mismos, comida precocinada, botellas de agua y todo lo que se les ocurrió que podría hacerles falta a la gente de los aviones.

Las necesidades básicas de los refugiados de los aviones fueron cubiertas por ciudadanos y comerciantes locales. Pero no se quedaron ahí. Los primeros pasajeros tardaron tres días en marcharse. En esos tres días sus anfitriones hicieron que se sintieran como en casa.

Se llevaron a sus invitados de excursión a conocer la isla de Terranova, les acompañaron a la iglesia, les ayudaron a comunicarse con sus seres queridos y trataron como si fueran uno más de la familia a perfectos desconocidos, a los que quizás nunca volverían a ver.

Enfermeros y médicos se presentaron voluntarios para cuidar de las mujeres embarazadas. Se buscaron intérpretes par los pasajeros que no sabían inglés.

Cuando los pasajeros volvieron a sus aviones una vez abierto el espacio aéreo se contaban unos a otros sus experiencias como si estuvieran hablando de unas vacaciones.

Amistades eternas se forjaron en aquellos días en los que una ciudad se volcó con miles de desconocidos. En agradecimiento, uno de los pasajeros abrió un fondo para pagar la universidad de los estudiantes de Gander. Esperaba recaudar miles de dólares. ¡Recaudó millón y medio de dólares procedentes de los agradecidos pasajeros!

Gander se ganó un hueco en la historia, pero sobre todo en los corazones de todos aquellos desplazados que se vieron atrapados por la sinrazón terrorista en un pueblo a miles de kilómetros de sus casas. 


Gander, ese día, fue un símbolo del bien.


FIN.

miércoles, 1 de septiembre de 2021

Cuba en su cotidianidad



El poeta.

Autor: Ramón Valentín Díaz Marzo

Ayer me encontré con un viejo amigo en la calle del Obispo. Es un tipo con buenos sentimientos. Escribe bellos poemas que podrían pasar por canciones. Tiene 55 años de edad y recientemente vendió su casa. 

Durante 6 meses derrochó el dinero porque tenía el viejo anhelo de vivir como un turista. Ahora anda por las calles de la Habana Vieja sin casa, sin dinero, y un manojo de poemas bajo el brazo. Cuando entabla conversación con los turistas (y él sabe conversar) se proyecta como uno de los grandes poetas desconocidos de Cuba; que por supuesto, lleva la vida bohemia como corresponde a todo gran artista.

El poeta tiene labia. Envuelve. Adormece. Habla bien de la Revolución (a algunos turistas le gustan más los cubanos que estén a favor del gobierno). El turista no quiere saber nada de miserias ni asuntos políticos; está de vacaciones con sus dólares que convierten a Cuba en un paraíso tropical. Se toma unas cuantas cervezas y unas cuantas comidas con el cubano o la cubana que le ofrezca algún tipo de placer. Y el Poeta ofrece el extraño placer de improvisar poemas delante del turista cuando lo invitan a un refrigerio. El Poeta es un cabrón de la calle. Durante la conversación obtiene la información que necesita sobre el turista: país, edad, sexo, aficiones, nivel cultural, y cualquier otro detalle, como por ejemplo: si recientemente encontró al amor de su vida o lo perdió. Entonces el Poeta saca una hoja en blanco. El turista piensa que está ante un dibujante callejero, pero sólo ve cómo el Poeta garabatea en el papel palabras de su propio idioma (el Poeta domina 4 idiomas) y finalmente le entrega al extranjero o extranjera el escrito.

Normalmente el turista se sorprende y reacciona favorablemente. Y llega el momento más difícil para el Poeta; más difícil que escribir el poema: contar la historia de su vida de poeta incomprendido, de poeta maldito a punto de morir de hambre (lo que es absolutamente cierto). Y el turista apenado le pregunta qué puede hacer por él. Entonces el Poeta pone la cara de un padre que no tiene otra opción que vender a uno de sus hijos, y dice:                                                    

-Dame lo que quieras. Es un original lo que te estoy entregando. Algún día ese papel valdrá dinero.

El turista está visiblemente emocionado, se ha tomado varias copas, y balbucea:

-Es que se trata de una obra maestra.

-La vie, c’est-à-dire, la existence, seul excrément pour moi.

Y el turista, según sea su posición económica, extraerá de su billetera un dólar, cinco dólares, y hasta diez dólares.

-¡Tremendo negocio, compadre! -le digo al poeta.           

-Pero hay que tener cara, compay. En realidad soy un actor –me responde mi amigo honestamente.

Es cierto. El poeta tiene un rostro especial, como si las manos del sufrimiento le hubieran apretujado la cara hasta reducirla una expresión de indefensión; y su mejor virtud para hacerse de los fulas es que despierta lástima. Además, después que se gana el interés del turista sabe escuchar y deja que el otro despliegue su ego, y todo el tiempo sabe mantenerse por debajo de la personalidad del cliente.                            

Por las calles de la Habana Vieja deambulan fantasmas que han tenido que echar a un lado el pudor para poder sobrevivir. No les importa el futuro porque en el eterno presente de la Cuba de estos tiempos el futuro nunca ha llegado.          

Viven su existencia como si el Mundo se fuera a terminar al siguiente día. Y no están lejos de la verdad. Ni aquí ni en ninguna parte nadie sabe cuándo llegará el futuro de Cuba. 

La ciudad de La Habana también ha cambiado su personalidad. A veces me demoro en mirarla por la tristeza que causa el espectáculo de sus edificios deteriorados.                 

En el rostro de las gentes hay como una ausencia de pensamiento. Es la huella de la desesperación, aunque hayan "hecho el pan “con "la mecánica nacional". Saben que los pocos o muchos dólares que han podido ganar nada les garantiza, como no sea el instante mismo en que lo gastan en bebidas alcohólicas, alguna comida más sofisticada que el pan con croqueta y el refresco de polvo mezclado con agua que el Estado le oferta a la población.

Conozco de vista a varios fantasmas. He sido testigo de cómo, desde los primeros años del Periodo Especial (allá por el año 91 del siglo pasado) comenzaron a sufrir un proceso de descomposición interior y exterior parecido al que hoy, de modo evidente, la ciudad oculta a los ojos del turista que en una semana de vacaciones jamás conocerá nuestra dura realidad. 

Recientemente hablé con uno de estos fantasmas que ya no puede ocultar su estado depresivo. Apenas se baña y apenas tiene dinero para el pan con croqueta. Le sugerí que en una clínica siquiátrica o en el mismo Mazorra podría llevar una vida mejor.

Y me contestó que en La Habana más rápido se sale del país antes que conseguir un ingreso en el manicomio. 

-Para ingresar en Mazorra hay listas de espera -me dijo este otro fantasma-. Hay una gran demanda por parte de los "locos” que no soportan más la realidad a la que nos están sometiendo.

Yo vivo anhelando ese ingreso. Pero el ingreso sólo lo logran los "locos" que tienen "palanca". Para ingresar sin "palanca “tienes que realizar un acto de demencia mayor. Y en tal caso no vas para Mazorra, sino para una prisión.

Pero regresando al poeta que nos ocupa. Ayer tarde lo encontré de lo más desilusionado. Dijo que cada día se le hace más difícil vender sus poemas.                         

-Tal vez el pozo se me secó -me dijo el Poeta-. Tendré que transcribir poemas de grandes poetas; y vender más barato. 

-Pero si es un poema famoso el extranjero descubrirá el plagio-dije.

-En este mundo ya nadie lee poesía.

-¿Y no podrías dedicarte a otra cosa? -pregunté.

-¿Bromeas? ¿Cuba no es una potencia cultural?              

-Por supuesto -respondí.

-Entonces, compadre. Lo único que sabemos hacer tipos como yo es conocer a casi todos los grandes autores de la literatura universal. Claro, de comida ni hablar. Pero si los libros alimentaran seríamos uno de los pueblos más poderosos del mundo.

Ante semejante razonamiento tuve que rendirme. Al despedirme del poeta sólo se me ocurrió sugerirle:   

-Busca en la biblioteca aquellos poetas cubanos más olvidados, y selecciona de sus obras aquellos poemas menos conocidos. Incluso, podrías copiar poemas de poetas que aún están vivos y en estos precisos momentos, en que se está celebrando la XI Feria del Festival del Libro en La Habana, ya nadie se acuerda de ellos y se encuentran en sus casas muriéndose de hambre -y añadí-. Vendiéndole al turismo estos poemas, entre cerveza y almuerzos que te inviten, tu suerte mejoraría. Además, el peligro de que te descubran es mínimo; especialmente si son los propios autores. Estos poetas ya no salen de sus casas y jamás descubrirán que el "jineterismo" cubano también se ha adueñado de la literatura.

-No es mala la idea. Ahora nos despedimos, Ramón. Son las tres de la tarde y aún no he almorzado. Y hoy tengo que "hacer un pan" que me dure para varios días.

jueves, 19 de agosto de 2021

Cuba, Absurdo total


¡¡¡Cuba el mundo al revés!!!!

Donde lo más absurdo puede ser lo más normal, cuentas bancarias donde el propietario de la cuenta no deposita el dinero, el taxista no va donde tu quieres, la empresa de telecomunicaciones estatal hace ofertas de recargas para clientes que no tienen contrato con ella, (hay una sola pero no es un monopolio) donde los autobuses no paran en sus paradas ni tienen horario, donde las carnicerías no venden carne, donde hay un solo partido pero es la mejor democracia, donde la economía crece todos los años pero no hay economía, donde los salarios son honestos pero se compra en otra moneda, una sociedad justa donde no hay justicia, donde no existe el juego pero todos juegan la bolita, donde circulan 2 monedas y la que más vale es la del enemigo, defensora de derechos humanos ajenos donde a los cubanos se les niega la entrada a su propia tierra, donde la capital de todos los cubanos es sólo para los habaneros, donde te enseñan a leer y escribir para luego decirte lo que no puedes leer y lo que está prohibido escribir, donde con el que más se negocia es con el país que te bloquea, donde la prostitución es un arte y el arte se prostituye, donde se hacen colas sin saber que vas a comprar, donde un carro moderno puede ser del 98, donde en las farmacias internacionales venden medicinas nacionales, donde el destierro no es una pena,es una pena quedarse, donde no hay desempleo pero nadie trabaja, es una isla pero no hay pescado, donde nadie profesa la religión indu pero las vacas son sagradas, internacionalistas que no soportan a los nacionales y viceversa, donde hay inspecciones sorpresas que se anuncian con semanas de antelación, donde un camarero gana 3 veces más que un neurocirujano... ¡¡Cuba el mundo al revés!! Donde haciendo las mismas cosas se esperan resultados diferentes.

viernes, 6 de agosto de 2021

“I’m standing for the people in Florida”


 RON DESANTIS, GOVERNOR OF FLORIDA: 

And I just want to say something quickly, you know, Joe Biden is taken to himself to try to single out Florida over COVID. This is a guy who ran for president saying he was going to “shut down the virus.” And what has he done? He’s imported more virus from around the world by having a wide-open southern border, you have hundreds of thousands of people pouring across every month. And it’s not just from Mexico. In fact, it’s rarely from Mexico; you have over 100 different countries where people are pouring through, not only are they letting them through, they’re then farming them out all across our communities across this country, putting them on planes, putting them on buses. Do you think they’re being worried about COVID for that? Of course not. So he’s facilitating, who knows what new variants are out there, but I can tell you, whatever variants around the world, they’re coming across that southern border, and so he’s not shutting down the virus, he’s helping to facilitate it in our country. And what is his big solution? What is he so upset about Florida? His solution is he wants to have the government force kindergarteners to wear masks in school; he doesn’t believe the parents should have a say in that; he thinks that should be a decision for the government. Well, I can tell you in Florida, the parents are going to be the ones in charge of that decision. One of the major medical people in his administration just recently told parents that they should be wearing masks at home when they’re around their own children. This is insane. Joe Biden also believes that vaccination should be mandated by force of government and that you should have to show vaccination status to be able to participate in society. Now, Florida, we’re very proud of our seniors-first strategy, you look at the mortality in nursing homes among seniors, it’s declined dramatically. But we said from the beginning, we’re going to make it available for all, but we’re not going to mandate it on anybody, that’s ultimately an individual’s choice to be able to do it. Biden, he rejects science, because he denies the fact that people that recover from COVID have long lasting immunity. And that’s been proven time and time again, and the data is very clear. So his vision is, just like in New York City, restaurants should ban young kids from being able to go in because they’re not eligible for vaccination. And law-abiding citizens have to produce proof of their medical records, just to go to the gym, or attend an event, or just to participate in everyday society. He wants that. But yet, if you want to vote, he thinks it’s too much of a burden to show a picture ID when you’re voting, so no voter ID, but have to show your medical papers just to be able to live in everyday life. Give me a break. And so I think the question is, is we can either have a free society, or we can have a biomedical security state, and I can tell you, Florida, we’re a free state, people are going to be free to choose to make their own decisions about themselves about their families, about their kid’s education, and about putting food on the table. And Joe Biden suggests that if you don’t do lockdown policies, then you should quote, “get out of the way.” But let me tell you this, if you’re coming after the rights of parents in Florida, I’m standing in your way, I’m not going to let you get away with it. If you’re trying to deny kids a proper in -person education, I’m going to stand in your way and I’m going to stand up for the kids in Florida. If you’re trying to restrict people, impose mandates, if you’re trying to ruin their jobs and their livelihoods and their small business, if you are trying to lock people down, I am standing in your way and I’m standing for the people of Florida. So why don’t you do your job? Why don’t you get this border secure. And until you do that, I don’t want to hear a blip about COVID from you. Thank you.

miércoles, 28 de julio de 2021

Todo está en el lenguaje

 


Todo está en el lenguaje

Por Wendy Guerra Torres

La alta dirigencia cubana no posee un diseño ideológico ni conoce las reglas contemporáneas para dialogar con el mundo. Escriben como mismo nos tratan. 

En sus notas oficiales salta a la vista el racismo, la misoginia y homofobia, pero lo más visible es el desprecio al pueblo. Firman como una empresa donde manda un solo dueño con discursos despóticos del año 70 y ningún compromiso con ideal alguno.

Los dirigentes cubanos -teléfono en mano- son un peligro, una bomba de tiempo, pero a la vez, un libro abierto y no les interesa parecer políticamente correctos porque su grosería y su machismo está a la orden del día y en definitiva, qué puede importarles si en esa empresa mandan ellos.

Los ministros y ex ministros se refieren a los últimos acontecimientos, a sus protagonistas, con una distancia espesa y profunda. Hablan de los barrios donde se sucedieron los levantamientos y al pueblo cubano en general como marginales, apestados, bandoleros y extraños, tildan a las personas más humildes y genuinas como delincuentes, y se desmarcan de ellos como si de bárbaros originarios de una tribu enemiga a la que ellos no pertenecieran se tratara.

El color de la piel es algo que está como nunca sobre la mesa, el pasado vuelve y si regresa es porque lo traen por los pelos, citan a esclavos y latifundistas como equipos contrarios en un partido de futbol. 

Se manipula oficialmente y sin vergüenza el diálogo con el Canciller de Canadá, se le miente a CNN y a periódicos de todo el mundo, eluden la muerte de cinco generales como si lloviera en Macondo, toman algo tan serio y lamentable como el Embargo o Bloqueo como excusa pública para todos sus desmanes y niegan cínicamente que hay desaparecidos, muertos o presos políticos. Mirando a cámara y con la frente en alto, insultan la inteligencia de los millones de testigos y dolientes que estamos viendo en vivo y en directo los testimonios de sus protagonistas.

Cuidado señores, tengamos en cuenta que cuando Abel Prieto firma desde su plataforma como Casa de las Américas, significa que todos sus trabajadores, colaboradores de su revista y premiados en sus certámentes lo respaldan.

Cuando alguien en CUBADEBATE habla despectivamente del color de la piel de una intérprete por su postura ideológica significa que todos los trabajadores de CUBADEBATE y sus colaboradores están siendo cómplices de esa terrible falta, que en Cuba es políticamente correcto, pero en el mundo no. 

¿Cuando se producen actos represivos en nombre del Embargo significa que quienes apoyan el fin del Bloqueo apoyan estas medidas? 

¿Cuando se le dice mediocre, cuando se le recuerda a un hombre que es homosexual o que su abuelo fue esclavo y se firma a nombre de una institución, significa entonces que todos los miembros o involucrados están de acuerdo con ello?

¿Hasta cuando dejaremos que hablen así en nombre del pueblo cubano? 

Lean a los dirigentes cubanos en sus redes. No permitan que firmen en nombre de Cuba y de los cubanos, nosotros somos mucho mejores que todo eso. Luego no me digan que no tiraron huevos ni arrastraron "gusanos", ni parametraron intelectuales en su época. 

Esto está pasando hoy y ante tus ojos. Es ahora o nunca.

jueves, 22 de julio de 2021

 Para los mas viejitos, a ver si lo recuerdan y para los nuevos, que no se dejen engañar. 

El socialismo es un sistema fallido. 

El control de los medios de comunicación e informativos, la centralización de todos los poderes y de los principales medios de producción (incluyendo bienes espirituales) ahoga a los productores de bienes de consumo y a los creadores del arte y la literatura. Lo cual frena el desarrollo socioeconómico de cualquier pais, aun cuando se trate de un pais de grandes recursos naturales.

En Cuba El gobierno se ha convertido en dictadura impuesta por una casta militar perpetuada en el poder a base de falsas promesas edulcoradas por una ideología excluyente, selectiva.

Cuando Fidel y su ejército rebelde tomaron el poder y el  control total del país, en cada discurso, prometían un futuro luminoso para Cuba.



 el pueblo le creyó. Lo difícil de entender es que todavía millones de cubanos siguen esperando.

La Habana en ruinas

 No es Siria…Es La Habana

El país no está en guerra, solo unos miles de cubanos que salieron a pedir LIBERTAD! PATRIA Y VIDA. ABAJO LA DICTADURA.DÍAZ CANEL:SINGAO









martes, 20 de julio de 2021

A bolina la revolución de los humildes, con los humildes y para los humildes en Cuba





 Augusto Juarrero de Varona

La entrada del dictador Fidel Castro a la Habana marcaba el supuesto final clasista de Cuba. La errada revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes se proponía acabar con la burguesía y la clase alta de la isla, con los muy adinerados, los ricos y los mal llamados “explotadores del proletariado”. Cuba, que tenia una pujante y bien ranqueada clase media a nivel mundial, vio en poco como se iba a pique  junto con la otra, y cada vez se confundía mas con una clase baja bien pobre, edulcorada con una educación adoctrinada, trabajos con salarios paupérrimos para sufragar toda esa mentira cacareada hasta el cansancio de gratuidades y un sistema de salud, si bien notable, en franca decadencia desde hace más de 25 años; sistema sanitario que ha llegado al punto de convertirse en deplorable hoy día. 

El régimen castrista generó una nueva segmentación “clasista” en la vida del cubano dentro de la isla. Entre varias de ellas, una gran parte, la cuba de adentro, la que ahora llaman marginal, la que se lanzó  a la calle porque literalmente no podía más, cubanos de barrio, que devinieron de las mismos lemas y consignas, gente que vive en un atraso y una miseria atroz, cada vez menos engañados con la cantaleta del embargo enemigo y abriéndo los ojos a la realidad de un bloqueo interno abusivo y cruel en toda la extensión de la palabra por parte del “gobierno”, cubanos, pueblo sin mas nada que perder a no ser  la libertad como individuo . 

Hay otra parte menos pobre, con acceso o privilegios vedados para el resto, como puede ser algo tan simple como un auto, una casa con fuerza de agua en la ducha  o con recargas de teléfono o encargos de algunos alimentos; una porción de la población  que ha tenido la suerte de viajar por su trabajo o motivos familiares, o tener negocios, la mayoría ilícitos (en cuba casi todo es ilegal)  o de tener familia enemiga allende a los mares y  recibir dólares o euros enviados con un sacrificio que algunos aún desconocen;  de ellos muchos valientes se unieron a las protestas apoyando las carencias y las ansias de libertad de los otros con ideas propias de futuro y cambios estructurales a todo nivel, mientras que dentro de esta misma porción de gente, otros decidieron callar pero sin dejar de reconocer bien la situación,  o los peores, los que decidieron ser parte de la complicidad gubernamental con su apoyo vomitivo . 

Los que quedan, la clase que al final nunca desapareció, de verdaderos ladrones, sanguijuelas, la que manda a reprimir y a quienes siguen cobardemente los que no quieren perder las prebendas, la clase asquerosa que no hizo otra cosa que robarse el país y ocupar los nichos de la antigua burguesía, para hacerse aún más ricos sin trabajar y sin permitir prosperar a su paisano con el trabajo noble y creador; una verdadera clase explotadora que ha conformado un país en dos fragmentos totalmente divergentes : los que tienen y los que no tienen.. 

Mientras que en la mayoría del mundo hoy día, la diferencia viene marcada por los precios o la calidad de las productos : él tiene un auto nuevo, ella  uno de uso; ellos compran carne de primera,  los otros carne de segunda o tercera; mi vecino fue de visita con su familia a Cancún y mis vecinos a Dubái; mientras todos o la mayoria disfrutan del acceso a los bienes , en el sistema depravado creado por Fidel Castro no sucede asi; él tiene auto, ella no; ellos tiene leche, nosotros  no, aquellos pocos comen carne, los otros muchos no, esa gente recibe dólares y compra detergente, la otra gente no tiene ni detergente ni agua corriente; el pueblo no tiene de nada, ellos , el régimen, tiene de todo.  

No hay diferencias más salvajes y tristes que las creadas por el sistema comunista. Al final La revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes se convirtió en La revolución de los Castros, por los Castros y para los Castro... y su pandilla.  Ellos dueños de todo, el resto dueños de nada, ni siquiera de su destino.....aunque después del día 11 de julio, el pueblo que de no tener no tenía ni libertad, la saboreó  y ..ya sabemos que bien adictiva es.

Estallido social en Cuba. Julio 11 2021.los cubanos gritan:Libertad

 


CAMINO A PUNTO CERO

Jorge Fernández Era

Periodista, escritor, editor y corrector. Vive en La Habana.

«Apagón testicular» pudiera llamársele a la tregua que nos ofrecen los que por sus glándulas genitales se encargan, cuando les sale de las ídem, de suprimirnos internet y hacernos más aburrida la existencia. Ayer hubo uno. Me dediqué a descargar y ver las decenas de videos que sobre las manifestaciones de la semana pasada pululan en las redes.

Colmé mi paciencia. Bajé de la azotea con deseos de ponerme un par de sandalias y lanzarme a la calle a protestar ante Etecsa y el Ministerio de Energía y Minas, cualquiera de los dos responsables de que nuestro presidente no haya tenido conexión en los últimos días o le fuera imposible cargar su celular ante la falta de fluido eléctrico en Punto Cero.

No puede haber otra razón para que el también primer secretario del Partido no viera a cinco policías encima de una azotea vapuleando a un joven después de reducirlo y arrojarlo al piso; a más de diez en una calle propinando patadas a otro muchacho que igualmente se encogía sobre el pavimento; a tantas avispas negras con su arsenal antimotines, clavando su aguijón en las entrañas del pueblo. Tampoco distinguió el inocente y despistado estadista que los palos no los portaba el pueblo, que las fotos y filmaciones revelan quiénes tomaron las plazas armados con maderos, pistolas, escudos, gas pimienta y lo que es peor: el beneplácito de las autoridades. Ahora qué importa si la entrega de la propiedad de las calles a los revolucionarios y la potestad de dar órdenes de ataque fueron prerrogativas ejercidas por el presidente antes o después de los disturbios: la bajeza estribó en legitimar la represión, en hacerse cómplice del crimen.

En mi expediente me inculparán algún día cogerla con Díaz-Canel. No soy yo el que desde tiempos inmemoriales les achaca a los presidentes el mal rumbo de las naciones, ahí está Granma para corroborarlo: Bolsonaro en Brasil, Luque en Colombia… Aquí no. Los ingratos que se manifestaron el otro día, y sus amos del norte, son los culpables ―nunca nuestro infatigable gobernante― de cuanto fardo pesado nos agobia.

Ninguna de las filmaciones antes descritas será vista en los medios de difusión masiva. Conviene que la opinión pública se permee del disfraz que destilan las horas de transmisión y la pulpa de papel que se derrocha para defender «la unidad, la paz y la solidaridad», en aras de «ponerle corazón» a la infamia. 

No hablará otra vez la miembro del Buró Político y directora del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, quien en la comparecencia matutina del 12 de julio apuntó: «Cuando yo veía ayer a las personas que promovieron esos disturbios me preguntaba [acá el chantaje discriminatorio y anticonstitucional] cuántos de ellos aquí en La Habana no están vacunados ya con Abdala, gratuitamente. Los vamos a seguir vacunando, yo estoy segura, pero creo que deberían detenerse, porque lo que provocaron, además de los disturbios, fue el riesgo de promover la situación epidémica que tenemos. Eso es un acto de irresponsabilidad individual muy grande, porque las personas vulnerables se nos mueren». Ella no reprochará las manifestaciones «espontáneas» y multitudinarias organizadas el 17 de julio, que tuvieron entre sus indiscutibles méritos la puesta a prueba de una cepa revolucionaria del virus, esa que eleva el espíritu combativo de las masas haciéndolas morir en brazos de la patria agradecida. 

Mucho menos se oirán en el Noticiero Nacional de Televisión cuestionamientos a la Agencia Prensa Latina, la del eslogan «A la distancia de un clic, la realidad de Cuba y el mundo». En la edición del sábado 17 del semanario internacional Orbe, primera después del estallido social del domingo 11 de julio, no se mencionan las revueltas en la Isla en una sola de sus dieciséis páginas. Era más importante darle relieve a las «Acciones contra disturbios» en Sudáfrica.

A aquellos que denuncian en las redes las golpizas propinadas por los agentes del (des)orden y publican nombres y apellidos de los jóvenes detenidos, les pido confíen en las palabras de la jefa de la Dirección General de Investigación Criminal del Ministerio del Interior, quien declaró en Hacemos Cuba: «El órgano al que representamos tiene la función de investigar los hechos delictivos y procesar a las personas que los cometen. En este proceso desarrollamos un conjunto de acciones investigativas de instrucción pericial y operativa para demostrar la consumación del hecho, en busca, con apego a la ley, de documentar, legalizar y presentar, tanto a la fiscalía como a los tribunales, toda la carga de pruebas necesarias que indique la participación de estas personas». Leo entre líneas que propinar puntapiés a personas desarmadas se ve horrible entre compañeros con arresto cuya función es el arresto, quienes aprobaron con sobresaliente la asignatura de Defensa Personal y están ahí para demostrar que somos la misma cosa ellos, nosotros, no para dar razón a aquel filósofo que sentenció: «Con uniforme, ciertos cobardes pasan por guerreros». Es de esperar que con apego a la ley los sentencien, no cabe en una Revolución de obreros y campesinos que haya un «pueblo uniformado» que machuque a los que se niegan a seguir el rumbo unido y verde de una sociedad.

A Leonardo Romero Negrín ―quien tuvo hace algunas semanas la osadía de portal un cartel que rezaba «Socialismo sí, represión no»― y a otros jóvenes los acusarán ―cual si lo hubiera previsto Sabina― «de ser quien habla en el país de los mudos, de ser el loco en el país de los cuerdos, de andar en el país de los cansados, de ser el sabio en el país de los necios, de ser el malo en el país de los buenos, de divertirse en el país de los serios, de estar libre en el país de los presos, de estar vivo en el país de los muertos, de ser gigante en el país de los enanos, de ser la voz que clama en el desierto».

Defiendan los verdugos esta oportunidad que les da su pueblo de sentarse a oír las voces que claman en el desierto, de no convertir a una sociedad que se autotituló «de hombres libres» en una inmensa celda atestada de presos, de no llevar a Cuba cuesta abajo hacia un punto cero de no retorno.

lunes, 19 de julio de 2021

Declaración de la Iglesia Evangélica Pentecostal de Cuba


Iglesia Evangélica Pentecostal de Cuba

Tomado de un post del amigo Pedro Camacho.

DECLARACIÓN OFICIAL 

La Habana, Julio 18 de 2021.

Referencia Expediente… No. 2-00-0017

Observando con tristeza y consternación los acontecimientos que cada día se agudizan en nuestra nación, el Comité Ejecutivo General, en representación del cuerpo ministerial y la feligresía nacional, declara:


1. Confirmar la misión cristocéntrica de la iglesia, con el firme compromiso de amar, orar, predicar y servir a nuestra nación en medio de cualquier circunstancia. Nuestros objetivos concuerdan con la voluntad de Dios de salvar al hombre creado a su imagen y semejanza, por lo que cualquier acto que vaya en detrimento de esto, no goza de nuestra simpatía y aprobación.


2. Aclarar que, aunque la iglesia de Cristo no milita en bandos políticos, debe ser sensible y responsable en medio de las crisis sociales que le rodean. Por tanto, levantar su voz profética es un digno compromiso que ha de asumir delante de Dios y de los hombres. Aunque no tomamos armas, pues honramos a Jesús y su Palabra, no podemos permanecer callados cuando hay personas gimiendo y llorando en angustia. Somos parte de esta nación cubana, pacificadores sí, pero responsables de ayudar al bienestar espiritual y físico del pueblo.


3. Respaldar el derecho de los ciudadanos cubanos a manifestarse pacíficamente, derecho inherente a la libertad de expresión contenida en el texto constitucional. El gobierno cubano debe cumplir su responsabilidad de escuchar la voz del pueblo y atender a sus reclamos en medio de una crisis prolongada que se agudiza cada día más.


4. Repudiar los actos violentos y vandálicos realizados por personas irresponsables que han

aprovechado esta crisis social para satisfacer sus propios intereses personales. Estas acciones demuestran la falta de valores y principios morales en un sector de la sociedad cubana que no tiene temor de Dios ni respecto por sus semejantes.


5. Rechazar la actitud del Presidente de Cuba al declarar: “La orden de combate ha sido dada”, lo cual ha desatado violentos enfrentamientos en todo el país. Un gobierno que proclama la inclusión y equidad de todos los ciudadanos ha de tener la sabiduría de propiciar el diálogo y no la confrontación entre cubanos. Creemos que consignas y convocatorias que enardezcan al pueblo, carentes de paz y cordura, no resolverán la situación en la que el país se encuentra, sino que destina a la nación a un total caos y destrucción.


6. Denunciar las represalias violentas desatadas por las fuerzas gubernamentales para dispersar a los manifestantes en todo el país, de lo cual hay miles de testimonios evidentes, a pesar de los inverosímiles argumentos de los medios oficiales. Esta represión violenta en las calles de Cuba es indignante, cuando siempre se ha censurado estas acciones en otras naciones y en etapas pasadas de nuestra propia historia. Manifestamos total desacuerdo con la acción de golpear, encarcelar y atentar contra la vida de cualquier cubano que disienta con los ideales del gobierno.


7. Censurar la decisión arbitraría del gobierno cubano de interrumpir las comunicaciones de internet en nuestra nación, lo cual constituye otra violación de los derechos humanos.


8. Reafirmar, en medio de esta situación actual, nuestra posición oficial de rechazo a la enseñanza de la educación sexual con enfoque de género y su imposición en las escuelas. Creemos que es sabio detener estos proyectos que provocarán más confrontaciones.


9. Decidir mantener nuestros templos abiertos para ministrar a los líderes y feligreses de nuestras congregaciones, cumpliendo responsablemente las medidas sanitarias que requiere la actual situación pandémica. No aceptamos que se siga usando el argumento de la crisis epidemiológica para mantener los templos cerrados, cuando se realizan por el gobierno movilizaciones  multitudinarias sin medidas sanitarias ni distanciamiento social.


10. Convocar a toda la iglesia cubana a perseverar en la oración delante del trono de Dios para que los gobernantes y el pueblo de Cuba puedan reconocer el Señorío de Jesucristo. Solamente una actitud de arrepentimiento nacional proveerá la paz, justicia, gozo y bienestar que todos los cubanos anhelamos.

“Por la opresión de los pobres, por el gemido de los menesterosos, ahora me levantaré, dice Jehová; pondré en salvo al que por ello suspira” (Salmo 12:5).

Comité Ejecutivo General 

Iglesia Evangélica Pentecostal de Cuba (Asambleas de Dios)

Debo contar lo que pasa en Cuba…

 


"Debo contar lo que pasa en Cuba antes de que me descubran": el escritor oculto como Anna Frank

EL ESPAÑOL encuentra al premiado escritor oculto en un inmueble de La Habana, del que no sale porque se encuentra en busca y captura por el ejército.


Ángel Santiesteban Prats (La Habana, 1966) es uno de los escritores cubanos más reputados de la última década. En 2013, coincidiendo con su entrada en prisión por motivos ideológicos, ganó el Premio Internacional Franz Kafka de Novelas de Gaveta (República Checa). El año pasado se hizo con el premio Vaclav Havel a la disidencia creativa. Es uno de los nombres estratégicos de la disidencia cubana desde que abrió su blog "Los hijos que nadie quiso". Su último éxito ha sido el guión de la película Plantados, que describe los horrores de la dictadura cubana y se llevó el premio del público en el último Festival de Cine de Miami.

Él estuvo en primera línea de las manifestaciones del pasado domingo en Cuba. Tras ellas, las fuerzas del régimen iniciaron el proceso de purga: agresiones, detenciones masivas y hasta algún fallecido (el gobierno sólo reconoce uno, la disidencia habla de varios). La detención que más repercusión tuvo en España fue la de su pareja, Camila Acosta, corresponsal del diario ABC en la capital cubana. Ángel estuvo a su lado en las protestas.

Camila fue detenida y sigue presa. Ángel logró escapar, tras identificar varias emboscadas. Ahora se halla escondido en un inmueble de La Habana, en una ubicación por determinar, "para evitar que me secuestren", le explica a EL ESPAÑOL en conversación telefónica. La cobertura es mala y la llamada se corta constantemente. Resolvemos acabar la entrevista mediante audios de Whatsapp, que tardan lo indecible en llegar. Transcribimos aquí, en primera persona, el testimonio del escritor oculto. 

"Desde aquí no veo la luz del sol. Sí que veo luz, pero no es la calle. Sólo acierto a ver la claridad que entra a través de un patio interior. Llevo aquí escondido desde el lunes. Intentamos que no venga mucha gente, que no vean mucho movimiento de personas que vienen a ayudarme. Estoy oculto porque vendrán a secuestrarme. Llevan buscándome desde el domingo, pero de momento he conseguido escapar. Necesito explicar lo que está pasando antes de que me encuentren y sea tarde.

Estoy oculto en un inmueble de La Habana, yo solo. Los primeros días estuve comiendo huevo hervido y eso me ha hecho mal en el estómago. La gente que viene a ayudarme lo hacen a escondidas y claro que tienen miedo. Porque saben que en la calle siempre hay alguien dispuesto a delatar para ganarse unos puntos con el gobierno. Acuérdate siempre de que esta dictadura es muy rencorosa: te la cobra... o te la cobra.

Yo estuve con Camila en la manifestación del domingo, que fue una cosa totalmente espontánea. No está Miami detrás ni nada de lo que siempre dicen. Es el pueblo cubano el que se ha cansado y se ha echado a la calle. Nosotros nos unimos a una manifestación que vimos en el Capitolio. Camila sólo tiró fotos. Yo sí que estuve en primera línea y grité "Patria y vida" y esas cosas. 

          Primera emboscada

Al día siguiente me tendieron la primera emboscada. Me llamó el hombre del alquiler y me dijo que fuese a la casa, que tenía que verme. Justo en ese momento estaban deteniendo a Camila y yo no tenía ni idea. Me llamó el casero y yo pensé "qué raro, si ese hombre nunca me llama". Entonces fui, pero en lugar de entrar con la moto por donde hago cada día, entré por la espalda. Ahí ví a una patrulla oculta a media cuadra. Me fui y llamé al del alquiler. Le pregunté si él sabía que había una patrulla escondida y me dijo "Ah, espera, espera" y me colgó.

A los pocos minutos me llamó para decirme que la patrulla ya se había largado, que seguía queriendo verme. Yo ya sabía lo que estaba pasando, le pregunté si estaban allí con él y, sabiendo que me estaban escuchando, les dije unas malas palabras, muy feas que no vamos a reproducir, y le colgué.

Llamé entonces al padre de Camila, que yo había quedado en ir a recogerlo a un parque. Él fue el que me dio la noticia de que la habían detenido. Ahí también me temí lo peor y acerté: segunda emboscada. Llegué con la moto cerca del padre y me detuve a media cuadra de allí. Su padre estaba esperando sentado. Pero en una banda del parque vi medio oculta a una patrulla y en la otra banda a otra.

Yo me percaté enseguida y llamé al padre de Camila por teléfono y le dije "muévete, ponte a caminar hacia el mismo sitio por el que has venido". El hombre lo hizo y las patrullas se movieron. Lo volví a llamar y él mismo se había dado cuenta. Me dijo: "Eso es para ti, no aparezcas". Llamé entonces a unos amigos para que fuesen a buscarlo y yo me fui. 

Para seguir leyendo:

https://www.elespanol.com/reportajes/20210717/debo-contar-cuba-descubran-escritor-anna-frank/596941588_0.html?utm_term=Autofeed&utm_campaign=Echobox&utm_medium=Social&utm_source=Facebook&fbclid=IwAR0ZlYhTAiXVmn13I1MRf86y5x05qpAHw5tghw_PHdS5iA48VVIYowKVRnE#Echobox=1626518105


La corta memoria de los cubanos



LA CORTA MEMORIA DE MUCHOS CUBANOS:

Se nos olvidò, que de 1959 a 1979, cuando el Gobierno Comunista tenìa todo el apoyo de la Uniòn Soviètica y el Campo Socialista, los cubanos que emigraron, estuvieron 20 años sin poder ver a sus familiares y amigos, muchos no se volvieron a ver!

Se nos olvidò que aùn hoy, muchos no pueden hacerlo. Se nos olvidó o nunca nos dijeron de la UMAP - Campos de concentración para concentrar y “ reeducar” a “ gusanos “ y homosexuales - para convertirlos en “ El hombre nuevo del Che “

Se nos olvidó que Tras cuatro años de la llegada al poder, Guevara se convierte en la principal bandera propagandista de la revolución cubana. Ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 11 de diciembre de 1964, el Che reconoce públicamente los fusilamientos en Cuba. "Fusilamientos, sí, hemos fusilado, fusilamos y seguiremos fusilando mientras sea necesario. Nuestra lucha es una lucha a muerte", y que desde que empieza la escuela desde 1959 hasta la actualidad te obligan a decir consignas cómo, (pioneros por el comunismo seremos como el che!!) Un asesino indiscutible..

Se nos olvidó que ser religioso de cualquier religión era mal visto y podían no dejar que tus hijos estudiaran por esa razón . Sacerdotes y monjas extranjeros fueron expulsados de Cuba .

Se nos olvidò que no podìamos tener relaciones con extranjeros.

Se nos olvidò que existiò una Libreta de Productos Industriales a la que decìamos "Maria La O".

O te tocaban medias ò te tocaban calzoncillos.

Se nos olvidó las escuelas al campo, a donde nos llevaban y separaban de nuestros padres con solo 11 o 12 años y a trabajar como esclavos en el campo, y si no cumplías la norma (salvaje norma para un hombre no para un niño) te arrancaban la oportunidad del pase el fin de semana y reunirte con tu familia, ya desde niños estábamos siendo torturados y a penas lo notábamos con tan corta edad.

Se nos olvidò que la Libreta de productos alimenticios cada dia tenìa menos alimentos.

Se nos olvidò el "No los queremos, no los necesitamos".

Se nos olvidaron las "Diplotiendas", donde se compraba en dòlares.

Se nos olvidò que no tenìan ni vidrieras.

Se nos olvidò que les pusieron unas cortinas para que no pudièramos ver lo que se vendìa adentro.

Se nos olvidò que a ellas, no podìamos entrar.

Se nos olvidaron las "Diplofarmacias".

Se nos olvidò que a esas tampoco podiamos entrar, ni en los "Diplogarages" gasolina echar.

Se nos olvidò que inventaron los Certificados A, B y C y que habìa que cruzar el Niagara en bicicleta para conseguirlos.

Se nos olvidò que a los "tècnicos extranjeros", los de los Paìses Socialistas, era a los que habìa que "jinetear" para poder comprar en las tiendas de Cubalse porque nosotros no podìamos y ellos sì.

Se nos olvidò que habìa que inventar de todo para vivir un poquito mejor.

Se nos olvidò que, cuando "Cuba estaba buena", que era la època del CAME, habìa que dejar de trabajar y hacer una cola de 3 horas en Sears para comprar unas latas de salchichas, un pedazo de queso y "confituras finas". Productos que no veìamos hacia años.

Se nos olvidò que sin embargo ellos, recibìan regularmente en sus casas una "factura" por ser ellos.

Se nos olvidò que estuvimos muchìsimos años sin ver a un turista,

sin saber lo que era un turista porque nos enseñaron que el Turismo era malo.

Se nos olvidò que un dìa nos dijeron que comenzarìan a llegar turistas, pero que eso era un "mal necesario".

Se nos olvidò que nos aclararon que ellos seguìan siendo nuestros enemigos.

Se nos olvidò que nos advirtieron que debìamos estar preparados para una "guerra ideològica".

Se nos olvidò que perdimos esa "guerra ideològica".

Se nos olvidò que no podìamos entrar a los hoteles.

Se nos olvidò, que en Cuba, desde que ellos llegaron al poder, la cosa nunca estuvo buena.

Se nos olvidò que, cuando uno trabaja, su salario le debe alcanzar para vivir decentemente.

Se nos olvidaron las promesas que nos hicieron y con eso, se nos olvidò la dignidad.

Se nos olvidò que "resistir" no es vivir.

Se nos olvidò que la "Revoluciòn" no se hizo para eso.


Se nos olvidò que nada de eso tuvo que pasar.

En fin, se nos olvidò, que en cadenas vivir, es vivir en afrenta y oprobio sumidos.

Se nos olvidò que todo eso pasò.

Pero lo peor es, que se nos olvidò, que ellos son los mismos desde 1959.

Otros :

Se olvidó que

La reforma agraria no le dio la tierra a los campesinos, se la quito a los terratenientes y paso a ser propiedad del estado; y dejó de producir!!

En 1959 éramos 6 millones de habitantes y había 6 millones de cabezas de ganado en Cuba, el país se autoabastecía de los alimentos fundamentales de la canasta familiar cubana.

Se nos olvido que el gobierno no crea riqueza solo le quita al que produce para repartirlo entre los demás que no producen y terminan no produciendo nada. Así que la educación y la salud no son gratuitas en Cuba, la pagamos con la plusvalía de nuestros miseros salarios y la libertad!

Cuba está hoy por debajo de los índices de pobreza que tenía en 1959, cuando el peso cubano estaba a la par del dollar y el azúcar se cotizaba a 12 centavos en el mercado internacional.

Hoy ya son 61 años de dictadura comunista ,

De Cuito Cuanavale no hablemos. La guerra de Angola solo sirvió para entronizar en el poder a José do Santos cuya hija es hoy la multimillonaria más grande de Africa con el comercio de diamantes y petróleo, para eso murieron más de 2000 cubanos.

Se te olvido buscar en la verdadera historia.

Los hermanos Ortega en Nicaragua son millonarios.

La familia de Chávez en Venezuela son millonarios

Yaser Arafat le dejo una herencia de 60 millones de dólares a su viuda, que nunca visito Palestina.

Los hijos De Castro viven en Chile, en Suiza y en Turquía como reyes, con el dinero que a ti te niegan para comprar recursos para el país.

Busca la historia

Se nos olvidó que hasta creer en Dios era delito se te olvidó que tener familia en Estados Unidos era delito, que el servicio militar es obligatorio y muchos los mandaron Angola a perder su vida, se te olvidó las tienda del oro donde tuvimos que venderle El Oro más barato del mundo y otras cosas más.

Se olvidaron que por llevar pelo largo y escuchar rock te esperaban al terminar los conciertos con guaguas para meterte preso, pelarte, descoserte los pantalones y hacerte cartas de peligrosidad

👏👏👏👏Se nos olvidó que los primeros celulares que se permitieron tener, tenía que ser a nombre de algún extranjero porque a los cubanos no se nos permitia abrir línea telefónica.

Se nos olvidó que muchos trabajadores de los aeropuertos perdieron sus trabajos por aceptar una revista de los aviones. Se nos olvidó que durante años fue prohibido entrar a las mejores playas de Cuba, eran solo para extranjeros. Se nos olvidó que a inicio de las tiendas en CUC los cubanos teníamos que comprar en las tiendas artesanales por no contar con CUC. Se nos olvidó que muchas personas pagaron muchos años de cárcel, por poseer dólares americanos. El se nos olvidó, se olvidó que nos cambiaron( PATRIA Y LIBERTAD) POR PATRIA O MUERTE 💀 el se olvido se hace infinitooooo

sábado, 17 de julio de 2021

No, no son fake news.

 



¿FAKE NEWS?

Por Jorge Fernandez Era

Hay fake news cuando el presidente de la nación interviene ante su pueblo y habla de «calle para los revolucionarios», de que «la orden de combate está dada», y no tiene el coraje de reconocer su irresponsable y criminal llamado. De otra manera no se entiende el discurso conciliador de los últimos días, el no haber insistido en el apartheid callejero, en que el «periodista» Humberto López ―con la anuencia de Díaz-Canel― mutile la intervención del domingo y elimine aquel fragmento por el que se ha criticado a su defendido. Y que a las voces discordantes se les acuse de decir «lo que les da la gana», de «interpretación malintencionada de que se convocó a una guerra civil».

Hay fake news cuando el primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba declara que este país es «alérgico al odio», e ignora la cantidad de gente a los que se les ha jodido la vida por el solo hecho de pensar diferente. Olvida que hace cuarenta años se instigaron actos de repudio que hoy resurgen con fuerza inusitada, donde no solo se grita desaforadamente bajo el amparo de las fuerzas del orden, sino que se golpea, se veja, se trata a seres humanos como apestados, se les impide caminar libremente e incluso habitar la tierra que los vio nacer, donde se recurre al silencio y a la desinformación porque no hay cómo demostrar ―uno de tantos ejemplos― que la manifestación del domingo frente al Instituto Cubano de Radio y Televisión de varios artistas e intelectuales no fue pacífica ―como no lo fue, según ellos, la del 27 de noviembre frente al Ministerio de Cultura―, que el odio, la represión, la golpiza no vino del «pueblo combatiente», que esos muchachos no fueron tirados como basura sobre un camión y detenidos por el solo hecho de exigir quince minutos para expresarse en una televisión supuestamente pública.

Hay fake news cuando ―en muestra de odio, racismo y desprecio por esa parte del pueblo cubano que en inequívoca muestra de estallido social se manifestó en el país entero― se tilda a todos de delincuentes, desclasados, vándalos, mercenarios, vendepatrias y anexionistas, y se mete en el mismo saco a aquellos que inicialmente fueron calificados ―vaya paternalismo infame y discriminatorio― de «revolucionarios confundidos». A ninguno de estos últimos se les invita a los medios para que expliquen qué oscuro mecanismo les hizo desconocer a un Partido omnipresente que piensa por nosotros, nos arrulla y protege de influencias malignas.

Hay fake news cuando se repite hasta el cansancio que los sucesos no fueron espontáneos (si así fuera cabría exigir la renuncia en pleno del ministro del Interior y de la jefatura de la Seguridad del Estado, por no prevenir «lo que se cocinaba») o que la «escoria» se enseñoreó de nuestro espacio vital, cual «rezago del pasado capitalista».

Hay fake news cuando el ministro de Relaciones Exteriores, en una de las revelaciones más desfachatadas de hasta dónde puede llegar el cinismo, achaque el apagón digital a las dificultades económicas que sufre el país ante la intensificación del bloqueo norteamericano, cuando días antes el propio Gobierno apuntó, en un análisis del comportamiento de la economía en el primer semestre del año, que el sector de las telecomunicaciones ostentaba los mejores resultados. Las mentiras de Bruno Rodríguez Parrilla, el afán de no aceptar que le han cogido miedo al miedo, no hacen sino reafirmar que los timbales para defender los principios quedaron archivados en el oscuro almacén del Ministerio de Relaciones Exteriores, hace mucho representado por un Canciller de la Dignidad.

Hay fake news cuando miles y miles de cubanos protestaban el 11 de julio y el Noticiero del Mediodía de la Televisión Cubana y otras plataformas informativas afines no hicieron mención del asunto, ni siquiera para exaltar la «repuesta revolucionaria», y dieron a entender que en Cuba no pasaba nada. Cuando los medios solo resaltan los actos de vandalismo ―los mismos que han sido aplaudidos si acontecen allende las fronteras― y hacen mutis de multitudinarias protestas como la acontecida en los alrededores del monumento a Máximo Gómez en la entrada de la bahía, donde las imágenes hacen obvio no el desembarco de marines del ejército yanqui, sino de agentes que portan troncos nada improvisados ―ignorando el cuidado que, según Canel, se les exige para «evitar excesos»―, a la vez que otros les facilitaron el trabajo y encerraron en un cerco a los manifestantes.

Hay fake news cuando dirigentes, periodistas y analistas encubren las verdaderas causas de los acontecimientos. Nada se dice de un Ordenamiento que ha hecho más mísera la vida de los sectores humildes de la sociedad y que fue impuesto a Pepe Cojones después de aplazarse, de esperar «el momento más adecuado». Tampoco es importante que el asalto a las tiendas en moneda libremente convertible sea también resultado de los oídos sordos ante el repudio a la medida más impopular de los últimos años, esa que impone el dólar y niega la soberanía por la que tanto se ha luchado, que tira a mierda cualquier consigna que pondere la independencia defendida durante más de ciento cincuenta años. Tampoco se habla de que decisiones como la tomada hace menos de una semana de cancelar los aranceles a productos deficitarios, o la de hace muy poco de permitir que los campesinos dispongan de la carne y la leche de sus vacas, fueron reclamos durante un tiempo que se prolongó demasiado, y que solo el Estado, con su ofuscada predisposición a los cambios, pospuso sin que le temblara el pulso, precisamente por hacerse dueño incuestionable, indiscutible, absoluto, del pulso de los acontecimientos. Se acepta que la última zafra es una de las peores de la historia, pero no tienen la decencia de informar ―el populacho no está preparado para ello― a cuánto asciende la producción del último año. Esta masa inerte de gente desagradecida e incapaz no merece se le explique bajo qué concepto los principales rubros económicos están en manos de unas Fuerzas Armadas que no tienen por qué rendir cuentas a sus «soldados» de la labor «militar» que realizan ―tarea demasiado engorrosa para nosotros los civiles― y que esconde sabrá Dios cuántas sorpresas, ni qué salario devengan, cómo viven los que intentan convencernos de que el sacrificio de hoy es el fruto maduro de un mañana luminoso.

Hay fake news cuando los candidatos vacunales contra la covid son utilizados como propaganda para ocultar un sistema de salud que colapsó mucho antes de que apareciera la enfermedad y de que las políticas de Trump hicieran más precaria nuestra existencia, desde que se proclamara para el 2030 una sociedad próspera y sostenible que, con bloqueo y todo, ni Raúl ni Canel ni Marrero ni el Buró Político ni esa Asamblea Nacional que solo representa a los unánimes se han tomado el trabajo de explicar en qué consiste.

Hay fake news en una Revolución y un Socialismo cada vez más virtuales y alejados del alcance de la gente.


miércoles, 14 de julio de 2021

Los cubanos dignos opinan



  Los dignos: Ana Rosa Díaz Naranjo, escritora y actriz. 


Odio el abuso, la injusticia. Le he entregado mi vida al arte desde esta pequeña aldea. Los artistas nos debemos a nuestro pueblo. A este pueblo que año tras año, disciplinado, espera una luz que jamás llega. Y me resulta triste e indignante ver a las personas matándose a golpes entre sí. Gritando unos pocos por la calle, como perros con rabia, sanguinarios, enviados del infierno. Rojos de ira, con el deseo ferviente de golpear a su hermano. Felices porque les dijeron Mata. Reprimiendo. Mintiendo todo el tiempo, manipulándolo todo. Queriendo tapar el sol con un dedo. Hermanos contra hermanos por no pensar igual. Señor mío, nada ni nadie en este mundo es idéntico! Duele el silencio cómplice de los intelectuales, de los artistas ante este acto genocida contra un pueblo desarmado y hambriento. Un pueblo que solo desea vivir como seres humanos y se le respeten sus derechos. No puedo callar. Esto es la gota que rebasó la copa. Jamás imaginé que una cosa así pudiera pasar. Pero está pasando. Y yo, que con tanto orgullo ostenté durante tantos años haberme ganado un sitio en dos de las filiales de la Uneac, como escritora y como actriz, hago pública mi renuncia de esta institución. Que Dios les perdone tanto silencio, tanta complicidad con el mal. LO QUE ESTÁ MAL ESTÁ MAL. Y ESTÁ REMAL. No hay justificación posible. Que Dios nos proteja. VIVA CUBA LIBRE. Y firmo esto: Ana Rosa Díaz Naranjo.

Los cubanos opinan:



 Vicente Rojas

En todo lo que llevo de vida, nunca había sentido una ira tan intensa como la que siento ahora, me encuentro bajo los efectos de un profundo disgusto y pido disculpas a quiénes consideren mis palabras ofensivas.

Es triste y frustrante ver como una vez más, la tiranía cubana se convierte en el verdugo implacable de su propio pueblo, como ya lo ha hecho en innumerales ocaciones a través de toda su horrible historia . 

No, no perderé el tiempo pidiéndole a los tiranos que dejen de hacer lo que mejor hacen, que es humillar y hacer sufrir a las personas destruyendo sus ya angustiadas vidas, no, porque esa es su gran especialidad y sería como pedirle "Peras al Olmo". Pero si quiero recordarles a los militares cubanos y agentes del orden público, que ellos y sus familiares también son parte de ese heróico pueblo y que por tal motivo, no acaten ninguna orden destinada a masacrar a la población, todos somos seres humanos en los cuales no existe la perfección y por ende cometemos graves errores, hoy tienen una gran oportunidad de enmendar sus los mismos, actuar dignamente y ser recordados por sus seres queridos como hombres y mujeres dignos y no como unos miserables asesinos.

Algo bueno de lo que lamentablemente ocurre, es el hecho de que esta vez, la comunidad internacional y todos en este planeta, han podido ver la verdadera naturaleza del régimen dictatorial cubano, que ha quedado al descubierto de manera clara y precisa.

Por lo tanto me pronuncio a favor de nuestro pueblo y le ofrezco mi apoyo incondicional a todos los que están en las calles exigiendo libertad. Es inaceptable e indignante la manera tan cruel con la que las autoridades cubanas han estado tratando a nuestros hermanos, que con gran valor han salido a las calles a manifestar su descontento y a exigir que se respeten sus derechos. Es absolutamente vergonzoso lo que está sucediendo en nuestro país, nunca imaginé que el mismo gobierno alentara a sus ciudadanos a enfrentarse los unos a los otros, propiciando un brutal derramamiento de sangre, que horror!!!.

Que cubano digno no habría soñado con un momento como este?, que deja ver claramente que al fin se ha perdido el miedo, ese miedo que hemos llevado por tanto tiempo en nuestras almas y que hoy afortunadamente ha dejado de existir, convirtiéndose en la reivindicación y el renacer de un pueblo que ha sufrido toda clase de humillaciones y abusos durante décadas. 

Ahora llegó el momento de cambiar esa horrible realidad y alcanzar la ansiada libertad por la que tantos cubanos han dado sus vidas. Honremos a todos los que de una forma u otra han luchado por la libertad de nuestra patria. Adelante hermanos, la victoria es de quien más resiste y tiene un alto precio, pero la buena noticia es que siempre estaremos dispuestos a pagar por ella. Patria y Vida....Viva Cuba libre...

Opiniones desde Cuba: Los dignos

 



Los dignos: Luis Alberto García, actor.


Copio de su muro (ya que no se puede compartir) las palabras que acaba de escribir... Una reflexión importante, necesaria, contundente.


Dice Luis Alberto García:

Vi y escuché su alocución, Presidente.

Si como usted dijo,  no todos los que participaron en las protestas eran delincuentes o contrarrevolucionarios, sino que en ellas también hubo y hay personas que apoyan a la Revolución que estaban y siguen molestas con razón y hasta “confundidas”, ¿por qué esa misma noche en el Noticiero Nacional de Televisión luego de entrevistar a defensores de la Revolución que salieron ante su llamado a que tomaran las calles que “son de los revolucionarios”, el locutor dijo que esa era la respuesta a los “lacayos del imperialismo”? En otros espacios y reportajes ya se reitera eso mismo. ¿LACAYOS? ¿TODOS? ¿Usted dijo una cosa y la prensa otra y no sucede nada?

¿No sería mejor autorizar legalmente las protestas de los ciudadanos? ¿Revolucionarios o no? Usted mismo ha reconocido que no todos votaron por la Constitución o por usted. Conoce las cifras.

Las penurias de seguidores y detractores se igualan ante quien ha sido votado por la mayoría para dirigirlos a TODOS.

El bloqueo americano existe, es real, es injusto, pero sufrimos el bloqueo interno, también injusto, de burocráticos y errados métodos de dirección o planificación que se han anquilosado en el tiempo.

Molestias, carencias, hastíos y cansancios, hay para regalar en Cuba, gracias a los dos.

Protestar, opinar, manifestar su desacuerdo, exigir explicaciones por parte de cualquier ciudadano que sufre, aún cuando lo exprese a gritos, no puede convertirlo en una larva que merece ser aplastada. Es un CIUDADANO y así está refrendado por la Constitución, haya votado por ella o no.

Funcionarios públicos y la prensa estatal llevan muchos meses metiendo en el mismo saco a personas de muy distintos procederes, pensamientos y credos solo por disentir, ya sea poco, regular o mucho. Según ellos, todo el que opine distinto, está recibiendo dineros y “palmaditas” del enemigo. ¿Es que el civismo no existe en Cuba? ¿Les cuesta creer que se puede opinar sin ser mercenario?

No comulgo con usted en esa idea de que las calles son “exclusivamente” de los revolucionarios.

Las grandes frases construidas de manera tan general pueden ser interpretadas y llevadas a la práctica de muchas maneras diferentes. Para todo el bien y para todo el mal.

Las calles de este país deben y tienen que ser de todos los cubanos y cubanas. Son espacios públicos para CONVIVIR y EXPRESAR opiniones en el sitio en que no escogimos nacer.

Me preocupan varias opiniones peyorativas que se han vertido acerca del “comportamiento marginal y el reiterado uso de las malas palabras” por parte de un sector de los que protestan. Vamos a ver: la inmensa mayoría de los que así se expresan fueron a las escuelas cubanas y repitieron durante años y cinco días a la semana, que serían como el Ché. Evidentemente algo salió mal y merece estudios profundos. Ya es algo que no desaparecerá prohibiendo un género musical ni con diez decretos. Lastimosamente es lo que que hay. Pero son PUEBLO, a no dudarlo.

La libérrima interpretación de su frase azuzando a cubanos contra cubanos ha traído como consecuencia en varios incidentes (que circulan en las redes, filmados por gente de su pueblo y el mío) desmanes, abusos de poder y violencia extrema por parte de las fuerzas del orden público,  uniformados o no.

Y no critico que la policía haga su trabajo cuando se trata de enfrentar hechos vandálicos que son delitos en cualquier parte del mundo y que también tuvieron lugar en algunos sitios. Todas las policías en todos los confines, tienen esa encomienda: reprimir al que “delinque”.

Revise nuevamente, por favor, todos los videos que por ahí circulan. No los que son falsos, que también los hay. Los reales.

Hay en varios de ellos verdaderas palizas, desproporcionadas y abusivas, que en mucho recuerdan a la de Rodney King, contra personas que no estaban asaltando una tienda o volteando un auto policial ni apedreando. Una cubana herida de bala en un muslo, armas de fuego cortas y largas mostradas con claras intenciones de intimidar, disparos que se escuchan, pateaduras a compatriotas que están en el piso una vez que han sido inmovilizados, ¿civiles? formados militarmente y armados con estacas que a todas luces fueron cortadas y preparadas para pegar ( vestir de civil a un agente que debería llevar uniforme para que cuele como ciudadano de a pie indignado, me parece una estratagema deshonesta). Golpear primero e interrogar mucho después es algo que no casa con lo que usted dijo. Lo peor es que el policía común no puede saber cuánta inteligencia, talento, nobleza y hasta fe pueden habitar el cuerpo que golpea. No está entrenado para detenerse a pensar en eso. 

Es demasiado feo lo que he visto, ahora que milagrosamente logré conectarme. Es lo que sucede cuando cortan el acceso a las redes: cuando lo reponen, la gente corre a ver lo que no le permitieron ver, a leer lo que en su momento le impidieron y a opinar a destiempo lo que piensan. 

Y no soporto que la televisión cubana esconda esos videos y nos diga que en otros países la represión policial es mucho peor. No hay muchas diferencias entre algo que parezca estar muy mal en otras orillas y eso mismo, en ésta, pero menos mal.

No quiero ni pensar en qué tipo de bestia rabiosa podría convertirme si veo a un hijo o una hija mía sometidos con semejantes abusos.

La violencia, cuando no se le pone coto, es algo terrible que camina a grandes zancadas en espiral ascendente. Es ciega. Ya una vez sucedió cuando el Mariel y vimos cosas espantosas llevadas a cabo por vecinos contra vecinos. 

Los golpes y heridas se producen en todos los bandos. Podríamos llegar a ser testigos de peores hechos.

Y ojo: este archipiélago ha sido cuna de grandes hombres y mujeres nobles, valientes, de espiritualidad, decencia y probada devoción por su tierra pero también  de sádicos torturadores y abusadores. No hay que desatar demonios. La Historia bien lo sabe.

Les toca a las autoridades explicar sin cansarse, intentar convencer, demostrar con hechos, escuchar, ponerse en el lugar del que protesta, atender sus demandas y darles curso, proponer y dar soluciones a problemas reales.

Fratricidio no. El pueblo contra el pueblo, blandiendo palos en lugar de criterios, no.